eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición siria enseñará a los rebeldes a cumplir con las normas de combate

- PUBLICIDAD -
Al Asad dice que ofrecerá "todo" a Hizbulá por su apoyo, según un diario libanés

Al Asad dice que ofrecerá "todo" a Hizbulá por su apoyo, según un diario libanés

Un punto de mira rojo oscila sobre una mujer con un niño en brazos, luego sobre un hombre que empuja un carrito de venta. Una mano aparece y aparta la cruz mortífera.

Y una voz sentencia: "En tiempos de guerra no todo está permitido. No ataques a los civiles. Porque en la guerra también hay leyes. Guerrillero, no asesino".

La secuencia forma parte de un conjunto de seis vídeos que la Coalición Nacional Siria (CNFROS), el organismo que agrupa a la oposición al régimen de Bachar al Asad, distribuirá este fin de semana en una serie de talleres organizados en Gaziantep, una ciudad del sur de Turquía.

"El objetivo es conseguir que los grupos armados irregulares que combaten en Siria conozcan y respeten las 15 normas de combate", explica a Efe en conversación telefónica Osama Abu Zayd, coordinador de los talleres.

Se trata de una experiencia piloto, precisa, y añade: vendrán participantes desde Siria, pero la idea es llevar a continuación los talleres a las zonas de combate, sobre todo a la ciudad de Alepo (Siria), para conectar de forma más inmediata con los milicianos.

Abu Zayd subraya que está en contacto con la cúpula directiva del Ejército Libre de Siria (ELS), las siglas bajo las que se agrupa la mayor parte de las brigadas que combaten contra Al Asad, a menudo de forma autónoma y sin una coordinación clara.

El ELS aún no participa en la organización de esta primera ronda de talleres, pero se prevé que en las próximas ocasiones sí lo hará, al igual que Ahrar al Sham, una agrupación de brigadas islamistas y salafistas que lucha contra Al Asad fuera del marco del ELS.

"Queremos conseguir que el ELS se comprometa formalmente a cumplir con las quince reglas de la guerra, elaboradas en colaboración con la organización humanitaria 'Llamamiento de Ginebra' ", detalla Osama Abu Zayd.

La citada organización, con base en Suiza, trabaja desde el año 2000 con decenas de grupos armados del mundo para conseguir que se adhieran a unas reglas ideadas para proteger a los civiles y el personal sanitario.

No atacar a civiles, no disparar nunca contra ambulancias ni usarlas para acciones de combate, no emplear a niños soldados, no usar armas prohibidas, como pueden ser las químicas, no saquear propiedades privadas, no incurrir en acciones de venganza, socorrer a heridos de cualquier bando... son sólo algunas de las normas ilustradas con sencillos dibujos en un librito titulado "Guerrillero, no asesino", que se distribuirá en los talleres.

¿Se vulneran estas normas hoy por hoy?

Osama Abu Zayd asegura que el Ejército gubernamental sí ha utilizado ambulancias para infiltrar a combatientes en algunas ocasiones, y que ello ha llevado a errores.

"El problema es que la Media Luna Roja, la única que opera por ahora en Siria, no es independiente del régimen, no puede actuar libremente; de hecho, hay miembros del organismo que están en la cárcel", afirma Abu Zayd.

"Pero queremos insistir en que los combatientes deben respetar las ambulancias siempre", añade.

Los primeros 3.000 ejemplares del librito de normas se empezarán a distribuir el próximo fin de semana, y "dentro de un mes nos llegarán otros 20.000", adelanta el activista.

Garantizar una actitud respetuosa de los guerrilleros con la población civil puede ser crucial para el éxito de la rebelión, dado que en diferentes zonas sirias se multiplican las quejas sobre saqueos, secuestros o robos por parte de milicianos que a menudo se identifican como parte del ELS, aunque es difícil establecer qué vínculo tienen con él.

Según varias fuentes, el descontento por esta actitud ha contribuido a elevar el prestigio de la brigada islamista Yabhat al Nusra, más disciplinada.

Por otra parte, desde hace meses, las Asambleas Ciudadanas, una agrupación de activistas en las zonas de Siria fuera del control del régimen, están organizando talleres de formación para policías, apunta Hefiz Abdulrahman, un activista sirio exiliado en Turquía.

Esos cursos no tienen relación con la CNFROS ni se dirigen a combatientes, sino que procuran garantizar que se pueda mantener el orden en las zonas sin gobierno, respetando en todo momento los derechos humanos, detalla.

Ilya U. Topper

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha