eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El acusado del crimen de Laredo dice que no se siente responsable y no recuerda

- PUBLICIDAD -
El acusado del crimen de Laredo dice que no se siente responsable y no recuerda

El acusado del crimen de Laredo dice que no se siente responsable y no recuerda

El acusado del asesinato de dos personas, un hombre y su hija, en agosto de 2014 en la playa Salvé de Laredo (Cantabria), ha señalado hoy que el día del homicidio había consumido droga, que no recuerda nada de lo que pasó y que no se siente responsable del suceso porque no fue voluntario.

"No me siento responsable de mis actos. Cuando salí de casa ni por asomo pensé que iba a hacer eso", ha declarado hoy este hombre en el juicio con jurado popular que se celebra en la Audiencia de Cantabria, donde ha afirmado que no reconoce los hechos que le imputan porque no tiene conciencia de haberlos cometido.

El Ministerio Fiscal solicita 35 años de cárcel por un asesinato y un homicidio, mientras que la acusación particular, que representa a la familia de las víctimas, pide 40 años por dos asesinatos.

Durante la jornada de hoy, el acusado ha pedido perdón a la familia: "Lo siento en el alma, no era mi intención", ha afirmado antes de insistir en que no se explica "a santo de qué ni por qué motivo" cometió los asesinatos.

Los hechos por los que se está juzgando al acusado, de 52 años, ocurrieron el 17 de agosto de 2014 cuando, presuntamente, acuchilló a una mujer de 43 años que salía de la playa junto a su padre.

Este hombre, de 71 años, intentó liberar a su hija del agresor y recibió también un corte en el cuello,

Según sostienen las acusaciones, el hombre siguió acuchillando a la mujer, que se encontraba en el suelo, y tanto ella como su padre fallecieron.

El acusado ha manifestado que ese día, tras la comida, había consumido hachís y otra sustancia que cree que era cocaína, y ha añadido que salió de casa con un cuchillo con el que había estado cortando la droga.

Ha contado que recuerda que notó "un subidón fuerte", como "un pelotazo", y que comenzó a "ver cosas raras", como personas "distorsionadas", "flores que flotaban en el agua" o "un oso blanco corriendo".

Ha asegurado que perdió el conocimiento y, al despertar, estaba en el suelo, "aturdido" y boca abajo, con sangre y rodeado de gente.

En su intervención, la abogada de la defensa ha aludido a que el acusado ha consumido drogas desde los quince años, además de alcohol, y ha destacado sus ingresos en centros de desintoxicación de Madrid y Barcelona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha