eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Crítica de la obra del rector Suárez

La figura del rector Fernando Suárez se estudiará algún día en las facultades de arte y Taschen le dedicará un libro de tapa dura

- PUBLICIDAD -
Warhol

Estoy por dejar este periódico debido al linchamiento que está sufriendo Fernando Suárez, rector de la Universidad Rey Juan Carlos. El error (malintencionado, en mi opinión) radica en considerar "plagio" lo que a todas luces es una recontextualización de ideas ajenas con voluntad creativa.

¿Acaso se atrevería el este periódico a considerar a Warhol un plagiador? ¿Se verterían sobre el artista estadounidense el río de calumnias que sobre el rector Suárez se han vertido? ¿Se atrevería eldiario.es a afirmar que Las latas de sopa Campbell es una copia literal de una conserva preexistente?

Esta caza de brujas no es solo un ataque contra la Universidad o el arte. Es, de hecho, el enésimo arrebato del viejo régimen cultural contra el posmodernismo. Obra correctamente la Universidad Rey Juan Carlos y el propio Ministerio de Cultura haciendo oídos sordos a esta campaña de desprestigio. Campaña que hoy ataca al rector Suárez pero mañana podría cargar, con idéntico argumentario, contra Marcel Duchamp, Yves Klein o Yoko Ono.

Solo los muy obtusos o desinformados pueden creer que el arte se limita a los museos. El arte, entendido como la voluntad interpretativa y transformadora de la realidad, está hoy en todas partes: en la calle, en la pescadería, en los tanatorios. También, por supuesto, en los despachos de las instituciones universitarias. El arte ya no es solo un cuadro, una escultura o una pieza musical. Es también una acción, una ausencia, una tesis doctoral que escribió una alumna tuya y en la que plantas tu firma.

El rector extrae fragmentos de trabajos ajenos y los copia tal cual, palabra por palabra, en lo que obviamente pretende ser una objetualización de la sociedad consumista representada en el mundo académico. Carece la obra de significación alguna y en esa carencia radica precisamente su significado. El rector Suárez ha demostrado así ser un maestro del nomadismo, la deconstrucción, la hibridación y la ironía. Su figura se estudiará algún día en las facultades de arte y Taschen le dedicará un libro de tapa dura.

Se equivoca este diario considerando a Fernando Suárez un simple rector, un grisáceo elemento más de engranaje universitario cuando, en realidad, es justamente lo opuesto. Ahora sabemos que todos o casi todos los textos del rector Suárez son un remedo de otros ajenos. Así debe ser. Porque, como en el caso de Dalí, su auténtica obra es él mismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha