eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

La comunidad musulmana de Londres alaba la victoria de Sadiq Khan: "Este es nuestro momento"

Los vecinos del nuevo alcalde de Londres aseguran que el resultado electoral es un reflejo de tolerancia y diversidad

Otros confiesan que lo encuentran "demasiado liberal" para defender los valores tradicionales del Islam

- PUBLICIDAD -
El laborista Sadiq Khan asume como alcalde de Londres

Imagen de archivo de Sadiq Khan EFE

Rodeada de vestidos muy ornamentados, lentejuelas y típicos  shalwar kameez en Saiqa, una tienda de lujo de Tooting, al sur de Londres, Aisha observa con mirada crítica su reflejo en un espejo de cuerpo entero. El imponente vestido de tres capas que se prueba necesita algunos arreglos –un pellizco por aquí, un recorte por allá– en los que su diseñadora, Saiqa Majeed, y ella se ponen de acuerdo.

Aunque está absorta en la elección de atuendo para una ocasión especial, Aisha tarda poco en celebrar la victoria anticipada de Sadiq Khan en las elecciones municipales de Londres. "Estados Unidos ha tenido a Obama, y este es nuestro momento. Es increíble que Londres esté a punto de tener su primer alcalde musulmán", expresa.

"Esta votación es un reflejo de la enorme diversidad de Londres. Esta es una ciudad de tolerancia, la mejor ciudad del mundo para ser musulmán. Es terrible que durante los últimos ocho años hayamos tenido un alcalde que no reflejaba el enorme, diverso y maravilloso crisol de Londres", reflexiona Aisha, y añade que el resultado es "un golpe a la campaña racista de Zac Goldsmith".

Tooting es el hogar de Khan. Hijo de un conductor de autobús y una costurera, nació en el hospital de St. George's, una referencia en la zona. Creció con sus siete hermanos en una vivienda municipal cercana y fue a un  comprehensive school (escuelas integradoras que no seleccionan a sus alumnos en función de su nivel académico). En los últimos 11 años ha sido el diputado representante de esa zona, donde más del 20% de la población es musulmana, en comparación con el 5% a nivel nacional.

Su elección como alcalde de Londres lo convierte posiblemente en el político musulmán más notorio y poderoso del mundo occidental. Durante los próximos cuatro años, y quizá más tiempo, Khan estará al frente de la ciudad más grande y dinámica de Europa occidental. Representará a 8,5 millones de personas y será responsable de un presupuesto anual de 17.000 millones de libras (unos 22.000 millones de euros).

El secretario general del Consejo Musulmán de Reino Unido, Shuja Shafi, afirma que Khan es "una figura de unidad para todos los londinenses". Añade que "Sadiq ha demostrado una dignidad extraordinaria frente al odio y las sospechas sobre su contexto religioso". La difamación por asociación se ha vuelto demasiado común para los musulmanes y las organizaciones musulmanas. Es un cáncer que se está extendiendo por ramas de nuestra clase política y mediática y que ha contaminado la actividad solemne del Gobierno".

En la mezquita de Al Muzzamil, en Tooting, donde los que no pudieron entrar para las oraciones del viernes desenrollaron alfombras para rezar en la calle bajo un sol abrasador, el imán Zahir Hussain opina que la elección de un alcalde musulmán es algo "fantástico en muchos aspectos, pero debe representar a todo el mundo". En su opinión, los problemas más urgentes que debe afrontar Khan son la vivienda y el transporte, una visión que comparten otros ciudadanos de la zona.

"Sadiq viene aquí a rezar a menudo", cuenta Hussain, que organiza turnos dobles de los rezos de los viernes para acomodar a los fieles. "Lo encuentro humilde, despreocupado y respetuoso".

Fuera de la mezquita, Shamsa Mohammed señala que la elección de Khan muestra que Londres es una ciudad unida. "A pesar de todo, al elegir a Sadiq la gente está diciendo que confiamos en un musulmán para asumir el cargo. Estamos todos juntos en esto, y juntos podemos estar por encima de todos los problemas", proclama.

"Demasiado liberal" 

No todos son entusiastas de Khan. Malik Mohammed, de Air Host Travel, explica que no votó este jueves porque estuvo demasiado ocupado. Sin embargo, desconfía de la promoción que hacen de Khan personas que tienen "una gran agenda", e insinúa que un alcalde musulmán liberal podría dar apoyo a los que tratan de atacar al islam tradicional. "Es demasiado liberal. Incluso respaldó el matrimonio entre personas del mismo sexo. No defiende los valores tradicionales", lamenta.

En la tienda de Saiqa, otra clienta, Fatema, que no quiere dar su nombre completo, confiesa que votó a Goldsmith. "No estoy de acuerdo con lo que defiende Khan. Soy un poco conservadora. Muchos musulmanes le habrán votado solo porque es musulmán, no porque crean en él".

Majeed, la diseñadora y propietaria de la tienda, no está de acuerdo. "Sadiq es la persona perfecta para llevar a Londres al siguiente nivel. Él convive con la gente real y con las comunidades reales. Se puede ver Londres reflejado en su propia espalda. Es un hacedor. Muchos políticos solo hablan", defiende Majeed.

Aisha, que tampoco da su nombre completo porque no quiere que sus jefes sepan sus opiniones políticas, va más lejos. "Esto es un desafío a la tan arraigada idea de que tienes que ir al Colegio Eton para llegar a algún sitio", explica mientras intenta decidir cuánto tobillo debe mostrar con su vestido nuevo. "Esto también significa un gran apoyo a Jeremy Corbyn. Está realizando una verdadera oposición a los conservadores, el laborista tiene que mantener la sangre fría. ¡Me encanta!".

Traducido por  Jaime Sevilla Lorenzo y Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha