eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Algunos ajustes en los comentarios de eldiario.es

Mejoramos el sistema de comentarios pensando en nuestros socios y socias

Retocamos los límites diarios de comentarios para evitar el spam y las malas prácticas que no tienen relación con el contenido

175 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Esta semana hemos realizado algunos cambios para mejorar el sistema de comentarios en eldiario.es. Los hemos probado ya durante un par de días, y parece que funciona según lo previsto, así que os contamos. Lo hacemos como respuesta a las peticiones de muchos socios y lectores que se quejan cada día de dos cosas, fundamentalmente:

1. Existen personas que registraban varios usuarios diferentes para manipular el sistema de votos en su beneficio o en perjuicio de otros comentaristas.

2. Con esa técnica y alguna otra, los comentarios sufren ataques por parte de minorías organizadas que expulsaban del debate a nuestra comunidad de socios y a otros lectores que vienen a comentar de manera constructiva.

Podéis leer muchas quejas en este sentido casi semanalmente entre los mensajes de lectores y socios en eldiario.es/responde, por ejemplo este:

Octavio Soler . Me gusta del diario.es la posibilidad de encontrar argumentaciones que no coincidan o sean contrarias a las mías. Lo considero muy enriquecedor. Sin embargo, resulta muy molesto leer continuamente intervenciones telegráficas en tono provocador que buscan enmarañar el debate, ya que algunos lectores, ignorando la elemental actitud de no alimentar al troll, entran al trapo, con lo que los hilos acaban perdiendo bastante interés.

Hoy he podido ver que uno de estos lectores es capaz de realizar más de cien comentarios diarios desde las siete de la mañana e ininterrumpidamente con intervalos de cinco minutos, lo que resulta como mínimo sospechoso. Sugiero limitar el número de comentarios diarios, al menos para los no socios. De lo contrario, los hilos pueden acabar siendo, como ha ocurrido en otros medios, completamente ilegibles.

Para lidiar con estos problemas, estamos introduciendo algunos cambios que se suman a otros ajustes en los últimos meses que os hemos ido contando.

En primer lugar, desde ahora la valoración y moderación de los comentarios es una responsabilidad limitada a los socios y socias de eldiario.es. [¿No sabes qué eso de los socios? Aquí te lo explicamos]. ¿Para qué lo hacemos? Para darle más valor a la opinión de las personas que contribuyen a sostener económicamente eldiario.es y para evitar que algunas pocas personas se hagan muchos usuarios diferentes para votar sus propios comentarios. Le pedimos a los socios de eldiario.es que usen estos sistemas de moderación de una manera prudente, premiando aquellas participaciones constructivas al margen de si representan sus opiniones o no.

Por otro lado, aquellos lectores que no sean socios solo pueden comentar un máximo de diez veces cada 24 horas. Con esto también intentamos reducir el nivel de spam o ' floodeo', que es la técnica de reventar la conversación en cualquier foro con la técnica de copiar y pegar el mismo mensaje en todos los hilos de debate o noticias. Sabemos que esto puede ser incómodo para algunos lectores muy activos, a los que agradecemos su participación, así que vamos a probar con la cifra de diez al día, pero si vemos que supone un problema para usuarios que sí aportan valor a la conversación, la modificaremos al alza.

Además, vamos a ordenar los comentarios por fecha de manera que aparece primero el más reciente, lo que facilita que la conversación pueda fluir y no quede atascada si se produce algún intento de troleo en las primeras horas de publicación.

Estamos convencidos de que los comentarios nos ofrecen un espacio fantástico de participación a nuestra comunidad de lectores y socios de eldiario.es. Tenemos la responsabilidad de cuidar esa comunidad y por eso hacemos esfuerzos para que cada vez más gente se sienta cómoda a la hora de comentar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha