eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Marvel abandona su acuerdo con una empresa armamentística por la rebelión de sus fans

La mítica editorial de cómics había puesto en marcha un proyecto con Northrop Grumman para lanzar una serie de superhéroes patrocinados por la empresa, que fabrica aviones, drones y sistemas de defensa

“Quiero que mi fantasía sea mi fantasía y que mi realidad sea mi realidad. No quiero que se entremezclen", afirmaba uno de los asistentes

- PUBLICIDAD -
marvel

Marvel iba a lanzar un cómic con sus superhéroes habituales acompañados de otros nuevos de la empresa armamentística.

La empresa Marvel Comics ha abandonado su colaboración con la multinacional de defensa Northrop Grumman y ha cancelado un evento de lanzamiento el pasado sábado en la feria Comic Con de Nueva York por el fuerte rechazo que han provocado sus planes de publicar una serie de superhéroes con la marca de la empresa para convivir con los legendarios personajes de Los Vengadores.

Cuando Marvel anunció en las redes sociales el lanzamiento de la serie de edición limitada en su stand del Centro de Conferencias Jacob K. Javits (en la zona oeste de Manhattan), algunos fans pensaron en organizar una protesta durante la Comic Con. El sábado, muchos de los asistentes celebraron la cancelación.

“Creo que tratar de mezclar estos dos mundos fue una muy mala idea desde el principio”, afirmó Nick Greer, de Groton, Connecticut, disfrazado del personaje de Marvel Nick Fury. “Vieron la respuesta negativa y anularon el proyecto”.

Marvel Entertainment había publicado el viernes en Twitter que iba a “unir fuerzas” con Northrop Grumman, una empresa de aviones y drones militares (entre otros sistemas de defensa), para lanzar una serie de cómics de edición limitada.

En unas portadas que circularon por Internet se veía a varios personajes de los Vengadores, como Capitán América, junto a un nuevo grupo de superhéroes con la marca de la empresa: los Northrop Grumman Elite Nexus o NGEN. Dentro del cómic, estaba previsto un anuncio a página completa de la proveedora de equipos de defensa y, supuestamente, también publicidad con oportunidades laborales.

El clamor en las redes sociales se hizo sentir en seguida: los fans expresaron de varias formas que la colaboración era repulsiva, fuera de sintonía, inmoral y “propaganda del complejo industrial-militar”. Marvel rápidamente anunció que el proyecto había sido cancelado.

El sábado, el ambiente era tranquilo y agradable en el centro Javits. Los fans deambulaban vestidos con todo tipo de prendas, desde una simple camiseta de Spiderman hasta máscaras de hule que cubrían todo el rostro y una enorme variedad de armas de plástico.

“Northrop Grumman es un enorme contratista de defensa y, después de un hecho como el tiroteo en Las Vegas, tiene aún más sentido que la gente esté muy en desacuerdo con una colaboración de este tipo”, afirmó Kevin Heyel, de Rye, Nueva York. “Hay un ambiente muy bueno aquí en la Comic Con y esa clase de asociación habría provocado un alboroto. Pero me sorprendió que suspendieran el acuerdo en el último momento”.

La neoyorquina Diana Marano acudió a la feria disfrazada de Harley Quinn, un personaje al que ella describió como “la novia del Joker” (de los cómics de Batman, pertenecientes a la editorial DC). Para Marano, es inapropiado publicitar a una empresa que “fabrica armamento” dentro de un cómic.

“Quiero que mi fantasía sea mi fantasía y que mi realidad sea mi realidad. No quiero que se entremezclen y tener la sensación de que Donald Trump aparecerá en mi historieta de los X-Men. Por algo quiero que las historietas que leo sean de ficción”, dijo Patrick Mahoney, que llegó con Marano a la convención disfrazado de Darth Omegus (un personaje inspirado en la Guerra de las Galaxias).

Tom Catt, una drag queen de Brooklyn que prefirió no dar su nombre verdadero, se presentó vestida de Catwoman con su amigo Tony Ray ataviado como la Princesa Allura, un personaje de Voltron. Según Tom Catt, la empresa Marvel era culpable de “militarizar los cómics” y “no había pasado la prueba de los fans”.

Marvel emitió un comunicado por correo electrónico. “El emprendimiento con Northrop Grumman en la Comic Con de Nueva York pretendía centrarse en la tecnología y exploración aeroespacial desde un punto de vista positivo”, decía. “Sin embargo, como el espíritu de esa meta no ha sido entendido, no seguiremos con esta colaboración”.

“Marvel y Northrop Grumman siguen comprometidas en presentar y resaltar las cualidades de las STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) a un público más amplio”. Cuando se le preguntó al respecto, la empresa Northrop Grumman no quiso hacer ningún comentario.

En el centro Javits, Ruby Coeto venía de paseo desde Queens con sus hijas, Camilla, de 10, y Sofía, de 4. “Como madre, no estoy a favor de que una empresa de armamento patrocine una historieta de Marvel”, dijo. “Me pone nerviosa por mis hijas y eso no está bien, porque amamos a nuestros superhéroes”.

Traducido por Francisco de Zárate

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha