eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Human Rights Watch pide a la UE que presione a Hungría para que cambie leyes

- PUBLICIDAD -

La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) instó hoy a la Unión Europea (UE) a que presione a Budapest para que modifique una serie de leyes que ponen en peligro el Estado de derecho en Hungría.

En un informe titulado "Una dirección errónea en los derechos" publicado hoy, HRW asegura que las reformas de la legislación realizadas por el Gobierno del conservador Viktor Orbán "han debilitado las posibilidades de control sobre el poder".

Además, con esas leyes el gobernante partido Fidesz de Orbán "intervino en la libertad de prensa y erradicó la defensa de los derechos humanos".

En el documento de 29 páginas publicado en la página web de HRW, la organización, con sede en Nueva York, analiza principalmente a la Constitución enmendada que entró en vigor en 2012 y que fue reformada este año.

Entre otros asuntos, subraya que es cuestionable la independencia de la judicatura y que se limitaron las competencias del Tribunal Constitucional.

También una polémica ley restringe la libertad de prensa, por lo que HRW pide a Budapest que cambie esas disposiciones.

Asimismo, propone ampliar la definición de familia que en la actual Constitución excluye a los homosexuales.

En relación con los derechos de los "sin techo", la organización pide que se anule la disposición que abre el camino a su penalización por parte de los ayuntamientos locales.

En el ámbito de la libertad de prensa, el documento recomienda que se reforme el funcionamiento del consejo de medios, que controla la prensa local, de manera que "asegure la independencia del mismo frente al Gobierno".

La organización denuncia que "hasta el día de hoy el Gobierno húngaro no ha cumplido con la mayoría de recomendaciones de la UE", por lo que hace un llamamiento a Bruselas a "presionar a Hungría para que la Constitución, así como el sistema y la práctica legal, se acomoden a las obligaciones que derivan de los acuerdos de derechos humanos".

Como última medida, si el Gobierno no sigue las recomendaciones internacionales, la HRW propone poner en marcha el artículo 7 del Tratado de la UE, que permite suspender el derecho de voto de un país.

Desde 2010, el partido Fidesz, aprovechándose de su mayoría de más de dos tercios en el Parlamento, ha modificado una serie de legislaciones, lo que ha generado fuertes críticas tanto en el país como en el extranjero.

El responsable del Gobierno para la Comunicación Internacional, Ferenc Kumin, calificó estas denuncias de "demasiado generales" y afirmó que Budapest está dispuesto "a responder a críticas concretas".

Insistió en que el Ejecutivo húngaro "no puede ocuparse de estas afirmaciones nada puntuales y que carecen de imparcialidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha