eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Taiwán considera "escenificación política" el juicio de activista en China

- PUBLICIDAD -
Lee Ming-che, una activista taiwanesa enjuiciada en China

Lee Ming-che, una activista taiwanesa enjuiciada en China

La esposa del activista taiwanés Lee Ming-che, juzgado en China como subversivo por sus conversaciones por internet sobre política y recabar ayuda para las familias de disidentes chinos encarcelados, calificó el juicio como pura "escenificación política".

Lee Ching-yu, esposa del activista, desveló que no le sorprendió la "confesión forzada" de Lee, en la que el taiwanés se declaró "culpable" y "arrepentido" del delito de subversión, en un vídeo difundido por el tribunal el lunes, porque "China es experta en arrancar confesiones".

En una comunicación entregada a la prensa taiwanesa en la noche del lunes, Ching-yu, afirmó que las palabras de su esposo ante el tribunal fueron "forzadas" e hizo una emotiva defensa de su marido.

"No fue un juicio en un tribunal", sino en "una oficina del Gobierno de la Gran República Popular China", apuntó la esposa del activista, encarcelado desde el 19 de marzo, día en que entró en China procedente de Macao y Taiwán.

Después del juicio, permitieron a Ching-yu ver y hablar con su esposo, bajo supervisión. "Me habló 'bajo instrucciones', pero su mano apretó mi mano, sus ojos parpadearon (...) Tras 20 años de amor, sé cuál es su verdad", dijo la esposa, que prometió "seguir defendiendo la dignidad de Lee Ming-che".

En el juicio, que fue un "drama político", se observó claramente "las diferencias de los valores fundamentales entre Taiwán y China", las costumbres de libertad y democracia de Taiwán pueden ser "rebeldía" y delito en China, dijo Ching-yu.

El inicio del proceso judicial impidió que la esposa de Lee fuese a Ginebra, el domingo pasado, para explicar el caso de su esposo ante una reunión del grupo de desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias de Naciones Unidas.

Lo que más preocupa en Taiwán es que "el caso establece un precedente de que un taiwanés puede ser detenido en China por cualquier cosa que diga o haga en Taiwán", dijo el parlamentario del opositor Partido Kuomingtang Lin Wei-chou, en rueda de prensa el lunes.

Lee reconoció el lunes haber difundido "artículos que maliciosamente atacaron al Partido Comunista de China, al sistema existente en China y al gobierno de China", al tiempo que agradeció la aplicación "civilizada" de la ley en su caso.

China, tras detener a Lee Ming-che, no anunció los cargos hasta finales de mayo, y su esposa asegura que no ha realizado nada ilegal sino "compartir la experiencia de democratización de Taiwán" con amigos chinos.

El caso de Lee ha atraído la atención de numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Amnistía Internacionao o Human Rights Watch, que han pedido su liberación.

HRW recuerda hoy en un comunicado las detenciones por parte de China de ciudadanos de otros países (como los cinco libreros y editores de Hong Kong a finales de 2015, varios de ellos europeos), y afirma que esas acciones "suponen una amenaza global para los derechos humanos".

"Los Gobiernos de otros países deberían hablar con firmeza contra esta práctica y pedir la inmediata liberación de Lee y de Peng" Yuhua, otro acusado chino en este proceso, urge HRW.

Lee, que trabajó para el independentista Partido Demócrata Progresista de Taiwán, es profesor en una universidad comunitaria y voluntario en la ONG Covenant Watch.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha