eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Paros causan escasez de carburante y riesgo de cortes eléctricos en Francia

- PUBLICIDAD -
Paros causan escasez de carburante y riesgo de cortes eléctricos en Francia

Paros causan escasez de carburante y riesgo de cortes eléctricos en Francia

La escasez de carburante y el riesgo de cortes eléctricos parciales marcan hoy el inicio de la octava jornada de protestas contra la reforma laboral en Francia, a la que se han sumado la mayoría de las centrales nucleares.

Las acciones de la Confederación General del Trabajo (CGT) en las refinerías, los depósitos petroleros, pero desde anoche también en las centrales nucleares, centraba la atención en este pulso con el Ejecutivo del primer ministro, Manuel Valls, que hasta ahora ha mantenido una posición de firmeza, aunque sin generalizar las acciones policiales contra los bloqueos sindicales.

Según dijo hoy el presidente de la Unión Francesa de Industrias Petroleras (UFIP), Francis Duseux, de las ocho refinerías que hay en Francia, cuatro están totalmente paradas, dos funcionan sólo parcialmente y las otras dos trabajan con normalidad.

Duseux, en una entrevista a "Radio Classique" estimó en alrededor del 30 % las 12.000 gasolineras del país que tenían agotados todos o algunos de sus tanques de carburante, y afirmó que la situación era "mejor" que ayer, cuando se había constatado que eran al menos un tercio.

Sobre el recurso a las reservas estratégicas, confirmado ayer por el Gobierno, recordó que aunque se haya consumido el equivalente a tres días, en esos depósitos hay el equivalente a 115 días, a lo que se suman las propias reservas de las empresa, que suponen un mes suplementario.

Es decir, que en total son unos cuatro meses de consumo los que están almacenado, y al mismo tiempo se han incrementado las importaciones de carburante, en particular desde Bélgica y desde el Reino Unido.

En al menos 16 de las 19 centrales nucleares francesas (en las que se produce más del 75 % de la electricidad del país) se votó anoche la huelga, aunque la CGT puntualizó que eso no significa que se van a producir reducciones en la carga de generación.

El sindicato que lidera las movilizaciones y que exige la retirada del proyecto de ley para la reforma laboral que se tramita en el Parlamento precisó, en todo caso, que hay tres centrales eléctricas térmicas (las de Cordemais, Gardanne y Porcheville) que sí han suspendido su actividad.

El secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, admitió en una entrevista a la emisora "Europe 1" que en las centrales hay "una disminución de la producción" pero añadió que "felizmente todas las redes están muy interconectadas".

Eso significa que "si tuviéramos dificultades de alimentación con nuestros recursos propios, podríamos importar en el exterior", añadió Vidalies, que sobre la cuestión del aprovisionamiento de las gasolineras "globalmente la situación ha mejorado" aunque en la región de París se mantiene "en tensión".

En cualquier caso, explicó que estos tres últimos días se han superado todos los récords de consumo, porque los automovilistas están llenando sus depósitos por precaución.

La huelga de dos días en los ferrocarriles, que según la dirección de la compañía SNCF ayer tuvo un seguimiento bajo (un 10,6 % de huelguistas, frente al 15 % una semana antes), hoy provocaba todavía menos cancelaciones de trenes.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) precisó en un comunicado que de media hoy se estaban suprimiendo el 20 % de los trenes de alta velocidad (TGV), un tercio de los regionales (en París los cercanías funcionaban casi con normalidad) y un 40 % de los otros convoyes de largo recorrido.

En cuanto a las líneas internacionales, se estaban cancelando el 40 % de los que conectan con España, un tercio de los que van a Italia y un 10 % de los que conducen a Suiza. Por su parte, la situación era normal en los Thalys de París a Bélgica, Holanda y Alemania y en los Eurostar, entre la capital francesa y Londres.

Ante la huelga de los controladores aéreos, las compañías que operan en el aeropuerto de Orly habían tenido que disminuir en un 15 % su programa de vuelos allí, y podían producirse retrasos en otros aeropuertos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha