eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Piden una mayor unidad de criterio en España en torno al implante coclear

- PUBLICIDAD -
Piden una mayor unidad de criterio en España en torno al implante coclear

Piden una mayor unidad de criterio en España en torno al implante coclear

La disparidad de criterios que existe en las comunidades autónomas a la hora de definir si un discapacitado auditivo debe llevar un implante coclear es una de las dificultades que existen para que aumente el número de personas que se benefician de esta ayuda técnica para el oído.

Así lo ha explicado la coordinadora de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España, María Teresa Amat, que hoy ha participado en unas jornadas sobre este dispositivo que se celebran en Logroño.

En declaraciones a los periodistas, Amat ha explicado que, aunque no existe un censo preciso, se estima que en España hay unas 14.500 personas que tienen un implante coclear, el cuarenta por ciento de ellas niños.

El implante coclear, que se instaló por primera vez hace más de medio siglo, consiste en un dispositivo, instalado en parte de forma quirúrgica, que transforma las señales acústicas en eléctricas, con las que estimula el nervio auditivo.

Se implanta "en muchos niños", ha reconocido Amat, porque ellos "todavía tienen mucho recorrido" en su experiencia auditiva, "pero también lo utilizan adultos que se han perdido el oído, por un tumor o por accidente, por ejemplo, porque ellos tienen ya una memoria auditiva, y el dispositivo les ayuda con ese recuerdo".

Pero "no es viable en todos los casos de personas sordas", ya que, "por ejemplo, un adulto que nunca ha oído puede tener unas espectativas muy bajas con él, porque su cerebro no tiene ninguna huella auditiva", ha dicho.

Para determinar si un candidato puede beneficiarse de esta tecnología "se realizan diferentes pruebas" y "también hay que ver si el oído es permeable al implante".

Sin embargo, "no hay un criterio uniforme en España para determinar esa compatibilidad", ha asegurado. Aunque es el sistema sanitario el que costea el tratamiento, que puede llegar a valer unos 24.000 euros, "hay muchas diferencias entre las comunidades", ha insistido.

"Todavía entre las personas sorda hay desconocimiento de este tipo de implantes, y hay que darlos a conocer", ha asegurado Amat, "pero es fundamental que los candidatos a un implante se elijan bien, y eso no es posible si los criterios son diferentes según el territorio en el que estés".

No se trata, ha afirmado, de una cuestión económica, ya que "hay estudios que demuestran que el coste del implante es una ahorro respecto a los tratamientos que debe seguir una persona sin audición y sin ese dispositivo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha