eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urgen a la ASEAN a solucionar la crisis rohinyá

- PUBLICIDAD -
Urgen a la ASEAN a solucionar la crisis rohinyá

Urgen a la ASEAN a solucionar la crisis rohinyá

El grupo Parlamentario de la ASEAN por los Derechos Humanos (APHR) instó hoy a los ministros de la región que se reunirán el lunes próximo para examinar la crisis rohinyá a aprovechar la ocasión para buscar soluciones a la persecución que sufre esa minoría musulmana en el oeste de Birmania (Myanmar).

La iniciativa del encuentro, que tiene carácter informal, en Naipyidó partió esta semana de la jefa de facto del Gobierno birmano, la nobel de la paz Aung San Suu Kyi.

"Esta reunión refleja el reconocimiento de que la crisis rohingya es, de hecho, un asunto regional. La reunión no debería servir sólo para dar cobertura política al Gobierno de Myanmar", señaló el presidente de APHR, Charles Santiago, en un comunicado.

La ASEAN está formada por Birmania, Brunéi, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

"Los ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN deben utilizar la oportunidad para abordar la crisis. Deben expresar a Suu Kyi la importancia de proteger las vidas de civiles, y que los abusos tienen que ser investigados con rapidez y apropiadamente", añadió el diputado malasio.

Santiago opinó que oenegés de la región tendrían que participar en esta investigación como parte independiente y propuso que la reunión ministerial abordé la posibilidad de que la ASEAN envíe una fuerza para garantizar la paz y el orden en el estado de Rakáin, situado en el oeste de Birmania, fronterizo con Bangladesh.

La crisis actual en Rakáin comenzó el 9 de octubre pasado con el ataque a tres puestos fronterizos de la Policía, que causó la muerte de nueve agentes.

La respuesta del Ejército ha originado más de 30.000 desplazados internos, la mayoría rohinyás, y otros 27.000 se han pasado a Bangladesh, y además mantiene la zona cerrada a la ayuda humanitaria.

Oenegés internacionales y locales, como Amnistía Internacional (AI) o Human Rights Watch (HRW), han denunciado numerosos abusos de los cuerpos de seguridad desde entonces, entre ellos asesinatos y violaciones.

Hace tres días, HRW denunció más de 1.500 casas quemadas, según imágenes de satélite, y señaló que las pruebas acusan al Ejército.

Suu Kyi ha evitado comentar las denuncias y no ha visitado la zona afectada, mientras la prensa estatal niega los abusos y defiende la legalidad de la operación militar.

Más de un millón de rohinyás viven en Rakáin, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 miembros de esta minoría confinados en 67 campos de desplazados.

Las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los rohinyás, les tratan como inmigrantes bengalíes y les imponen múltiples restricciones, incluida la restricción de movimientos.

Bangladesh, por su parte, también los considera extranjeros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha