eldiario.es

Menú

La carne, el cáncer y la OMS

Hablar de cáncer nos sigue dando mucho respeto. Porque hemos tenido algún caso en la familia o tenemos cerca alguien que lo está padeciendo. Porque según el tipo que sea, el pronóstico varía. Porque es durísimo. Y porque sí. Es completamente lógico. Si a eso le sumamos que uno de los factores que puede ocasionarlo es la propia alimentación y que lo ha dicho la máxima organización en materia de la salud, la OMS (Organización Mundial de la Salud), cunde el pánico. Y lo entiendo. Tenemos la costumbre de comer todos los días… los más afortunados.

Cuando los medios dan la información, esa PRIMERA información, no tienen en cuenta que muchas personas no están familiarizadas con la OMS, con la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), las conclusiones científicas y mucho menos con palabros técnicos o lo que significa "carcinógeno del Grupo 1". Se quedan con lo que diga el titular, que en ocasiones es alarmista (¿error de interpretación, producto de la estrategia sensacionalista o falta de rigor del que lo escribe?) y de esta forma, el miedo y la confusión están asegurados.

Lo que en realidad significa el comunicado de la OMS -y los titulares que no dicen lo que deberían- es que es que el nivel de evidencia de la relación entre el riesgo de cáncer y el consumo de carne procesada (salchichas, beicon, embutidos, preparados cárnicos, etc...) es del Grupo 1 (hay suficiente evidencia) y el consumo de carne roja pertenece al Grupo 2A (hay evidencia limitada). En el caso de la carne procesada, por estar en el mismo grupo que el tabaco, hemos pensado que son igual de cancerígenos. Y no. Lo que aparece en ese Grupo 1 presenta evidencia de que es chungo, pero no determina que todo lo que aparezca ahí, tiene el mismo riesgo de desarrollar cáncer. Para ser más exactos. Grupo 1 "carcinógeno para el ser humano" significa que hay pruebas suficientes que confirman que puede causar cáncer a los humanos. Repito, PUEDE.

Seguir leyendo »

Un ilustrado en el siglo XXI

Juan Campos Reina / Foto: Pepe Ponce

Conocí a Juan Campos Reina una madrugada de noviembre de 1981, en los inicios de la democracia en España. Había llegado a Málaga hacía unos años después de un largo periplo que por estudios universitarios lo condujo a dejar su pueblo, Puente Genil, y más tarde por circunstancias laborales, su amor de juventud, la ciudad de Sevilla. Tras Lugo, Mallorca y Barcelona, recalaba en la Costa del Sol y por ende, de vuelta al Sur, que tan fundamental sería en toda su obra literaria.

Por aquel tiempo, y por extraño que parezca, sabía poco de su literatura. Este hecho, junto a la inexcusable circunstancia de hallarme todavía por los seis o siete años de vida, llevaron a que no me percatara del éxito abrumador de su ópera prima, Santepar, publicada en la prestigiosa Seix Barral gracias a las gestiones de Carmen Balcells, la «mamá grande» -como en su día la bautizara Mario Vargas Llosa en referencia a un conocido relato del también Premio Nobel Gabriel García Márquez, ambos asimismo representados por la agente-.

El estreno novelístico, además, vino acompañado de los parabienes de la crítica especializada en los principales diarios y revistas. Las plumas de J. J. Armas Marcelo, Javier Goñi o José Luis Conde se deshacían en elogios ante la inventiva y saber hacer de un autor que, «con admirable destreza» y una literatura «de alta graduación estilística» (Domingo Ródenas de Moya), retomaba desde la herencia barroca la comicidad y el erotismo –un juego impensable durante la dictadura franquista- desde el máximo rigor. Juan de Dios Ruiz-Copete, para el diario ABC, subrayaba que Campos Reina era «un autor excepcional» y lo situaba junto a Quevedo, Mateo Alemán y Cela.

Seguir leyendo »

Personas sin hogar: abandono, solidaridad o negocio

Foto: Juan Miguel Baquero

Si paseamos cualquier tarde por los alrededores del Centro nocturno de Baja Exigencia, en la calle Dr. Fedriani de Sevilla, podemos contemplar el espectáculo desolador de decenas de personas sin hogar que deambulan esperando que se abra la reja de entrada. Cuando ésta se abre, un trabajador de la empresa que gestiona dicho centro, Grupo 5, leerá los nombres apuntados en una lista, nombrando a los elegidos que, al menos esa noche, podrán dormir en una cama, al abrigo de las inclemencias del tiempo. Nombres en una lista que salvará por un día aproximadamente a cuarenta personas afortunadas. Los que entran lo hacen rápido, sin apenas mirar atrás, donde dejan amigos, colegas o compañeros de fatigas. Caminan, sin creerse aún la suerte que les permitirá  ducharse, cenar caliente y dormir tranquilos varias horas seguidas.

Muchos otros, los no elegidos, cogerán sus escasas pertenencias y caminarán de nuevo en busca de un lugar seguro, de un abrigo o refugio donde pasar la noche. Si observas sus rostros puedes leer la angustia y la ansiedad que esa forma de vivir les provoca. Rostros ajados, secos, enjutos en su mayoría. Ojos hundidos, con la  mirada perdida y de pisadas lentas.

Antonio, Carlos o Fidel son algunos de ellos. Vidas diferentes e igual resultado: la calle como hogar. Ellos me cuentan cómo son sus días. Y lo que me dicen es estremecedor: días llenos de pasos que no llevan a ninguna parte, llenos de miradas y gestos de desprecio. Bien por su aspecto o bien por su olor, son expulsados sistemáticamente de todos los lugares públicos, condenados a la soledad y el abandono. Se marchan sabiendo que mañana les tocará volver a la misma reja y probar suerte de nuevo, sin que nadie pueda saber los criterios de selección que manejan para dejarles, o no fuera. He intentado, sin éxito, que me confirmen desde Grupo 5 y el Ayuntamiento dichos requisitos ante la reclamación de las personas afectadas, que esgrimen posible arbitrariedad y ocultación de los mismos.

Seguir leyendo »

VÍDEO | Tres historias, una misma realidad: 17 de octubre, el documental

Seguir leyendo »

Vidas estacionadas

Como sucede tras cada puente festivo o periodo vacacional, tras este puente del Pilar, nos hemos encontrado con los brillantes datos del sector turístico (en torno al 90% de ocupación) a los que siguen las exultantes valoraciones de Administración y empresarios del sector. La voz de los trabajadores, sin embargo, rara vez la oímos. Las quejas de los sindicatos sobre la situación de estos trabajadores, apenas ocupan un insignificante espacio en términos de opinión pública.

Sin duda, es motivo de celebración que la tierra a la que uno pertenece o se siente vinculada, en la que ha emprendido, en la que presta servicios, o a la que dedica su trabajo y sus esfuerzos políticos, sea tan atractiva como para acoger millones de visitas y todo lo que ello conlleva.

Que Andalucía es un referente turístico a nivel mundial es algo incuestionable. Basta con pasear las calles de sus ciudades, cualquier día y a cualquier hora. Personas que llevan las distintas procedencias en sus rasgos y su lengua. Orientales, latinoamericanos, centroeuropeos... todos vienen a disfrutar de una experiencia única que engloba desde lo cultural o gastronómico hasta lo climatológico. Todo suma.

Seguir leyendo »

Dar trigo y comunión de divorciados

El Papa ha invitado a los participantes del Sínodo a no centrarse en los tema de divorciados / EFE

La Congregación vaticana para la Doctrina de la Fe tiene excomulgados a aquellos católicos que aceptan que alguien los excomulgue por haber vuelto a casarse o vivir en pareja tras la ruptura de su matrimonio sacramental anterior. Basa su regla inamovible en las palabras del Señor en el pasaje de Marcos 10, 2-16, en que corrige a Moisés y asimila al adulterio el inicio de una nueva relación. Bien. Nada que objetar. "Ipsissima verba et facta Jesu" (las mismísimas palabras y obras de Jesús). Derecho divino, según la Congregación.

El Señor manda no atesorar dinero en este mundo (Mateo 6, 19-21), dar gratis lo que se ha recibido gratis (Mateo 10, 8), no tener donde reclinar la cabeza (Mateo 8, 20), imitar a la viuda que echa un cuadrante en el gazofilacio (Marcos 12, 38-44), vender cuanto se tiene y seguirle (Mateo 19, 2). Ipsissima verba Jesu. No se cumple. El Papa el primero y los cardenales, no pocos obispos y gran parte del clero que dice guiar al pueblo cristiano atesoran bienes de este mundo en bancos propios y en bancos ajenos, tienen garantizado donde reclinar la cabeza, no son capaces de vender sus propiedades sino que compran mas, no dan todo su dinero al templo, perciben estipendios a cambio de actos sacramentales varios. Palabras tan de derecho divino como aquellas. No se cumplen. Papa, cardenales, obispos y clero latino no son laicos divorciados. Tienen otro derecho divino.

Los divorciados con vínculo sacramental son excomulgados si viven en una nueva relación por infringir un mandato del Señor. Estos potentados in sacris que violan coram pópulo otros mandatos divinos con un descaro sonrojante,
celebran al día siguiente, con amito y cíngulo, eso sí, sin ningún empacho ético, moral, ni canónico pues son ellos quienes redactan y promulgan los cánones. De cemento.

Seguir leyendo »

La "unidad popular" es vieja política

Las pasadas elecciones municipales arrojaron una lección que, por muy fundamental que resultara, no se quiso asumir por todas las partes: ha llegado el momento de desbordar los anquilosados esquemas, y la manera de hacerlo es mediante la confluencia. Hoy, un número impensable de municipios, incluidas varias de las principales capitales del Estado, con Madrid y Barcelona a la cabeza, cuentan con gobiernos de confluencia ciudadana.

La lección, por tanto, parecía clara. Tocaba abandonar las rigideces propias de la vieja política: el verticalismo, las jerarquías, los comités ejecutivos, la disciplina castrense, etc. En su lugar se imponían los liderazgos distribuidos, las tomas de decisiones en asambleas y los programas consensuados. Por fin, las ideologías inamovibles tenían un papel secundario. Las religiones del Libro ya no eran dogma, algo facilitado por el carácter municipalista de las candidaturas ciudadanas.

Personas de diferentes sensibilidades hicieron un notable esfuerzo por construir estas candidaturas: gente que provenía de movimientos sociales, de partidos, otras que solo gracias al 15M habían encontrado una vía colectiva a sus malestares y muchas más que hasta ese momento no formaban parte de iniciativas similares. En definitiva, hubo que construir, elaborar conjuntamente, consensuar, aproximar sensibilidades y renunciar a cualquier idea preconcebida. En una palabra, hubo que confluir.

Seguir leyendo »

El reto de una ordenación integral de las ciudades intermedias

Fotografía de familia del último congreso de la Aepous.

La Asociación Española de Profesionales de Urbanismo, Ordenación Territorial y Sostenibilidad (Aepuos), celebró el pasado año 2014, del 6 al 8 noviembre, su II Congreso Internacional de Urbanismo, Ordenación Territorial y Sostenibilidad, con la temática de la Planificación, gestión y gobernanza de las ciudades intermedias  (asimilables a nuestro concepto de ciudades medias en Andalucía). Las conclusiones de dicho congreso, como estrategias para las ciudades intermedias, fueron: 

En dicho congreso participó el arquitecto urbanista y profesor José María LLop Torné, director desde hace varios años del programa UIA-Cimes, a través de la Cátedra Unesco, renovada ahora para otros cuatro años, relativo a la planificación de las ciudades intermedias a nivel mundial. Este programa se diseñó para:

Dicho programa se articula a través de una Cátedra Unesco en España, radicada en la Universidad de Lleida. La labor en los últimos años de Llop y su equipo ha sido encomiable, se han realizado diagnósticos y planes base de distintas ciudades intermedias de los cinco continentes, con la colaboración de los actores públicos locales. En España las grandes ciudades se caracterizan por tener más de 500.000 habitantes, y en Andalucía tendríamos en este caso solo a Málaga y Sevilla, existiendo un gran número de ciudades intermedias o medias, con amplia tradición histórica, que articulan eficazmente el territorio andaluz, como refleja nuestro Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA).

Seguir leyendo »

Cómo nos venden la moto

Hay un librito estupendo, fácil de leer y de releer (es aconsejable) que se titula Cómo nos venden la moto, de Noam Chomsky e Ignacio Ramonet. En unas pocas páginas, los autores resumen cómo actúa la propaganda sobre nosotros a través de la concentración de medios dependientes de intereses económicos y políticos.

El libro es de 1995 y veinte años después Chomsky y Ramonet podrían hacer una actualización repleta con nuevos  ejemplos porque, lejos de cambiar de estrategia, nuestros gobiernos e instituciones de poder siguen haciendo de la información su mejor arma para vencer y alcanzar sus intereses. Y todo, a través de un pensamiento único donde, si propones algo contrario, te conviertes en un radical absoluto.

Mientras leo la prensa, consulto titulares, escucho la radio o presto atención a la tele, repito todo el día… "cómo nos venden la moto". Porque sí, porque lo hacen delante nuestra, en nuestras narices. Que si sólo Venezuela, que si los brotes verdes, que si la libertad, que si el Estado Islámico…  Y una, inocente, piensa que la gente se da cuenta. Y, al final, cuando llega la hora de la verdad, compruebas que sólo se percatan tres o cuatro y el resto sigue manejado como marionetas. Ejemplos hay miles…

Seguir leyendo »

Carta a Ana Pérez Luna

A pesar de haber formado parte de la ejecutiva de nuestra organización sindical, como Secretaria de la Mujer en UGT Andalucía, Ana Pérez Luna muestra un gran déficit del conocimiento del trabajo que realizamos, siendo lamentable que haga este tipo de valoraciones a través de los medios y no las plantee en los órganos internos de la organización lugar de debate y participación la Unión General de Trabajadores a la que pertenece.

Sea época estival o no, el trabajo de UGT Andalucía no cesa, otra cosa diferente es la repercusión mediática que el mismo tenga en los medios de comunicación, te invitamos a echar un vistazo a las diferentes páginas Web de las que dispone nuestra organización para que compruebes que nuestra lucha es diaria y no entiende de festivos.

En referencia a nuestra ausencia en la campaña electoral, te recordamos que UGT Andalucía siempre se ha caracterizado por aportar una visión social y reivindicativa en el avance de los derechos laborales y sociales. La UGT Andalucía no puede ni quiere ser ajena a participar, como organización sindical de clase y en representación de los intereses legítimos de los trabajadores y trabajadoras andaluces, en el debate que necesariamente se plantea en las elecciones autonómicas. Prueba de ello, es que en las elecciones del 22 de marzo, presentamos a las diferentes formaciones políticas una batería de propuestas con el objetivo de que el Gobierno que saliera elegido en las urnas pudiera combatir: el desempleo y la desigualdad.

Seguir leyendo »