Andalucía Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

De los cuentos de campaña al realismo mágico de los pactos

La Junta de Andalucía abre con Vox los contactos para negociar presupuestos

La campaña electoral ha muerto, cierto, y con ella los cuentos para niños grandes que han sido la propaganda ramplona y los mítines de coloridas banderolas. Pero la narración continúa en la nueva fase de los pactos de gobernabilidad, esta vez con relatos más próximos al realismo mágico. En la novela La casa de los espíritus, la primera obra de la chilena Isabel Allende, el personaje de Clara del Valle deja de hablar a su iracundo marido, Esteban Trueba. El silencio no altera el vínculo entre ellos: le apoya en el trabajo, se preocupa de su bienestar, son un matrimonio. Lo único es que cuando Trueba se dirige a ella, hace como que no le oye, mira para otro lado y recurre para comunicarse a personas interpuestas.

Ciudadanos escogió esta senda estratégica en Andalucía para su Ejecutivo de coalición con el PP y parece que la va a repetir en los escenarios abiertos en un puñado de autonomías y ciudades, donde la extrema derecha participa en la aritmética de Gobierno. Sostiene que no ha negociado ni va a negociar con Vox -la tercera fuerza necesaria para desbancar las listas más votadas de los socialistas-, que nada tiene que discutir con los ultras, y que si recibe sus votos, ellos sabrán. El realismo mágico no pretende presentar la magia como si fuera real, sino presentar la realidad como si fuera mágica. La táctica del escritor es deformar la realidad. Vox les apoya sin nada a cambio, porque sí.

"Las tres patas"

El PP se ha abonado también a esta tendencia literaria que la propia Allende, por cierto, juzga en una entrevista como pasada de moda: "Ya no calza con el tiempo que vivimos". En cada Consejo de Gobierno, Elías Bendodo, portavoz y consejero, nos muestra la realidad con elementos fantásticos y fabulosos. Como, por ejemplo, que los indicadores económicos positivos que se repiten desde hace varios trimestres, incluso años -reducción del paro, récord de exportaciones, o el cumplimiento del déficit-, son fruto del prodigio de eficacia y competencia profesional de su portentoso gabinete, tan sabiamente elegido.

El martes pasado, sin ir más lejos, Bendodo aseguró, transido de júbilo, que la alianza con la extrema derecha en Andalucía es un modelo exitoso que genera estabilidad y confianza, pese a que sus socios de Vox alborotan diariamente con amenazas y ultimátums. Y que dos de las "tres patas" del Ejecutivo -por utilizar su misma expresión- lo tienen a él en plan correveidile porque Ciudadanos se ha autoimpuesto el silencio, igual que Clara del Valle. Curiosamente, en la novela las cosas más estrafalarias se hacían también sobre una mesa de tres patas.

El relato de la realidad mágica de PP y Ciudadanos incluye, además, un supuesto espaldarazo en las urnas a su Gobierno en los comicios generales, municipales y europeos, si bien la secuencia de los resultados arroja una conclusión diametralmente opuesta: el bloque de las derechas ha descendido significativamente mientras que el de las izquierdas escala hasta la mayoría absoluta.

Tantos meses de elecciones encadenadas nos han proporcionado tres lecciones básicas sobre los códigos de la política actual. A saber: que las doctrinas de determinados partidos son líquidas y, en lugar de defender sus valores, siguen la trama serpenteante de lo que creen conveniente decir para alcanzar el poder; que sus líderes han perdido por completo el decoro y mudan de discurso con descaro, sin tratar de revestir siquiera el oportunismo; y que estas mismas formaciones están convencidas de que la ingenuidad de los ciudadanos es ilimitada y somos capaces de digerir cualquier cosa sin resentirnos.

El enmarañado proceso de los pactos nos va a dejar renovadas enseñanzas. Sin duda. Empezamos con un espectáculo desconcertante y poco alentador. Ciudadanos, llave en muchas de las plazas cuyos gobiernos están aún por despejar, persiste en tratar al PSOE como a una peligrosa banda antisistema a la que hay que someter a ridículos actos de exorcismo y escarnio público. Vox, sin embargo, sigue instalado en el limbo del realismo mágico. Asombrosamente, la formación que es la sucursal española de la ultraderecha europea, xenófoba, homófoba, antifeminista, contraria a la democracia liberal y al Estado de las autonomías, es tratada con total normalidad. Por ahí van las cosas, salvo que Rivera y Marín vean la luz camino de Damasco.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2019 - 19:33 h

Descubre nuestras apps

stats