eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Victoria niega un intento de soborno a un implicado en el caso de espionaje

- PUBLICIDAD -
Prada pide al fiscal aclarar el intento de soborno a un imputado por espionaje en Madrid

Prada pide al fiscal aclarar el intento de soborno a un imputado por espionaje en Madrid

El consejero madrileño de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, ha negado un intento de soborno a un implicado en el caso de espionaje a cargos del Gobierno regional, y ha dicho que las acusaciones de ese implicado son una "presión a la desesperada" para que le dieran un puesto de trabajo.

Durante una visita a la sede del 112 en Pozuelo, Victoria se ha referido a la información publicada hoy por el diario El Mundo, según la cual el exdirector de la Academia de Policía de Madrid Agustín Carretero intentó sobornar con un puesto de trabajo a uno de los imputados en el caso del espionaje, José Manuel Pinto, para evitar que revelase en su declaración judicial la implicación directa del Gobierno madrileño.

Se trata, ha dicho Victoria, de una "presión a la desesperada" del abogado de Pinto para que crearan un puesto de trabajo para el que no cumplía los requisitos profesionales y técnicos, y ha añadido que la conversación que detalla el periódico está transcrita sólo de forma parcial.

Agustín Carretero -actualmente director general de Justicia en el Gobierno madrileño y presente en el acto de hoy- ha negado también que él intentara sobornar a nadie y ha dicho que la conversación con el abogado de Pinto fue "un intento de presión a la desesperada en mi persona".

Salvador Victoria ha recordado que el caso del supuesto espionaje a cargos del Gobierno regional comenzó en 2009, y que José Manuel Pinto, imputado desde el principio, "negó cualquier tipo de implicaciones al respecto".

El abogado de Pinto, ha continuado explicando Victoria, "inició una serie de presiones" para que en la Academia de Policía se creara un puesto de trabajo para su defendido, puesto "para el que no cumplía el perfil técnico ni los requisitos profesionales".

"Estas presiones le llevaron a presentar en 2012 una demanda laboral que le ha sido denegada, tanto en el Juzgado de lo social como en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid", ha agregado el consejero madrileño.

Victoria ha dicho que, en todo caso, el periódico transcribe "parcialmente" la conversación entre Carretero y el abogado de Pinto, y lo que ocurrió en realidad fue "una presión a la desesperada de este abogado" para que se creara un puesto de trabajo para su defendido "a cambio del silencio".

Respecto al hecho de que en la conversación hablaran de él, Salvador Victoria ha dicho que quien sacó su nombre fue el abogado, que pretendía "presionar".

"Los hechos son que Pinto declaró pocos días después lo que estimó oportuno, porque ese puesto de trabajo no se ha creado pese a las presiones por vía laboral y penal", ha asegurado el consejero, que ha recordado que el caso del espionaje se ha archivado en dos ocasiones y se ha vuelto a pedir su archivo en una tercera ocasión, esta vez a petición también del Ministerio Fiscal.

Carretero, por su parte, ha insistido en que él no hizo ningún intento de soborno, sino que sufrió "un intento de presión a la desesperada" sobre su persona.

Tras reiterar que Pinto no reunía los requisitos para acceder a ese puesto de trabajo, Carretero ha subrayado que la conversación que publica El Mundo está "cercenada", y que en ella él no pidió silencio al abogado de Pinto, sino al contrario, le dijo que su defendido podía decir lo que quisiera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha