eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una vecina afirma en el juicio que oyó los gritos del hombre asesinado por su exnovio en Valladolid

- PUBLICIDAD -
Una vecina afirma en el juicio que oyó los gritos del hombre asesinado por su exnovio en Valladolid

Una vecina afirma en el juicio que oyó los gritos del hombre asesinado por su exnovio en Valladolid

Una vecina del hombre que fue asesinado presuntamente por su exnovio ha afirmado hoy que el día de los hechos escuchó golpes y peticiones de auxilio procedentes del domicilio de la víctima, donde supuestamente el que fue su pareja le asestó varias cuchilladas y le quemó cuando aún estaba vivo.

La vecina ha declarado como testigo en la segunda jornada del juicio con jurado que se sigue en la Audiencia Provincial de Valladolid contra J.G.M.M., que se enfrenta a la petición de diecinueve años de cárcel por parte de la Fiscalía por un delito de asesinato y de 37 años y medio solicitados por la acusación particular por el mismo delito con agravantes y otro de incendio.

La testigo ha asegurado que en la mañana del 30 de junio de 2014 comenzó a escuchar golpes, "lamentos" y peticiones de auxilio que supuso que provenían del piso de arriba, en el que se encontraba el domicilio de la víctima.

Las llamadas de auxilio eran siempre de la misma voz y se fueron apagando hasta que escuchó un fuerte golpe, ha relatado, antes de añadir que llamó a la Policía, que les desalojó del edificio, ya que al poco tiempo comenzó a salir humo del domicilio del hombre fallecido.

Los policías que acudieron al lugar de los hechos han declarado también en la vista oral como testigos y han indicado que llamaron a la puerta de la casa donde residía el fallecido de forma insistente pero nadie abrió.

Poco después la puerta del domicilio se abrió y salió el acusado "muy nervioso, tembloroso, manchado de negro, ensangrentado y goteaba sangre de sus manos", ha relatado uno de los agentes, que ha asegurado que al ser preguntado en varias ocasiones si había alguien más en el domicilio el procesado no contestó y que éste estaba en "estado de shock".

Ya en el exterior del edificio el acusado sólo dijo que estaba en "tratamiento psiquiátrico", ha concluido otro de los agentes, que ha explicado que de la vivienda salía abundante humo y un "olor muy fuerte".

Los dos policías que acompañaron al acusado al hospital el día de los hechos han coincidido en que se encontraba en estado de shock, que permaneció callado y que tenía arañazos en la cara y cortes en las manos.

El jefe de la dotación de bomberos que acudió a extinguir el incendio en el domicilio de la víctima ha explicado que el fuego estaba sólo en la bañera del cuarto de baño, en la que había restos de madera, de azulejos, de telas y la puerta de la estancia, que había sido arrancada.

Una vez concluida la extinción del fuego, los bomberos descubrieron que en la bañera había un cadáver calcinado, ha expresado.

Por su parte, los investigadores del grupo de homicidios han indicado que cuando registraron la casa del acusado descubrieron un taco de cuchillos, del que faltaba uno que coincidía con el modelo con el que había sido agredida la víctima.

Además, ha declarado como testigo uno de los hermanos de la víctima, que ha asegurado que el fallecido era "plenamente feliz" en junio de 2014 porque se había jubilado y empezaba a rehacer su vida después de romper la relación de amistad que mantenía con el que fue su pareja durante varios años y hasta 2008.

El testigo ha relatado que cuando la Policía le comunicó las circunstancias en las que había fallecido su hermano, pensó que el acusado podría ser el responsable.

Una amiga de la víctima y del acusado ha explicado que el fallecido estaba preocupado por el estado del procesado, ya que estaba en tratamiento psiquiátrico, pero ha indicado que no le tenía miedo, aunque ella presenció que en algunas ocasiones el acusado reaccionó con "agresividad" verbal hacia la víctima.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha