Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La Universidad de Oviedo colabora en un proyecto europeo para lograr hidrógeno verde a partir de agua

De izquierda a derecha, los investigadores de la Universidad de Oviedo Roberto Luis Iglesias Pastrana y Víctor Manuel García Suárez.

elDiario.es Asturias

0

Los profesores del Departamento de Física de la Universidad de Oviedo Víctor Manuel García Suárez y Roberto Luis Iglesias Pastrana participan junto a Jordi Albiol y Alba Garzón Manjón, del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) en una iniciativa europea junto a investigadores franceses y noruegos. El objetivo es obtener hidrógeno verde (H2) a partir de agua mediante un proceso electroquímico generado con luz solar.

El proyecto europeo denominado “NEXPECH2” (Next generation photoelectrochemical cell for hydrogen generation) pretende responder a varios desafíos: prevenir el agotamiento de los recursos naturales, satisfacer la demanda creciente de energía y, al mismo tiempo, reducir de manera efectiva las emisiones de gases de efecto invernadero.

El trabajo está coordinado por el investigador Mohamed Nawfal Ghazzal, del Institut de Chimie Physique de París (Centre National de la Recherche Scientifique - CNRS).

El hidrógeno verde es un combustible químico limpio y sostenible que puede almacenarse a gran escala durante mucho tiempo y utilizarse para reemplazar los combustibles fósiles como medio de provisión de energía, combustible para el transporte y materia prima.

El objetivo final de NEXPECH2 es producir hidrógeno verde en un prototipo a escala de laboratorio mediante el desarrollo de un innovador sistema fotoelectroquímico (PEC) para maximizar la captación de luz solar y la conversión solar eficiente a elemento químico. La Universidad de Oviedo ha confirmado, a través de un comunicado, que el proyecto desarrollará un dispositivo compacto de bajo costo con el objetivo de alcanzar la mayor eficiencia posible.

Los dos investigadores del Departamento de Física sostienen que el proyecto tiene importante efectos científicos, económicos y sociales y ambientales.

Impactos científicos

El propósito de este proyecto es entregar hidrógeno verde a un nivel tecnológico avanzado en términos de eficiencia, estabilidad, costo de producción y ampliación de dispositivos de conversión de hidrógeno de energía solar a combustible.

Los impactos científicos esperados son dos. Primero, el intercambio de conocimientos a través de actividades de investigación específicas con socios de la Unión Europea, lo que permitirá avanzar en la comprensión científica y la tecnología más puntura y, además, fortalecerá la base tecnológica de los socios europeos e internacionales. Y, segundo, esta iniciativa colaborativa acelerará el desarrollo de combustibles renovables y sostenibles que compitan con las alternativas a los combustibles fósiles.

Además, servirá como base para acercar la tecnología para la producción de hidrógeno mediante la división fotoelectroquímica del agua a los productos comerciales.

“Esperamos que, al finalizar NEXPECH2, se cree la necesidad, a través de futuros proyectos europeos que involucren a la industria, de validar la tecnología y desarrollar prototipos industriales. Además, el proyecto permitirá que la colaboración ya establecida entre todos los socios de NEXPECH2 continúe durante mucho tiempo”, comentan ambos investigadores.

Impactos sociales y ambientales

El Acuerdo de París alcanzado en la COP21 establece objetivos legalmente vinculantes para que los países reduzcan sus emisiones de gases de efecto, lo que contribuirá a acelerar la transición hacia una economía baja en carbono.

“La conversión de energía solar en combustible de hidrógeno es una tecnología prometedora con el potencial de proporcionar energía sostenible, limpia y almacenable para una variedad de aplicaciones”, subraya el profesor García Suárez.

El proyecto permitirá a las sociedades reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados, lo que conducirá a una mayor independencia energética y al mismo tiempo mejorará el acceso a la energía renovable para las comunidades desatendidas.

“Esta nueva tecnología contribuirá al desarrollo de una economía verde y sostenible mediante la creación de nuevos empleos necesarios para la producción de las nuevas soluciones y la operación y mantenimiento de futuras instalaciones”, ha ratificado Iglesias Pastrana.

 

Etiquetas
stats