eldiario.es

Menú

Acoso sexual en ciencia

La Directiva 2002/73/CE, define el acoso sexual como: “ la situación en que se produce cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo”. El acoso sexual en el ámbito laboral se inscribe en tres grandes ejes: la violencia contra las mujeres, un entorno laboral sexista, y un marco de abuso de poder (tanto jerárquico como de género).

Un reciente estudio realizado por dos grandes universidades en EEUU en 36 campus revela el impacto del acoso sexual y agresiones de género o por razón de sexo en ciencia. Un 20% de las mujeres participantes experimentaron acoso sexual por profesores y trabajadores en estas universidades (https://www.nap.edu/resource/24994/Sexual%20Harassment%20of%20Women%20ReportHighlights.pdf). La academia en este país se encuentra en segundo lugar, después del ejercito, en las tasas de acoso sexual. El estudio, además, concluye que no hay evidencia de que las actuales políticas, procedimientos y enfoques, que a menudo se centran en el cumplimiento simbólico de la ley, hayan dado lugar a una reducción significativa del acoso sexual.

A falta de un estudio sistemático a gran escala como el de EEUU, según informes del Instituto de la Mujer, los datos en España apuntan a que las situaciones de discriminación, desigualdad y violencia son frecuentes, y ocurren de manera visible o invisible en los centros de trabajo de manera que una de cada cuatro mujeres dice haber observado algún tipo de acoso sexual en su entorno laboral  (https://www.dropbox.com/s/tcubss04ftdoe6t/mtasestudioacososexual.pdf?dl=0, http://www.europapress.es/epsocial/igualdad/noticia-acoso-sexual-ambito-laboral-afecta-mujer-dia-espana-20171120135557.html).

Seguir leyendo »

Series temporales y redes tróficas en ecología: el caso del estuario del Guadalquivir

El conocimiento de la fauna y de los procesos biológicos de un ecosistema tan dinámico como un estuario se hace evidente después de mantener una serie de datos biológicos en campo a lo largo del tiempo. En el seno del equipo de investigación del ICMAN-CSIC donde comencé a trabajar en el estuario del Guadalquivir, se empezó a forjar una larga serie temporal en 1997 sobre la macrofauna nectónica (peces y crustáceos decápodos), que a día de hoy cuenta ya con información de 18 años de muestreos sistemáticos.

La “fotografía estática” del estuario del Guadalquivir, que el carcinólogo Zariquiey Álvarez (1968)1 relató hace 50 años, mostraba lo común que era el camarón de río ( Palaemon longirostris) hasta Sevilla o lo frecuente que era la especie marina de crustáceo decápodo denominada catalineta ( Crangon crangon) a 80 kilómetros, estuario arriba, de su desembocadura. Una entrada impensable hoy en día, testimonio del cambio que históricamente ha sufrido este estuario. En la actualidad disponemos de una fotografía dinámica, obtenida con una dedicación y un coste alto, pero que es necesaria para no perder la referencia de los procesos de cambio y poder explicar lo que ocurre en los niveles de organización biológica de un ecosistema a lo largo del tiempo.

El alto número de especies en el estuario del Guadalquivir, entre las que algunas están amenazadas (la anguila, por ejemplo) o extinguidas (esturión), y la alta densidad de algunas de ellas ponen de relieve el papel fundamental de estos ecosistemas como áreas de cría. Por ejemplo, la entrada de juveniles de boquerón en verano en el estuario del Guadalquivir en busca de alimento y refugio permite en parte el desarrollo de una pesquería de esta especie en el Golfo de Cádiz.

Seguir leyendo »

La memoria de las plantas

Todas las células de un organismo contienen la misma información en su ADN de tal forma que para que puedan existir distintos tipos celulares y se puedan dar los distintos procesos del desarrollo los genes que no se necesitan en un momento determinado deben mantenerse apagados y los que si se necesitan encenderse. Este estado apagado o encendido de los genes se transmite a las células hijas tras la división estableciéndose una memoria celular.

En este proceso participan las proteínas que incorporan modificaciones químicas reversibles en el ADN o en las histonas que junto con el ADN constituyen la cromatina. Estas modificaciones no alteran la secuencia de ADN pero sí a la estructura de la cromatina lo que afecta la expresión de los genes . Combinaciones específicas de estas modificaciones sirven como una especie de código ( “el código epigenético”) que determina si el gen ha de ser silenciado o expresado y esta información puede ser transmitida de las células madre a las hijas. La regulación epigenética no solo es importante para el desarrollo apropiado de los animales y plantas, sino que también es crucial para la adaptación al ambiente, especialmente en las plantas que al ser organismos sésiles no pueden salir corriendo y protegerse de las condiciones adversas.

Las plantas están constantemente expuestas a cambios en temperatura, intensidad de la luz, nutrientes y disponibilidad de agua, además de estar desafiadas por varios patógenos e insectos. Para sobrevivir a estas dificultades, han desarrollado mecanismos elaborados de detección de señales que conllevan a cambios rápidos de la expresión génica. Como estas perturbaciones ambientales pueden ocurrir repetidamente, les resulta ventajoso poder recordar incidentes pasados y usar este conocimiento almacenado para adaptarse a los nuevos desafíos.

Seguir leyendo »

Cosas que debes saber sobre la carabela portuguesa

Hola, soy Laura Prieto, trabajo en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, del CSIC, y soy investigadora de esta especie que está causando pavor en la sociedad. ¿Qué debemos saber sobre ella?

Pertenece al Filo de los Cnidarios (del griego [Kníde], ortiga), por lo que tiene cnidocistos (células urticantes), como los escifozoos (las medusas típicas), las anémonas, las gorgonias y los corales. La Carabela portuguesa, con apariencia de medusa, es en realidad un Hidrozoo colonial. Esto quiere decir que cuando tú crees que estás viendo un animal, en realidad estás viendo a un edificio flotante de animales de distintas formas y con diversas funciones (cazar, alimentarse y reproducirse) y todos esos animales se distribuyen en los tentáculos que cuelgan de un único individuo diferenciado (el neumatóforo). Este individuo es como un flotador con una vela que permite a la colonia moverse con las corrientes superficiales y los vientos. Como viven en la superficie de los océanos (debido al flotador), son organismos pleustónicos de mar abierto. Precisamente su nombre común se debe a que su vela se parece a la de los barcos portugueses con dicha denominación.

Pero lo primero que hay que hacer es tranquilizarse. Este mensaje tranquilizador está basado en varias razones, todas ellas científicas:

Seguir leyendo »

Crónica de un científico afortunado

Un conocido y proverbial consejo atribuido a Confucio es que trabajes de lo que te gusta y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida. Y como bien sabemos, cuando haces algo que realmente te gusta, disfrutas tanto con ello que el tiempo pasa volando. Yo empecé haciendo divulgación científica en verano del año 2008, cuando realicé las prácticas de empresa para el Museo de la Ciencia de Valladolid. ¡Aún no me había licenciado! En su revista número 3 publiqué mi primer artículo de divulgación. Hoy lo leo avergonzado y me doy cuenta de la cantidad de cosas que he aprendido desde entonces. ¿Quién me iba a decir a mi hace 10 años que llegaría dar una charla en Naukas?

Hace ya mucho tiempo que tengo bastante claro que mi vocación es la divulgación de la ciencia. Transmitir el conocimiento científico a la sociedad es algo que considero esencial. Sobre todo en una sociedad como la nuestra, que como bien apuntaba el famoso astrofísico y divulgador Carl Sagan, es profundamente dependiente de esa ciencia, y que a pesar de ello adolece de una escasa cultura científica, tal y como muestran las últimas encuestas de la FECYT. Una sociedad en la que hay tantísima gente que intenta engañar a la población aprovechándose de esa incultura científica. Ojalá algún día pueda ganarme la vida con la divulgación.

Confianza de los ciudadanos en prácticas paranormales o pseudocientíficas. Fuente: FECYT

Confianza de los ciudadanos en prácticas paranormales o pseudocientíficas. FECYT

Seguir leyendo »

Machine learning: cuando las máquinas aprenden

Cuando James Cameron en 1984 nos alertó sobre los riesgos de una futura rebelión de las máquinas dirigidas por la inteligencia artificial de Skynet, se estaba basando en cierto modo (consciente o inconscientemente) en conceptos como aprendizaje automático (más conocido como machine learning), propuesto por el informático Arthur Samuel en 1959. Mientras que el procesamiento tradicional se basa en seguir una serie de instrucciones estáticas (fijas) previamente programadas, los sistemas inteligentes se basan en algoritmos que se auto-modifican (o aprenden) de forma dinámica en función de la información que van recibiendo. Esta idea le sirvió a la ciencia-ficción para confundir la capacidad de auto-aprendizaje con la consciencia.

En las últimas décadas, la inteligencia artificial ha evolucionado dando lugar a diversos campos de investigación que incluyen, entre otras propuestas, las redes neuronales. Estas redes, inspiradas en las estructuras de procesamiento del cerebro humano, son especialmente apropiadas para aplicaciones como visión artificial, reconocimiento de voz, traducción automática o conducción autónoma.

En general, la información recibida por una red neuronal se propaga a través de una serie de capas de neuronas (donde cada neurona es una unidad básica de procesamiento) interconectadas entre sí y proporcionando un resultado final (o decisión) a la salida de la última capa. Cada interconexión entre dos neuronas de la red se caracteriza por un determinado peso que pondera la información que circula por ella (podemos entender el peso como un factor que multiplica la información que se transmite entre ambas neuronas), de forma que cuando la red modifica esos pesos siguiendo un cierto criterio decimos que está aprendiendo.

Seguir leyendo »

Los rumiantes como productores de alimentos nutritivos y saludables

Los productos animales como la leche y la carne han formado parte de la dieta humana a lo largo de la historia. El incremento de la población mundial, que se estima llegará a superar los 9 millones de personas en 2050, aumentará la demanda de esos alimentos en un escenario caracterizado por la escasez de agua, energía, tierras de cultivo, recursos alimenticios para el ganado, etc. Se trata de un gran desafío para la producción animal, agravado por el cambio climático. La sostenibilidad y el uso eficiente de los recursos disponibles son la base para afrontar ese desafío.

Los rumiantes proporcionan la mayor parte de la leche y una gran proporción de la carne que se consumen en los países desarrollados y, en países en desarrollo, constituyen una de las principales fuentes de alimento. Las estrategias que permitan aumentar la producción de leche y carne también han de reducir el coste económico y ambiental de la producción animal, proteger el bienestar y la salud del animal y asegurar que los alimentos producidos sean de gran calidad nutritiva y saludables para el consumidor.

La alimentación del ganado representa más del 70% del coste total de un sistema productivo. El incremento del precio de materias primas convencionales de las dietas como los cerealeshace que la caracterización y el uso de alimentos no convencionales (subproductos, desechos de cosechas, frutos de destrío, etc.) sean de extraordinario interés actual y futuro. En general, estos materiales contienen cantidades elevadas de fibra (celulosa, hemicelulosa, lignina, pectinas etc.) y pueden ser reutilizados como alimento de los rumiantes gracias a la capacidad de estos animales para degradar fibra.

Seguir leyendo »

El olor y la búsqueda de alimento por los mosquitos

Cierra los ojos y piensa en el aroma de un café recién hecho o ese olor tan característico de la lluvia sobre el césped. Ese sentido del olfato que muchas veces queda relegado a un segundo plano, realmente juega un papel fundamental en la naturaleza. Las señales olorosas permiten el reconocimiento individual o la localización del alimento para muchos vertebrados. Pero, el olor, lejos de ser un estímulo importante únicamente para estos animales, también juega un papel esencial en la vida de unos organismos mucho más pequeños, los mosquitos. Sí, estos pequeños insectos utilizan el olfato para localizar su próximo hospedador, y así poder alimentarse de su sangre. Si bien es cierto que los mosquitos son capaces de detectar a sus hospedadores por su tamaño, temperatura y concentración de CO2 proveniente de la respiración, no cabe duda de que el olor juega un papel primordial. Los receptores olfativos situados en las proximidades de la probóscide permiten al mosquito evaluar las concentraciones de los diferentes compuestos emitidos por los potenciales hospedadores de los que se alimentan. Así, pequeñas alteraciones en las concentraciones de algunos compuestos estimularán estos receptores, siendo los mosquitos capaces de detectar pequeñas variaciones en el olor.

Las aves son, con frecuencia, unos importantes hospedadores de los mosquitos, y este es el caso del mosquito común Culex pipiens, la especie más común en la mayoría de ciudades y pueblos de Andalucía Occidental. No obstante, no todas las especies de aves ni todos los individuos presentan una igual susceptibilidad al ataque de los mosquitos. Al contrario, las picaduras de estos mosquitos suelen concentrarse en algunas especies en particular, y en concreto, en algunos individuos. Pero, ¿tendrá el olor algo que ver en todo esto?

El olor y la búsqueda de alimento por los mosquitos  2

La glándula uropigial esta situada sobre la base de la cola de las aves y produce una secreción formada principalmente por compuestos volátiles, que una vez liberados al medio se dispersan y evaporan con facilidad, y por ceras, que evitan esta rápida evaporación actuando como fijadores de los volátiles. Esta secreción tiene funciones tan importantes como la impermeabilización de las plumas y su protección frente a los rayos ultravioleta. La composición de las secreciones de esta glándula varían entre especies e individuos, lo que podrían explicar, al menos en parte, la diferente susceptibilidad al ataque de los mosquitos de estas aves, sin olvidar el papel que jugarían otros factores como el color o el tamaño de las aves.

Seguir leyendo »

La gineta estaba en España cuando llegaron los árabes

Desde hace tiempo se admite que la gineta ( Genetta genetta), un precioso mamífero de pelaje gris con manchas negras y larga cola rayada, hoy común en España, ha sido introducida por los humanos en Europa. Además, numerosas leyendas sugieren que esta u otras especies de ginetas han sido alguna vez comensales del ser humano, probablemente precediendo a los gatos en la tarea de librar a la sociedad de ratas y ratones.

Como todas las especies de ginetas viven en África, y las ginetas de Europa están restringidas prácticamente a la Península Ibérica y parte de Francia, se ha considerado que habría llegado a nuestro continente a través de Gibraltar y los más probables portadores habrían sido los árabes (responsables también, en principio, de la introducción de erizos morunos, camaleones y tortugas terrestres). Además, la gineta más antigua que se había hallado hasta ahora en un yacimiento arqueológico procedía de época almohade (comienzo del siglo XIII de nuestra era) y había sido encontrada en excavaciones realizadas en el Castillo Árabe de Mértola, en el sur de Portugal (Morales 1994).

Recientemente se han datado mediante radiocarbono los restos de dos ginetas encontrados hace años en el yacimiento malagueño del Abrigo 6 de Cueva del Humo (Málaga) (ver Delibes et al. 2017). A uno de estos ejemplares se le ha asignado por parte del Laboratorio de Radiocarbono de Poznan (Polonia)  una edad de 1310 + 30 años (el otro era mucho más reciente), lo que una vez calibrado lleva a situarlo con una probabilidad superior al 95% entre los años 656 y 773, y con una probabilidad del 49% antes del 708. Esta gineta, por tanto, es 500 años más antigua que la hallada en Mértola, y por el momento la más antigua localizada en Europa.

Seguir leyendo »

La singular escritora Cecilia Böhl de Faber, conocida como Fernán Caballero

Esta escritora fue siempre fiel a sus convicciones, dedicó su vida a difundir sus ideas, que hoy se podrían considerar ecologistas y defendió a la mujer en sus aspiraciones de progreso y liberación de ataduras que incluso, también hoy, también se podrían considerar de género. Resaltando investigaciones ya publicadas sobre la vida y las cartas que escribió Cecilia Böhl de Faber, escritora más conocida como Fernán Caballero, se pretende aquí destacar brevemente su figura y su obra.

En estas investigaciones se recupera a esta singular escritora, modelo de las letras hispánicas por su contribución literaria, pero también se la descubre como modelo de mujer adelantada a su tiempo. A la escritora se la relaciona con la idiosincrasia, la historia y las tradiciones de la ciudad sevillana de Dos Hermanas, además de ser un personaje muy arraigado y vinculado a la misma. Incluso se la ha calificado de controvertida, teniendo que desenvolverse en el siglo XIX y con su condición femenina culturalmente en entredicho. Con su fuerza de voluntad y la convicción de sus ideas, ella supo salir adelante.

Cecilia Böhl de Faber nació en la pequeña población de Morges (Suiza) un 25 de diciembre de 1796 y no el 24 o el 27 como erróneamente aparece en distintas biografías de la escritora. Fue bautizada con los nombres de Cecilia Francisca Josefina. Es importante destacar la influencia que tuvieron sus padres en la educación que recibió Cecilia. El padre, Juan Nicolás Böhl de Faber, alemán afincado en España, era un intelectual que trajo las ideas del Romanticismo alemán a España.

Seguir leyendo »