eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Filipinas quiere mandar a prisión a todos los delincuentes a partir de los nueve años

Unicef asegura que es una "enorme violación de los derechos humanos" y que la medida no hará que haya menos menores delincuentes

"Si encarcelas a niños a una edad tan temprana lo que consigues es convertirlos en criminales bien entrenados al ser criados en prisiones rodeados de otros criminales"

- PUBLICIDAD -
Duterte involucra al Ejército en su "guerra contra las drogas"

Varios detenidos en una operación antidrogas en un suburbio de Manila (Filipinas) EFE

El proyecto de ley que propone que niños de tan solo nueve años sean encarcelados por crímenes es "un error desde todos los puntos de vista", avisa la jefa de Unicef en Filipinas. "Si ellos crecen y pasan sus años de adolescencia en prisión, probablemente quedarán dañados de por vida", asegura Lotta Sylwander durante una entrevista telefónica desde Manila.

En Filipinas, la edad actual a partir de la cual se tiene responsabilidad penal es de 15 años. Los aliados del  presidente Rodrigo Duterte han estado presionando por la reducción del límite de edad. También abogan por otro proyecto de ley en el que se pide la vuelta de la pena de muerte.

Los políticos que se oponen a esta nueva legislación dicen que la aprobación de estas legislaciones podrían conducir a una situación en la que niños de solo nueve años podrían terminar siendo sentenciados a pena de muerte.

En el mes de mayo,  Duterte ganó las elecciones después de una campaña en la que prometió matar a decenas de miles de narcotraficantes y prometió impedir que estos continuasen utilizando a menores como vendedores de estupefacientes. Sylwander explica que un niño de nueve años no está preparado para comprender completamente las consecuencias de un crimen, especialmente si ha sido coaccionado por un adulto.

"Aparte de que la ley propuesta va en contra de los derechos humanos, para un niño sería muy injusto castigarle de una manera tan severa como sería bajo el sistema criminal, por algo que ellos nunca entenderían como algo tan serio". La especialista también dice que la ley propuesta no reducirá la criminalidad y que puede que tenga un resultado contrario. "Si encarcelas a niños a una edad tan temprana lo que consigues es convertirlos en criminales bien entrenados al ser criados en prisiones rodeados de otros criminales", asegura.

Un 84 por ciento de filipinos apoya la guerra contra las drogas de Duterte

Presos filipinos aguardan en el interior de una celda en una cárcel de Manila, Filipinas. EFE

Las estadísticas de la policía muestran que menos del 2% de todos los delitos que se producen en el país son cometidos por niños de menos de 15 años. Según Sylwander, esto es algo que el presidente Duterte ha ignorado a la hora de apoyar el proyecto de ley.

"Parece que pocas veces se atiene a los hechos o no se da cuenta de los hechos antes de hablar", protesta. "Esto no arreglará el problema, es una gran violación para los derechos de los niños y será una enorme carga para el sistema judicial, una carga innecesaria".

La guerra contra las drogas mata a niños

También se mostró crítica con la guerra contra las drogas que encabeza el presidente, en la que miles de sospechosos de traficar con drogas (pero también adictos) han sido eliminados a tiros. También se ha matado a niños.

"Sí, usan a los niños como a pequeños vendedores, pero, ¿por qué ir a por los niños que no entienden lo que hacen en lugar de ir a por las grandes mafias?", se pregunta. "Parece que se destinan menos esfuerzos para atrapar a los grandes capos. Disparan a los pequeños gánsters o pequeños traficantes de áreas pobres y marginales. Pero parece que no hay esfuerzos reales y coordinados para atrapar a los grandes señores de la droga del país. Y hay unos cuantos".

El Comité de la ONU para los Derechos de los Niños ha indicado que establecer la edad de la responsabilidad criminal por debajo de los 12 años "no está aceptado internacionalmente". Y Unicef dice que las medidas sustitutivas a las detenciones como los programas de justicia restaurativa pueden reducir los niveles de delincuencia en hasta un 70%.

Los niños en Filipinas ya pueden ser arrestados y detenidos desde los nueve años igual que los adultos pero no pueden ser condenados. Desde 1995, más de 52.000 niños han sido arrestados, dice Unicef. A menudo estos arrestos se han producido por pequeños robos o por esnifar pegamento y disolventes.

El presidente de la Cámara de Representantes de Filipinas Pantaleón Álvarez presentó el proyecto de ley diciendo que el límite actual de edad de 15 años era "mimar a los jóvenes delincuentes que cometen crímenes haciéndoles saber que pueden salirse con la suya".

La enmienda propondría que los niños con edades comprendidas entre los nueve y los 18 años solo incurrirían en responsabilidad penal si se "determina que han actuado con conocimiento de causa", aunque no da detalles sobre cómo se decidiría esto.

Los aliados de Duterte en la Cámara de Representantes en Filipinas probablemente apoyarán esta medida. Los que la propusieron esperaban que el proyecto hubiese sido aprobado a finales del año pasado. Sin embargo, hubo una creciente oposición en el Senado, algo que ha hecho que se retrase.

Unicef ha estado trabajando para convencer a lo políticos de las implicaciones negativas, cuenta Sylwander, en parte subrayando cómo los niños probablemente tendrán que compartir celdas con otros delincuentes adultos durante meses, incluso antes de ser juzgados. "El sistema judicial es extremadamente lento por lo que llevaría mucho tiempo que esos niños fuesen juzgados, lo que significa básicamente que pasarán un largo periodo en prisión", concluye la especialista.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha