eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El líder sindical surcoreano refugiado en un templo se entrega a la policía

- PUBLICIDAD -
El líder sindical surcoreano refugiado en un templo se entrega a la policía

El líder sindical surcoreano refugiado en un templo se entrega a la policía

Han Sang-gyun, líder del segundo mayor sindicato de Corea del Sur acusado de organizar protestas violentas, se entregó hoy a la policía con una gran despliegue mediático tras 25 días atrincherado en un templo budista en pleno centro de Seúl.

Agentes de policía surcoreanos detuvieron al presidente de la Confederación de Sindicatos de Corea (KCTU) a las puertas del templo de la orden Jogye, el más famoso de la capital, después de que éste abandonara el recinto por voluntad propia, según mostraron las imágenes de la televisión surcoreana SBS.

Varias decenas de ciudadanos se concentraron a las puertas del templo para apoyar al líder sindical y otros tantos para pedir su arresto, mientras un millar de policías fueron desplegados en las proximidades, una situación que despertó temores a posibles incidentes.

La Policía y los monjes de Jogye negociaron la salida de Han en los pasados días y los agentes incluso amenazaron con entrar al templo por la fuerza el miércoles, pero finalmente los religiosos convencieron al acusado para que saliera por su propio pie en un caso que ha despertado gran atención en la sociedad surcoreana.

El líder sindical fue señalado por la Policía como uno de los instigadores de los actos violentos producidos en la protesta masiva del 14 de noviembre en el centro de Seúl y dos días después decidió refugiarse en el templo en lugar de acudir a la citación judicial.

En aquella manifestación contra el Gobierno tuvieron lugar brutales enfrentamientos entre los asistentes y los antidisturbios que dejaron a un anciano en coma, decenas de heridos y numerosos destrozos en materiales urbanos y autocares de la Policía.

Corea del Sur ha vivido en las pasadas semanas una fuerte conflictividad social por el rechazo de los sectores progresistas a la nueva ley del trabajo -que aseguran facilita el despido y resta derechos laborales- y a la unificación de los libros de historia para eliminar los contenidos considerados "de izquierdas".

El KCTU afirmó hoy en un comunicado que la entrega voluntaria de Han supone "un esfuerzo para continuar la lucha contra la reforma laboral" y prometió organizar una huelga el próximo miércoles.

Es tradición en Corea del Sur que los líderes de movimientos sociales perseguidos por las autoridades se refugien en templos, iglesias u otras sedes de organizaciones religiosas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha