eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Turquía prohíbe la visita de diputados alemanes a una base de la OTAN, según revista

- PUBLICIDAD -
Los nuevos arrestos de activistas en Turquía son "una caza de brujas", dice ONU

Los nuevos arrestos de activistas en Turquía son "una caza de brujas", dice ONU

Turquía ha prohibido una visita de diputados alemanes a la base de la OTAN de Konya, informa hoy el semanario "Der Spiegel", un mes después de que Berlín decidiera retirar a sus soldados del puesto turco de Incirlik por el veto de Ankara a un viaje similar.

De acuerdo con ese medio, la visita de un grupo de diputados de la Comisión de Defensa del Bundestag (Parlamento) estaba prevista para el próximo lunes.

Este mismo viernes, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha comunicado telefónicamente a los parlamentarios afectados que Ankara ha vetado el viaje.

La visita de la delegación a Konya había sido preparada por el titular alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, coincidiendo con el conflicto creado con la base de Incirlik.

En ese momento se insistió en que el caso de Incirlik no era extrapolable al de Konya, ya que la primera base no es de la OTAN y la otra sí.

El Gobierno de Angela Merkel acordó a finales de junio pasado la retirada de Incirlik, desde donde apoyaba a la coalición internacional contra el grupo Estado Islámico (EI), tras meses de tensiones y ante el veto reiterado de Ankara a que la visitaran diputados alemanes.

Alemania decidió trasladar a una base en Jordania a sus 280 soldados destacados en Incirlik, así como los aviones de reconocimiento Tornado y de abastecimiento en vuelo allí desplegados.

Pese a este y otros conflictos bilaterales, Berlín ha persistido en la necesidad de mantener el diálogo con su aliado de la OTAN.

Las tensiones en torno a Incirlik arrancaron el año pasado, cuando Ankara prohibió una visita de diputados alemanes después de que el Bundestag condenara el genocidio armenio durante el imperio otomano, lo que desató las protestas de Turquía.

El veto se repitió este año, entre duras críticas de Ankara a Berlín por dar asilo a personas presuntamente vinculadas a la red del predicador islamista Fethullah Gülen, al que Turquía acusa de instigar el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio.

A esos disensos se sumó en febrero la detención en Turquía del periodista germano-turco Deniz Yucel y luego la de la traductora Mesale Tolu, ambos acusados de propaganda terrorista.

La brecha bilateral quedó también de manifiesto durante la pasada campaña del referéndum para la reforma constitucional impulsada por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cuando Alemania impidió varios mítines de ministros de ese país en su territorio.

Tampoco logró Erdogan su propósito de celebrar un acto ante sus compatriotas en Hamburgo (norte de Alemania), coincidiendo con la celebración de la cumbre del G20, el 7 y el 8 de julio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha