eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

El caos en el sistema de asilo británico deja a muchos refugiados sin hogar

La organización Consejo de Refugiados denuncia que, aunque les conceden el asilo, acaban en la calle porque solo les dan cuatro semanas para encontrar trabajo y vivienda

- PUBLICIDAD -
Manifestación por los derechos de los refugiados en UK/ Foto: Ilias Bartolini

Manifestación por los derechos de los refugiados en Reino Unido Ilias Bartolini

Hasta 10.000 refugiados recién reconocidos están en riesgo de quedarse sin hogar y desamparados cada año por el caótico sistema de apoyo del gobierno, según ha señalado el Consejo de Refugiados. Una investigación de esa organización ha revelado que muchos acaban en la calle por el escaso límite de cuatro semanas que tienen para asegurarse unos ingresos y un hogar antes de que los expulsen del alojamiento de asilo.

De los 100 refugiados a los que han concedido asilo en Reino Unido, 81 dijeron a los investigadores no tener hogar o estar a punto de perderlo cuando recurrieron a la organización en busca de ayuda. Estiman que 9.768 refugiados recién reconocidos podrían haber quedado sin refugio solo el año pasado.

Muchos sirios están entre los afectados por lo que el Consejo de Refugiados considera un "sistema caótico" que deja a los asilados casi abandonados por el Gobierno. Una vez que Londres les concede el estatus de refugiados, su destino contrasta de forma clara con la de los 20.000 refugiados sirios que deben ser reasentados en Reino Unido de aquí a 2020: su alojamiento estará garantizado antes de su llegada y recibirán apoyo de especialistas para acceder a ciertos servicios y al empleo.

Lisa Doyle, coautora del informe  England's Forgotten Refugees ( Inglaterra ha olvidado a los refugiados) explica que "para la gente que ha huido de la guerra, la tortura y las violaciones, recibir asilo en Reino Unido debería ser un momento de inmenso alivio, la ocasión para dejar por fin de correr y centrarse en reconstruir sus vidas destrozadas". "Sorprendentemente, ocurre más bien lo contrario. Estos refugiados están siendo prácticamente olvidados por el Gobierno que acaba de comprometerse a protegerlos. Es simple: están dejando a los refugiados sin refugio", sentencia.

La organización explica que el problema surgió porque se recortó el apoyo tan pronto como se concede a alguien el asilo. Tras 28 días los expulsan de sus centros de acogida y pierden el apoyo económico de solo unas 5 libras (6,5 euros) al día. Según el Consejo, aunque pueden pedir un único préstamo de apoyo, hay largos retrasos en el trámite de las solicitudes –el Gobierno dice que pretende completarlos en seis semanas– y en ese tiempo los refugiados pueden estar sin hogar.

En 2011 se eliminó un servicio financiado por el Gobierno para ayudar a la integración de los refugiados.

Faisal, estudiante sirio que recibió el asilo en Navidad, relata: "Me llegó la carta para salir del Servicio Nacional de Apoyo al Asilo en 28 días. Tuve la suerte de que había conseguido mi carné de identidad bastante rápido, pero no obtuve mi número de seguridad social hasta el día 20 y es difícil empezar el proceso en una oficina de empleo sin eso".

"Fui al ayuntamiento a ver si podían ayudarme, pero me dijeron que yo no era una prioridad, así que no podía acceder a ninguna ayuda. No tenía forma de alquilar una habitación: no tenía dinero para una fianza y las comisiones de agencia son absurdas. ¿Cómo se supone que alguien en mi situación va a tener esa cantidad de dinero? Básicamente, me han concedido asilo y luego me han echado a la calle", lamenta.

Faisal acabó recibiendo ayuda de una ONG, el Centro para la Igualdad entre Razas de Leicester y Leicestershire, que le encontró una plaza en un albergue. Ahora está en una vivienda compartida y empezará a ir a la universidad en septiembre, para terminar un grado en Arquitectura que comenzó en Siria.

Traducción de  Jaime Sevilla Lorenzo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha