eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mossos admiten que podían haber hecho algo más en la investigación en Maristas

- PUBLICIDAD -

Los Mossos d'Esquadra han admitido hoy que podían haber hecho algo más en materia de investigación en el caso de los supuestos abusos sexuales denunciados en los Maristas de Barcelona, aunque han discrepado de la críticas vertidas contra este cuerpo por el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Cataluña).

Los responsables de la policía catalana consideran que la actuación de los Mossos en 2011 ante un supuesto abuso en los Maristas de Sants, en Barcelona fue la correcta, ya que creen que el protocolo no les obligaba a trasladar el caso a la Dirección de Atención a la Infancia (Dgaia).

En rueda de prensa, el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, ha afirmado que la policía catalana no comparte la crítica del Síndic, porque entiende que, pese a que podrían haber hecho algo más en materia de investigación, no les correspondía a ellos comunicar este caso a la Dgaia.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, repartió culpas el pasado martes a la dirección de los Maristas, a las consellerías de Enseñanza y Bienestar Social, a los Mossos d'Esquadra y a la Fiscalía porque no aplicaron el protocolo vigente desde 2006 cuando un alumno advirtió en 2011 un supuesto caso de abusos en los Maristas, por parte del profesor Joaquim Benítez.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona acabó archivando este caso porque los padres no denunciaron y la Fiscalía optó por no pedir que se siguiera investigando.

El Síndic recriminó el martes a los Mossos que no pusieran este caso en conocimiento de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (Dgaia), ante lo que cree que dejaron al menor el situación de riesgo.

En su réplica, Trapero ha precisado que el protocolo establece que quien debe comunicar a la Dgaia una posible situación de riesgo por desamparo de un menor es la primera institución que tiene conocimiento del caso, que entonces era la Fiscalía, a quien el Vicario Provincial de los Maristas había comunicado el asunto.

Además, Trapero ha subrayado que en este caso no había situación de desamparo del menor, porque los padres, que decidieron no denunciar ante el juez, ya le estaban protegiendo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha