eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El canciller Patiño planteó en Roma solucionar los fallos sobre menores ecuatorianos

- PUBLICIDAD -
El cónsulado de Ecuador ofrecerá asistencia a las familias de residentes en Génova

El cónsulado de Ecuador ofrecerá asistencia a las familias de residentes en Génova

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, mantuvo hoy en Roma contactos con autoridades italianas para intentar solucionar los "fallos" en la aplicación de normas vigentes que afectan a menores ecuatorianos en este país.

Patiño dijo que el objetivo de las conversaciones fue "expresar nuestras preocupaciones y plantearles la posibilidad de que se avance en algún tipo de normativa que evite los fallos que hay en el sistema".

El canciller explicó a Efe que se trata fundamentalmente de evitar fallos detectados en la aplicación de los sistemas vigentes para que "no afecten grandemente a las familias ecuatorianas".

La visita de Patiño a la capital italiana siguió a las que realizó a Milán y Génova (norte), donde existen grandes colonias de ecuatorianos, para intentar avanzar en la solución de problemas de tutela de menores.

Existen en la actualidad más de un centenar de casos de tutela de menores hijos de ecuatorianos residentes en Italia que se tramitan en los juzgados del país europeo.

En abril pasado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ofreció en Génova el apoyo de su Administración a los padres ecuatorianos que han perdido la potestad de sus hijos en Italia

Hoy Patiño se mostró satisfecho del acuerdo alcanzado en Génova, donde se ofrecerá asistencia a las familias ecuatorianas residentes en esa ciudad mediante su consulado.

El canciller explicó a Efe que el mensaje que el Gobierno ecuatoriano quiere enviar a los ciudadanos es triple: en primer lugar, "que sepan que el Estado ecuatoriano está presente acá en el consulado ofreciéndoles respaldo".

"En segundo lugar, plantearles que es importante tomar algunas medidas de prevención a las familias. Hay que tener mucho cuidado con el descuido que se pueda tener respecto a la atención de los chicos", advirtió Patiño.

"Las costumbres no son las mismas y hay que entender que, cuando uno está en un país, debe de alguna manera ajustarse, equilibradamente, a las costumbres de ese país", agregó el canciller.

Según dijo Patiño, eso "tiene un efecto directo en posibles dificultades de orden administrativo, incluso pueden perder la custodia de sus hijos".

"Uno tiene que saber las implicaciones que puede tener no adecuarse a los comportamientos que en otros países suceden y este es el caso característico en la atención a los niños de cómo se produce, cómo se gesta, cómo se da lugar a la relación entre padres e hijos en nuestros países, en el Ecuador y en Italia", resumió.

Y en tercer lugar, el canciller recordó que "hay que cuidar mucho el proceso de readaptación, de reincorporación (...) de reagrupación de las familias".

"En muchos casos los ecuatorianos o ecuatorianas (...) que vinieron hace diez, doce o quince años a Italia, dejaron en algunos casos a sus hijos allá", contó.

"Cuando los llaman para reagrupar a la familia es muy posible que en algunos de esos casos la relación entre la madre o los padres y sus hijos esté llena de un vacío muy grande que puede provocar que ese reagrupamiento sea bastante crítico, complicado, y eso puede dar lugar a un problema en Italia", advirtió.

"Hay que preparar muy bien ese reagrupamiento familiar para que sea lo menos crítico posible, lo menos traumático posible", concluyó el canciller.

Patiño dijo que en esta ocasión no se pudo organizar un encuentro con el titular de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, que se intentará más adelante.

Las mayores comunidades ecuatorianas en Italia están establecidas en Génova, donde residen 50.000 ecuatorianos, y en Milán y Roma, donde habitan cerca de 30.000 en total.

Del total de ecuatorianos en el país transalpino, el 20 % son menores de edad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha