eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El agresor de tres militares en Niza, interrogado por agentes antiterroristas

- PUBLICIDAD -
El agresor de tres militares en Niza, interrogado por agentes antiterroristas

El agresor de tres militares en Niza, interrogado por agentes antiterroristas

Moussa Coulibaly, el hombre detenido ayer tras haber agredido con un arma blanca a tres militares que protegían un centro judío en Niza, es interrogado hoy por agentes de la Subdirección Antiterrorista (Sdat) para aclarar sus motivaciones, según "BFM TV".

Este hombre de 30 años, que vivía en el domicilio de sus padres de Mantes la Jolie, en la periferia de París, era objeto de seguimientos por parte de los servicios secretos desde diciembre, que habían continuado en Niza, donde estaba en los últimos días.

El ministro del Interior, que anoche acudió a Niza con su colega de Defensa, Jean-Yves Le Drian, para visitar a los militares agredidos, explicó que "no se detectó ningún signo de que fuera a pasar a la acción".

No obstante, indicó que se había mantenido el seguimiento en Niza, puesto que no tenía ningún vínculo conocido con la ciudad mediterránea, donde desde hacía unos días se alojaba en un hotel próximo a la estación y se le había visto con personas marginales del barrio.

Su acción es objeto de una investigación que se ha encargado a la Fiscalía antiterrorista de París, y por eso los policías lo pueden interrogar durante 96 horas antes de presentarlo ante el juez.

Pese a apellidarse como Amedy Coulibaly, uno de los terroristas que cometieron los atentados de París a comienzos de enero -abatido el 9 de enero tras asesinar a cuatro personas en un supermercado judío-, no parece que haya ninguna relación de parentesco entre ellos.

El domicilio de sus padres en Mantes la Jolie fue registrado anoche. Un segundo hombre, de nacionalidad canadiense y de origen chadiano, también fue arrestado porque había sido visto con Coulibaly en las calles de Niza y se investiga si pudo tener algo que ver en el ataque a los militares.

Moussa Coulibaly ha sido condenado en media docena de ocasiones por hechos de delincuencia común, básicamente robos, ultraje y tenencia de drogas y apareció en el objetivo de los servicios secretos de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) en diciembre al dar signos de proselitismo religioso en el gimnasio que frecuentaba en Mantes la Jolie.

Según fuentes judiciales citadas por "Le Parisien", utilizaba las instalaciones para rezar o había hecho reproches a otros hombres por ducharse desnudos.

Aunque no era seguido de forma sistemática, la alerta sobre su persona permitió advertir a las autoridades turcas cuando el 27 de enero compró en una agencia de viajes de Ajaccio, en Córcega, un billete de ida para ir a Estambul con escalas en Niza y Roma.

Ante la sospecha de que Estambul fuera una escala en el camino para integrarse en grupos yihadistas en Siria, las autoridades turcas lo devolvieron a Francia, donde fue interrogado por los agentes de la DCRI que lo dejaron en libertad por no tener nada para llevarlo ante el juez.

Eric Ciotti, diputado conservador del departamento de los Alpes Marítimos (del que es capital Niza) se quejó de que un hombre con tantos antecedentes como Moussa Coulibaly, y después de haber viajado a una región conocida por ser "fuente de terroristas" hubiera podido volver a Francia con libertad de movimientos.

Cazeneuve recordó que hay 1.200 personas identificadas en Francia por su vinculación con las redes yihadistas en Siria o Irak.

De todas ellas, 580 han estado en alguno de esos dos países, 200 han vuelto y 185 están en camino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha