eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El conductor del accidente de Susqueda da negativo en la prueba de alcoholemia

- PUBLICIDAD -

El conductor del turismo que anoche se precipitó por un barranco de más de 7 metros de altura en la carretera que rodea el pantano de Susqueda (Girona), con el resultado de tres miembros de su familia muertos, ha dado negativo en la prueba de alcoholemia.

Según han informado fuentes policiales, los agentes están investigando las posibles las causas que llevaron al Opel Vectra en el que viajaban siete miembros de una misma familia a no tomar una curva cerrada y caer por el barranco.

Una vez los Mossos hayan analizado el vehículo, que esta mañana ha sido retirado de la riera en la que había quedado volcado, y se haya tomado declaración al padre, los agentes decidirían si le imputan o no algún delito, como podría ser el de homicidio imprudente.

Además, según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), el hecho que el vehículo fuera con un exceso de pasaje, ya que iban siete personas en un turismo de cinco plazas, es constitutivo de una infracción grave que comporta 200 euros de multa.

Idéntica sanción más la retirada de 3 puntos del permiso de conducir implica el hecho de que las cuatro hermanas menores de edad que viajaban en el vehículo, de entre 1 y 10 años, lo hicieran sin ningún Sistema de Retención Infantil (SRI).

Las tres niñas que sobrevivieron y su padre fueron trasladadas al Hospital Josep Trueta de Girona, donde esta madrugada el padre ya ha sido dado de alta.

Una de las niñas heridas, de 3 años de edad, permanece en la UCI pediátrica en estafo grave con pronóstico reservado y sus dos hermanas están menos graves en planta.

Este mediodía, el Ayuntamiento de Salt (Girona), donde estaba empadronada la familia que sufrió el accidente (menos la abuela, que era de la Pobla de Mafumet) ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.

El accidente ocurrió sobre las 20.30 horas en una curva pronunciada al final de una bajada de una estrecha carretera asfaltada, que además estaba mojada en aquel momento.

Esta carretera rodea el pantano de Susqueda, una zona montañosa donde al parecer la familia iba a menudo a pasear los días festivos y fines de semana.

Como resultado del accidente perecieron una de las cuatro hermanas que viajaban en el vehículo, de un año de edad, su madre, de 31 y embarazada de 6 meses, y la abuela, de 51 años.

Fue el propio padre de las niñas y conductor del vehículo, de 33 años, quien subió por el barranco por el que se precipitó el automóvil y llegó a la carretera en busca de cobertura para el teléfono móvil, con el que llamó al teléfono de emergencias 112.

Mientras esperaba la llegada de los equipos de emergencias, consiguió sacar del coche a las tres hijas que estaban con vida y las puso encima del coche, que había quedado volcado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha