eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Albert Naya

Periodista freelance en Ankara (Turquía).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 23

Una app y una hipoteca han puesto a una pareja turca en el punto de mira de Erdogan

"Golpeaban la puerta sin parar, mi hija pequeña se asustó, todos estábamos asustados". Ante la fuerza de los golpes, Melike y Nihat abrieron la puerta. Con ello, su vida cambió. Aquella madrugada, que comenzó como otras muchas más y concluyó con un calvario que aún se prolonga cada vez que asisten a una nueva declaración ante el juez o son interceptados por la Policía.

El matrimonio, cuyos nombres no quieren revelar por miedo a represalias, vive en algún lugar de la profunda Anatolia. La joven habla en primera persona porque su marido lleva meses en prisión: "A mí me dejaron libre para poder cuidar de mi hija, pero también seré juzgada por lo mismo".

Seguir leyendo »

Séptimo aniversario de la guerra siria: "Mi vida finalizó hace siete años"

La guerra en Siria ya suma siete años, los mismos que Fatma acumula sin Aziz, su marido. "Teníamos una vida cómoda en Alepo y mi marido trabajaba en una fábrica de zapatos", recuerda la mujer, ahora refugiada junto a sus dos hijos en Turquía.

En junio de 2011, cuatro meses después de las primeras protestas contra el Gobierno, Aziz cerró los ojos por última vez. "El pequeño no se acuerda de él", afirma Fatma mirando fijamente a su hijo menor.

Seguir leyendo »

Hambre y cárcel: la experiencia de dos profesores purgados en la Turquía de Erdogan

Caras pálidas y cansancio. La resistencia de los purgados por  el Ejecutivo turco tras el intento de golpe de Estado sigue su curso, pero lo hará sin la herramienta más poderosa que habían tenido hasta el momento, jugar con la vida de dos personas. "El gobierno usa nuestro hambre para amenazarnos, nosotros lo usamos como arma", afirmaba Semih Özakça un mes antes de acabar con el martirio que le ha mantenido, junto a Nuriye Gülmen, 324 días sin comer. Lo que algunos entienden como el final de un chantaje al Gobierno, otros lo consideran el acto más valiente de los dos símbolos de la purga. Semih y Nuriye no morirán por su causa.

Seguir leyendo »

El colectivo LGTBI, la última víctima de Erdogan: "No tenemos miedo, pero deberíamos tenerlo"

"No tenemos miedo, pero deberíamos tenerlo". Ozgür Gür tiene 23 años y estudia en la Universidad Técnica de Medio Oriente (ODTÜ), uno de los centros educativos más prestigiosos de Turquía. Desde que empezó su andadura en el movimiento LGTBI, no había vivido un momento tan determinante para reivindicar los derechos del colectivo, dice en una conversación con eldiario.es.

El veto a las movilizaciones "por razones de seguridad", según el Gobierno turco, se sigue extendiendo hacia los grupos más molestos para el presidente, Recep Tayyip Erdogan. La última víctima ha sido la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales), que en los últimos años ha ganado una fuerza considerable y se opone a las directrices de los sectores más conservadores del país.

Seguir leyendo »

Anclados en Turquía: la vida de los refugiados que nunca llegaron a la UE

El olor a madera quemada avisa que el invierno se empieza a asomar, y con él, los problemas que afrontan los más desafortunados. La ciudad de Ankara viste de negro ante las dificultades que sufren los refugiados en las fechas que se avecinan, unas circunstancias que alcanzan su máxima expresión en el barrio de Altındağ, bautizado como 'La pequeña Alepo'.

No es difícil encontrarlo, solamente hace falta seguir la niebla. El denso humo que se acumula en sus calles a primeras horas de la mañana, dónde el frío alcanza su apogeo, revela con creces la cara más amarga de esta estación del año. Sin dinero y poca ropa, las temperaturas les obligan a quemar todo cuanto encuentren a su paso y la nube tóxica se alza a medida que pasan las horas para indicar que un nuevo día acaba de empezar, otra jornada en el barrio donde malviven los que tuvieron que abandonar Siria forzosamente.

Seguir leyendo »

Turquía juzga a once activistas detenidos en la purga tras el golpe de Estado

Amnistía Internacional quiere olvidar el pasado 5 de julio, cuando diez defensores de los derechos humanos fueron arrestados en un hotel de la isla de Büyükada, en Estambul. Quiere hacer lo mismo con el 6 de junio, cuando el presidente de la misma organización, Taner Kiliç, fue arrestado en su casa de Esmirna. Mientras el cautiverio de los activistas continúa, gobiernos y figuras mediáticas han pedido su liberación, incluidos órganos de la Unión Europea.

El desenlace podría comenzar este miércoles y jueves, cuando se enfrentaran a un juicio que les puede dejar en libertad, o la pesadilla seguirá para demostrar que defender los derechos fundamentales en Turquía es significado de delito.

Seguir leyendo »