eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Inundación obliga a paraguayos a refugiarse en centro histórico de Asunción

- PUBLICIDAD -
Inundación obliga a paraguayos a refugiarse en centro histórico de Asunción

Inundación obliga a paraguayos a refugiarse en centro histórico de Asunción

La crecida del río Paraguay continúa hoy expulsando de sus casas a los habitantes más pobres de la capital, donde ya hay unos 40.000 desplazados, muchos de los cuales se han visto obligados a construir refugios temporales en calles y plazas, algunas situadas en pleno centro histórico de Asunción.

Entre edificios coloniales del centro asunceno y justo frente a la Universidad Católica, la Catedral Metropolitana y la sede del arzobispado paraguayo, se extiende ahora una fila de decenas de casetas de madera y techo de zinc, sin luz eléctrica, ni agua ni baño, construidas por los propios desplazados.

Los afectados por la crecida son ya alrededor de 40.000 personas de los barrios ribereños de Asunción, en su mayoría menores de edad, familias humildes que han tenido que cargar con sus enseres personales y abandonar sus casas, según datos de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

En el centro histórico de la capital son los vecinos del centenario barrio Ricardo Brugada, más conocido como La Chacarita, los que han levantado sin ayuda de la Policía, ni de militares, ni funcionarios del Gobierno, cientos de viviendas temporales para refugiarse esperando que el río descienda de nivel, aunque ya se aproxima al máximo de los siete metros.

"Mi casa está bajo agua, la mitad de la casa, el Gobierno ayuda poco y nada, llevamos 8 días aquí", dijo a Efe Margarita Ferreira, de 48 años y de profesión cocinera, que comparte una caseta de madera con otras siete personas de su familia frente a la Comisaría Central de la Policía Nacional.

Ferreira se queja principalmente de la falta de baños portátiles, de saneamiento y desagüe.

"¡Hay un baño para más de 300 personas!", exclama la cocinera, quien también destaca las dificultades para trabajar que provoca la inundación ya que por el agua ha debido cerrar su local donde vendía comida al mediodía.

Entre las precarias viviendas, quedan ahora escondidos algunos monumentos y estatuas del centro histórico, que han cambiado su función estética por una más práctica, la de sostener hilos con ropa colgada.

Según los vecinos, aún queda mucha gente afectada por salir de La Chacarita.

"Están con el agua en la rodilla pero no pueden salir porque no pueden sacar sus cosas de valor ni tienen material para construir una caseta en algún lado", dijo a Efe Pedro Aguilera, de 31 años, vecino del barrio que también se ha trasladado a la misma plaza.

"Yo tenía todo inundado pero me aguanté ahí porque no tenía como construir un refugio para mis hijas y mi esposa, luego no tenía vehículo con que sacar mis cosas, menos mal que hace una semana un amigo me ayudó y pudimos venir acá", declaró.

"El Gobierno no te ayuda en nada prácticamente y como dicen todos, la necesidad mayor es el baño", agregó.

Los barrios más afectados por las actuales inundaciones son los más pobres de Asunción, conocidos como Bañado Norte y Bañado Sur, que se extienden a la vera del río y albergan a casi un cuarto de la población de la ciudad de más de 513.000 habitantes.

Del total de damnificados, unos 25.000 corresponden a los evacuados tras la crecida iniciada hace una semana, mientras que el resto lo fueron a causa de la ocurrida en 2014, según datos de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN).

El Gobierno, a través de la SEN, asegura que ayuda a la evacuación de personas de forma diaria para que se instalen en los 67 refugios ubicados en diversos lugares de la capital paraguaya, algunos de ellos dentro de instalaciones del Ejército.

También está proporcionando láminas de contrachapado para quienes están construyendo casetas de madera en plazas y espacios públicos para escapar del agua desbordada por el río.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha