eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las redes sociales, un arma de doble filo para los políticos

- PUBLICIDAD -
Las redes sociales, un arma de doble filo para los políticos

Las redes sociales, un arma de doble filo para los políticos

Las usan para opinar sobre temas de actualidad, dar exclusivas e incluso recomendar libros, series y actuaciones musicales. Gracias a las redes sociales los políticos consiguen estar más próximos a los ciudadanos, pero los expertos advierten de los peligros de esta 'sobreexposición'.

Escribe a diario en su cuenta personal de Twitter, donde informa sobre actuaciones policiales, debate sobre cuestiones en ocasiones polémicas como el derecho a manifestarse, anuncia sus actos públicos y entrevistas en los medios e incluso recomienda series de televisión.

La página de Twitter de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, una de las 'tuiteras' más activas del panorama político madrileño, refleja su interés en las nuevas tecnologías: en su foto de perfil aparece manejando una tableta y son frecuentes las interacciones con otros usuarios de la red, con los que debate y a los que responde dudas sobre temas de su competencia.

Sin embargo, la red social de moda entre los políticos le ha jugado malas pasadas, como señala en uno de sus tuits más recientes, en el que afirma que agradece las críticas pero que "por desgracia" últimamente recibe más bien amenazas e insultos.

Al respecto, ha aconsejado a los que se encuentren en esta situación que hagan captura de pantalla y lo denuncien a la policía, como hace ella, que se ha mostrado tajante al decir que no tolerará las amenazas (algunas de muerte) vertidas contra ella y sus familiares y que "llegará hasta donde tenga que llegar" para ponerle "freno" a través de los cauces legales.

Éste es el mayor riesgo que tienen que tener en cuenta los políticos que se someten a la "exposición" de las redes sociales, según declara a Efe Rafael Campoamor, consultor de la Asociación Española de Responsables de Comunidad y Profesionales Social Media (AERCO-PSM) especializado en política.

Aún así, considera que a los políticos les "compensa" porque pueden saber directamente qué le preocupa a la gente y "defenderse" ellos mismos, mientras que para los ciudadanos redes sociales como Twitter son una fuente directa de información en la que se enteran de lo que dicen sus representantes "sin pasar por el filtro de la prensa".

Asegura que no hay un "manual" de cómo estar en Twitter, pero recomienda que los políticos siempre tengan alguien detrás para ayudarles, aunque sea un consultor, porque estar en la red "quita tiempo" y no conviene "tenerlo por tenerlo", sino que hay que estar "activo".

De hecho, lo habitual es que los políticos no sean los únicos que controlan sus cuentas de Twitter, como ocurre con el presidente regional, Ignacio González, que señala que en su perfil interviene su equipo, lo que se percibe en el tono institucional de muchos de los mensajes, con enlaces a notas de prensa.

El 1 de mayo González inauguró el primer chat de la página web de la Comunidad de Madrid para responder a las preguntas de los ciudadanos y así dar "un paso más en la política de comunicación y transparencia".

Su antecesora en el cargo, Esperanza Aguirre, también cuenta con ayuda en su Twitter, donde tiene más de 155.000 seguidores, aunque en su caso es más habitual encontrar reflexiones personales sobre la situación económica ("de las crisis no se sale con más subvenciones a sectores económicos en declive") o los 'escraches' ("una forma de llamar a todo lo que antecede a la agresión física").

La presidenta del PP de Madrid, que está presente en otras redes sociales como Flickr, Youtube y Facebook, cuenta también con un blog, al igual que la alcaldesa de la capital, Ana Botella, que lo estrenó hace unos días y en el que ha criticado que algunas personas usen Internet para "difundir información parcial, sesgada, o directamente falsa".

La portavoz de Equo Madrid, Inés Sabanés, reconoce a Efe que le falta tiempo para publicar en su blog y en Facebook, pero por el contrario está al día con su cuenta de Twitter, en la que le gusta relacionarse con otras personas y ver "distintas posiciones", ya que dice que los políticos están acostumbrados a "escuchar en una sola dirección".

"No he tenido incidentes pero sí discrepancias", comenta.

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, es otro de los políticos de izquierdas de Madrid que participa activamente en Twitter, con un perfil claramente político, al igual que el diputado y portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo.

El que ha dejado de estar en Twitter es el secretario general del PSM, Tomás Gómez, que para el consultor de AERCO-PSM es un ejemplo de "malas prácticas" en las redes sociales, ya que utilizó su cuenta de forma intensa en las elecciones regionales de 2011 para desactivarla al poco tiempo.

A juicio del experto en comunicación con nuevas tecnologías, la mayoría de los políticos hacen "un gran trabajo" con las redes sociales, con las que consiguen "ganar visibilidad", "humanizar" su imagen y hacer "marca personal".

Más allá de los casos madrileños de Aguirre y Cifuentes, en el panorama político nacional destaca a los diputados Alberto Garzón (IU) e Irene Lozano (UPyD); al vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, y a su homóloga en el PSOE, Elena Valenciano, quien dejó de usar Twitter después de que empezaran a "perseguir" a sus hijos. Sol Carreras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha