eldiario.es

9

Nuestros jóvenes en Europa

¿Quién no tiene un familiar o un amigo que esté trabajando o buscando empleo en algún país de la UE? Es algo habitual, como lo prueba el hecho de que haya casi un millón de jóvenes españoles fuera de nuestro país, muchos de ellos en países europeos.

Por lo general, cuando sale este tema en las conversaciones o tertulias radiofónicas, suele acompañarse del lamento por la pérdida que supone para España la salida de nuestros jóvenes mejor preparados. Se habla de fuga de talentos, de inversión desaprovechada, de la falta de oportunidades que se les ofrece en nuestro país. Al final se mezcla todo, y se acaba afirmando un plan de retorno para recuperar a todos los que se han ido en los años peores de la crisis económica.

Pero si analizamos las cosas con algo de sosiego el punto de mirada puede que sea diferente. Hagamos algunas reflexiones sobre este asunto.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

De lo mítico a lo real: desvelando los secretos del torillo andaluz

Hay que retrotraerse al final de los años 90 para reconstruir la historia moderna del estudio del torillo andaluz. Iniciamos una larga andadura para desvelar el misterio de la existencia de esta enigmática ave sin una sola cita documentada en España desde un 3 de diciembre de 1981 en que, en el entorno del Parque Nacional de Doñana, se cazó el último torillo ibérico del que se tiene constancia. Este ejemplar y otros obtenidos en la zona ese mismo año, se conservan hoy en la colección científica de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) en Sevilla.

Sirva como introducción decir que los torillos son aves tremendamente discretas y difíciles de localizar. Viven entre la vegetación sin apenas dejarse ver y volando sólo en caso de extrema necesidad. El canto, emitido por las hembras, es un leve sonido de baja frecuencia, similar al obtenido al soplar sobre la abertura de una botella de cristal vacía, que apenas es audible a muy corta distancia. Así pues, podríamos decir que su vida es más parecida a la de un ratón que a la de un ave.

Tras casi 20 años de iniciativas infructuosas por parte del Gobierno de España, la Junta de Andalucía y la Diputación de Cádiz, así como entidades conservacionistas como el Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra que pudieran documentar la persistencia del torillo en España, el Equipo de Seguimiento de Procesos Naturales de la Estación Biológica de Doñana comienza a indagar en la posibilidad de que aún exista alguna población en Marruecos.

Seguir leyendo »

El estudio de los microorganismos para mitigar los efectos del cambio climático

Esta misma semana nos sorprendía la noticia de que el cambio climático afecta ya a 32 millones de españoles. Sin embargo, los efectos del cambio climático los vienen sufriendo los ecosistemas naturales desde hace años, aunque las personas no nos hayamos dado cuenta de ello. Distintas organizaciones internacionales han auspiciado la creación de Observatorios de Cambio Global en distintos países y zonas geográficas; uno de ellos situado en el Espacio Natural de Sierra Nevada (provincias de Granada y Almería), ya que es un punto especialmente sensible para detectar de forma temprana estos cambios. Aunque es conocida la labor y esfuerzos realizados en el estudio de organismos superiores (plantas y animales), son menos conocidos los estudios sobre lo microorganismos y las implicaciones que los mismos pueden tener sobre el resto de componentes del ecosistema.

En este contexto, se han llevado a cabo distintos proyectos de investigación sobre los microbiomas de las quercíneas (principalmente encinas y robles) del Espacio Natural de Sierra Nevada. La incidencia de los incendios forestales podría incrementarse en un futuro, y por tanto se ha estudiado cuáles son los microorganismos y los procesos bioquímicos que pueden ayudar a recuperar el ecosistema. Así, hemos visto que en este proceso de recuperación tienen un papel destacado las Actinobacterias, géneros Arthrobacter y Blastococcus, que aumentan su número hasta ser casi la cuarta parte de todos los microorganismos del suelo.

Estas bacterias destacan por su capacidad de crecer en suelos pobres en nutrientes (oligotrofia), al tiempo que pueden ser capaces de metabolizar restos de madera quemada, y aportar nuevo nitrógeno al ecosistema. El nitrógeno es un elemento esencial para el desarrollo de las plantas, que se pierde como consecuencia de los incendios y de la erosión de los suelos; tan sólo las bacterias y arqueas (procariotas) son capaces de obtenerlo a partir del Nitrógeno atmosférico y así ponerlo a disposición del resto de organismos del ecosistema. Pero también son capaces de convertir en amonio disponible para las plantas otras fuentes inorgánicas de nitrógeno presentes en el suelo quemado.

Seguir leyendo »

Las listas electorales o por qué la gente odia la política

“Todos sabemos qué hacer para votar un representante, pero si estamos a disgusto con él, muy pocos saben cuáles serían los mecanismos que el ciudadano podría poner a funcionar para intentar cambiar eso”. El problema, como muestra este extracto extraído de un grupo de discusión entre simpatizantes de partidos de izquierda, tiene que ver con la organización del sistema político. Para la mayoría de la gente, los sentimientos negativos que inundan sus conservaciones sobre el sistema político tienen que ver con el modo en que los políticos se organizan. La imagen que se extrae de esa organización es una en la que nadie puede entrar. “Es un sistema político por y para los políticos, el sistema es hermético”, dicen expresamente en un grupo de personas de clase media alta. Para uno de los participantes, simpatizante del partido popular, los partidos “funcionan como una secta”.  

Tenemos elecciones próximamente y los partidos han diseñado sus listas electorales de la peor forma posible desde el punto de vista de la gente. A diestro y siniestro, se piensa que el gran problema de la desconexión entre la política y la sociedad es la forma en que los partidos confeccionan sus listas: “El problema empieza con la lista electoral, que son diseñadas por el jefe. Ser político depende de tu obediencia al líder del partido. Esto es despotismo político, pero no por los partidos, sino por la gente que hay en ellos”. Esto lo decía un participante en un grupo de discusión formado entre simpatizantes de los partidos de izquierda en el año 2011. Pero es algo que se repite constantemente en una investigación que ha repetido los mismos ocho grupos de discusión (por toda España) en tres momentos distintos: marzo del 2011; marzo del 2012; y febrero del 2015.

La forma en que estas últimas semanas hemos visto como el PSOE imponía desde Madrid la lista electoral, o como el PP hacía lo propio con las suyas, todos ellos relegando de las listas a personas menos afines a las estrategias de sus líderes, genera entre la ciudadanía una imagen de lealtad, que les hace pensar que los diputados elegidos están más pendientes de preservar su puesto y, en consecuencia, se inclinan antes a obedecer a sus superiores, que a buscar alternativas políticas a los problemas que experimentamos. Alrededor de los partidos y cómo se organizan los políticos en ellos se condensan muchas metáforas sobre la vida política para la gente.

Seguir leyendo »

La finca experimental La Hoya: un valle africano en el corazón de Almería

Fue en el año 1971 cuando el reconocido biólogo José Antonio Valverde, con la colaboración del naturalista y periodista almeriense Antonio Cano, y el entonces Director del Instituto de Aclimatación del CSIC en Almería, Manuel Mendizábal, tuvieron la iniciativa de trasladar del Sáhara Occidental a las instalaciones propiedad del CSIC presentes en el barranco de La Hoya, en la vertiente norte de la Alcazaba de Almería, unos pocos ejemplares de dos especies de gacelas que se mantenían en cautividad en los acuartelamientos militares de Daora: siete gacelas o antílopes mohor (Nanger dama mhorr) y 17 gacelas dorcas saharianas (Gazella dorcas neglecta). Había nacido el Parque de Rescate de la Fauna Sahariana, el cual incorporaría cuatro años después ejemplares de las otras dos especies que contiene en la actualidad: cuatro gacelas de Cuvier (Gazella cuvieri) y tres arruis saharianos (Ammotragus lervia sahariensis), acompañados de otras 46 gacelas dorcas más. Por aquel entonces el Instituto de Aclimatación pasaría a denominarse Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC), centrando parte de sus esfuerzos en asegurar el éxito de este Parque de Rescate, único en el mundo y que ha llegado a ser referente en la conservación de la fauna norteafricana.

A comienzos del presente siglo este paraje pasó a denominarse Finca Experimental “La Hoya” (FEH), al ampliar su oferta de estudios e investigaciones y contar con la incorporación de aviarios, insectarios o invernaderos, así como un Centro de Visitantes con información sobre el origen de la FEH y sus poblaciones animales. No obstante, su misión primordial sigue siendo la cría de las cuatro especies de ungulados norteafricanos que acoge, de cara a alcanzar cuatro objetivos primordiales:

 1) Establecer y mantener los libros de registro o pedigrí de poblaciones reproductoras de las cuatro especies de ungulados custodiados por el CSIC, manteniendo un tamaño poblacional y una variabilidad genética que asegure su viabilidad futura.

Seguir leyendo »

El cambio climático y la floración de los cultivos frutales

Los frutales de climas templados necesitan estar expuestos a un período variable de bajas temperaturas durante el reposo invernal para una adecuada floración y, por tanto, producción de fruta. La duración de ese período es muy variable con diferencias entre especies y entre variedades dentro de cada especie.

En este contexto, las previsiones de diferentes modelos de cambio climático apuntan a un aumento de las temperaturas durante los meses de invierno en diferentes regiones del planeta. Estas previsiones se están viendo ratificadas por las observaciones en los últimos años en cambios de fenología de distintas especies vegetales tanto cultivadas como silvestres en la línea de un adelantamiento temporal de los procesos de desarrollo, incluyendo la floración.

En el caso de frutales de zona templada, estos cambios de fenología van frecuentemente asociados a problemas en floración en algunas zonas debido a un insuficiente frío invernal, ya que cada variedad necesita acumular unas necesidades determinadas de horas-frío para florecer.

Seguir leyendo »

Buscando la eficiencia alimenticia en acuicultura

La producción anual a nivel mundial de animales acuáticos cultivados ha aumentado de manera impresionante en los últimos 50 años, siendo en la actualidad de 80 millones de toneladas métricas, igualando las capturas de la pesca. Si se asume esta tendencia alcista actual, la predicción para los próximos 30 años indicaría un aumento similar en la producción que requeriría el doble de la demanda actual de alimentos acuáticos. Sólo en España se utilizaron 129 toneladas de pienso para acuicultura durante 2017, un 6,8 % más que en 2016 (APROMAR, 2018).

Una utilización adecuada de los nutrientes, impuesta por la eficiencia del proceso digestivo, es un factor clave que define el equilibrio coste/beneficio comercial y ambiental del sector de la acuicultura. Es decir, mientras que los nutrientes absorbidos se utilizan para el crecimiento (beneficio), los compuestos no utilizados se excretan como desechos (coste).

Las empresas de piensos intentan formular dietas que cubran los requerimientos nutricionales de muchas especies de peces cultivados. Sin embargo, la eficiencia en la hidrólisis por la digestión y absorción de los nutrientes también depende de varios factores relacionados con el tubo digestivo, y que apenas se han estudiado, como son el pH interno, la cantidad y funcionalidad de enzimas digestivas, y el tiempo disponible para digerir el alimento (tasa de tránsito del alimento).

Seguir leyendo »

Bacillus onubensis, una nueva bacteria en la Gruta de las Maravillas

Bacillus onubensis al microscopio

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) recomienda la identificación, protección y preservación del patrimonio natural y cultural de valor excepcional para la humanidad. Para la UNESCO, el patrimonio natural incluye formaciones geológicas excepcionales con valor científico, de conservación o estético, como las cuevas, de las que es un ejemplo la Gruta de las Maravillas en Aracena, Huelva.

En la gestión de una cueva visitable, uno de los aspectos generalmente ignorado, o al que se presta escasa atención, es la colonización de las rocas y espeleotemas (estalactitas y estalagmitas) por microorganismos. Salvo algunos casos espectaculares, que trascienden a los medios de comunicación, como el brote de hongos producido en la cueva de Lascaux (Francia) o la invasión de bacterias en la Sala de Polícromos de la cueva de Altamira, la microbiología de cuevas españolas y europeas ha sido poco investigada. El conocimiento de la presencia de microorganismos en una cueva y las vías de dispersión de éstos son necesarios a la hora de establecer una política de conservación y de prevención de invasiones microbianas en las cuevas.

La colonización microbiana de una cueva es un proceso natural. Las cuevas, aún sin descubrir ni expuestas a las visitas, ya se encuentran colonizadas por microorganismos. Durante milenios, estas cavidades subterráneas han mantenido un delicado equilibrio entre microorganismos y animales cavernícolas autóctonos, que se rompe tan pronto como se elimina la barrera que aislaba la cueva del exterior y se producen las visitas.

Seguir leyendo »

Diario sobre el calentamiento global de una investigadora en la Antártida

Hace unos 34 millones de años, un brusco descenso de los niveles de carbono el la atmósfera (CO2) causaron la formación del primer casquete de hielos de tamaño continental en la Antártida. Desde su formación, este casquete ha sufrido cambios en su tamaño de forma considerable. Durante épocas cálidas (interglaciares) los casquetes disminuían su tamaño, y al derretirse, el agua que está en el continente en estado sólido, pasa al océano en estado líquido, por lo que el nivel del mar global sube. Durante épocas frías (glaciares) los casquetes aumentaban su tamaño y el nivel del mar sufría un descenso. Aparte de los cambios de nivel del mar, las variaciones en el volumen de los casquetes de hielo tienen un efecto en la circulación oceánica (que es uno de los mecanismos por el que se distribuye el calor en el Planeta); el albedo terrestre (que determina cuánta radiación es reflejada por los mantos blancos de hielo); y los ecosistemas marinos, entre otros.

En el escenario actual de calentamiento global, es muy complicado determinar la estabilidad del casquete de hielos Antártico y una de las incógnitas actuales identificada por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) es el determinar cuánto subirá el nivel del mar y a qué velocidad. Las proyecciones actuales más pesimistas indican una subida de cerca de 1 metro para finales de este siglo.

Sin embargo, estas proyecciones no tienen en cuenta la posible contribución a esta subida del nivel del mar propiciada por una aceleración en la desestabilización de los casquetes continentales de Groenlandia y la Antártida. La respuesta a esta pregunta no la podemos encontrar en el ámbito de nuestros registros históricos, que cubren un periodo de tiempo con unas condiciones climáticas muy alejadas de las proyectadas para el futuro. Así, los testigos de hielo obtenidos de la Antártida nos indican que la concentración de CO2 atmosférico actual (407 ppmv) no han sido experimentado por el planeta en los últimos 800.000 años. De hecho, las concentraciones actuales de carbono atmosférico no han sido experimentadas por la Tierra desde hace unos 3 millones de años. El archivo de los eventos climáticos durante la dilatada historia climática de nuestro planeta (registros paleoclimáticos) se encuentran inscritos en las rocas y los sedimentos. 

Seguir leyendo »

Soy mujer y soy científica

El 11 de febrero de 2015, la científica irakí Nisreen El-Hashemite1, fundadora y presidente de la Liga Internacional de Mujeres en la Ciencia, propuso en Naciones Unidas que se declarara un Día Internacional para reconocer el papel de las mujeres en la ciencia y la tecnología. De este modo, a finales de ese año se aprobó que el 11 de febrero sería el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Los objetivos de esta jornada son varios: fomentar la vocación científica en niñas y visibilizar el trabajo de mujeres científicas y tecnólogas de manera que se rompan estereotipos. ¿Y esto, a qué viene? ¿Por qué un día específico para la mujer y la niña en la ciencia? Casualmente, en 2015 Naciones Unidas aprobó también los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como parte de la Agenda 2030 para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. Pues bien, el quinto ODS, de color naranja oscuro, es precisamente la Igualdad de Género. Otros ODS, yo diría que la mitad, aluden claramente a la Ciencia y la Tecnología como impulsores del desarrollo y el bienestar de las personas y de la protección del medio ambiente. En 2015, pues, nuestra sociedad estaba (teóricamente) preparada para comenzar una nueva estrategia de desarrollo, más moderno y más respetuoso con las personas y con el medio ambiente.

csic2

Seguir leyendo »