eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición venezolana embriagada por el triunfo y el chavismo continúa agenda

- PUBLICIDAD -
La oposición venezolana embriagada por el triunfo y el chavismo continúa agenda

La oposición venezolana embriagada por el triunfo y el chavismo continúa agenda

Una semana después de las parlamentarias, la oposición continúa celebrando la victoria al conseguir por primera vez una supermayoría de dos tercios, mientras que el chavismo aprovecha el tiempo que le queda con la Cámara bajo su control.

La plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) celebró, una vez más, el triunfo que les elevó por encima del oficialismo con casi dos millones de votos, que les dieron 112 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional (AN) y con el cual han roto la hegemonía chavista del cuerpo legislador.

Cientos de opositores se concentraron en una plaza del este de Caracas para celebrar en un concierto denominado "Gracias Venezuela" la victoria con la que la coalición opositora.

"Este es el concierto con el cual la Unidad Democrática le da las gracias a todo el pueblo venezolano, no solamente por al victoria del 6 de diciembre, sino también por la capacidad de conservar la serenidad, la fortaleza de saber que vamos a seguir avanzando", dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, desde el lugar.

Torrealba pidió además seguir "avanzando con determinación, avanzando con firmeza, con claridad, sin perder el foco".

"Así como logramos la victoria del 6 de diciembre -dijo el portavoz opositor- lograremos todas las victorias que vienen, con determinación, sin angustia".

En la misma jornada el Parlamento convocó a una sesión de la Cámara el próximo martes, la última sesión ordinaria del Parlamento venezolano antes de que presten juramento los nuevos diputados electos.

El llamamiento lo hizo hoy el secretario de la AN, Fidel Vázquez, a través de la red social Twitter, para el próximo día 15 de diciembre a las 10.00 hora local (14.30 GMT), día a partir del que, según la Constitución venezolana, la Cámara actualmente controlada por el chavismo, deberá entrar en receso.

El Parlamento, que ha sido presidido por el oficialismo los últimos 15 años, no volverá a reunirse en plenaria hasta el próximo 5 de enero, día en que la oposición, por primera vez en tres quinquenios, asumirá el control y la directiva del órgano legislador.

La AN ya se reunió el pasado jueves, una jornada que el chavismo aprovechó para apurar las decisiones que le competen al Parlamento y que resultan de especial importancia para el oficialismo.

El actual presidente de la AN, Diosdado Cabello, tras la derrota que dejó al chavismo con 55 de los 167 diputados de la cámara, se comprometió a cumplir con la agenda legislativa que la bancada oficial tiene preparada y que incluye la designación de una docena de magistrados que se integraran al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

A partir del martes, funcionará la "Comisión Delegada", integrada por Cabello, y toda la directiva de la cámara, un apéndice que podrá tomar decisiones hasta el 4 de enero.

Por su parte, el excanciller venezolano Elías Jaua, uno de los 55 diputados oficialistas elegidos el pasado domingo, advirtió de que este es el momento de que se impulsen las "rectificaciones" en el chavismo.

"Hace 8 días se nos acabó el tiempo de los diagnósticos. Es hora (de) que nosotros impulsemos las rectificaciones que sabemos hay que hacer", escribió Jaua en un mensaje en la red social Twitter.

El pasado domingo "el pueblo fue claro", admitió Jaua en otro mensaje, por lo que instó a sus compañeros a "empezar desde abajo y desde adentro, para salvaguardar el futuro de la Patria".

La de Jaua, que ha sido canciller y vicepresidente del país, se suma a otras voces del oficialismo que han pedido en todos los niveles la rectificación de varias áreas dentro de la militancia o en el Gobierno.

Desde entonces el chavismo comenzó un proceso de "revisión" después de interpretar la derrota como un mensaje de "castigo" contra las políticas del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, principalmente por el deterioro económico que experimenta el país con las mayores reservas comprobadas de petróleo del mundo.

El mandatario venezolano aseguró el sábado que este nuevo escenario avizora "una crisis de grandes dimensiones" por la lucha de poderes que supone la victoria opositora.

A la par de la resaca electoral, el país se mantiene a la expectativa de las decisiones que tomará el Ejecutivo tras el revés electoral y por el que Maduro pidió a su gabinete poner sus cargos a la orden para iniciar un proceso de "reestructuración, renovación y reimpulso" del Gobierno.

Mientras que la nación atraviesa uno de los momento económicos más difíciles de los último 17 años en la que se junta la caída de los precios del petróleo, las reservas internacionales en uno de sus niveles más bajos, la inflación que las autoridades venezolanas estima cerrará por el 100 %, y una contracción de 4 %.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha