Criaderos ilegales: el horror silenciado

Sobre este blog

El pasado 23 de enero, la Policía Nacional, con la colaboración de la Policía Local de Meco, encontró a más de 250 perros hacinados en un criadero ilegal en las localidades madrileñas de Meco y Arganda del Rey. Según un comunicado de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los perros eran de raza Chihuahua y Pomerania, y algunos de ellos presentaban las cuerdas vocales seccionadas con la finalidad, presunta, de no alertar a los vecinos con los ladridos. Los animales estaban en pésimas condiciones de habitabilidad e higiénico-sanitarias, sin ningún tipo de control veterinario, encontrándose incluso algunos cachorros muertos, congelados y envueltos en papel de periódico.

Entre los cinco detenidos hay dos veterinarios, que configuraban una red de distribución de perros de esta raza a nivel europeo, cuyas ganancias podrían haber superado los dos millones de euros.

Por desgracia, no es la primera vez que en los medios de comunicación salen noticias como ésta. A lo largo de 2019 hemos podido ver otros casos terribles, de cría ilegal de animales exóticos y de especies en peligro de extinción. Todo vale en este lucrativo negocio de abuso y explotación de los animales.

Descubre nuestras apps