eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Alejandra García

Periodista. Directora del Santuario Equidad (Argentina). Representante en Argentina de la Fundación Franz Weber. Miembro de la plataforma ZOOXXI. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 17

El largo camino a casa

Estamos viviendo momentos históricos en los que se mezclan muchos sentimientos: la alegría de conseguir el objetivo, las lágrimas de emoción al ver a Mara en su nuevo hogar, la ansiedad por agilizar los documentos que necesitan los elefantes que aún están en Argentina para poder partir. Todo se resume en que Mara, tras un largo camino de 2.700 kilómetros -los que separan la ciudad de Buenos Aires y el Santuario de Elefantes Brasil, en Mato Grosso-, ha dejado atrás para siempre el pequeño espacio que ocupaba en el zoo.

Seguir leyendo »

La humanidad con la cara tapada y los zoos sin caretas

La insostenible existencia de los zoos queda de manifiesto una vez más durante la pandemia de la COVID-19. Ya han superado la fase de pedir donativos y financiación con dinero público, a los pocos días del confinamiento, para pasar a la fase de amenazar con hacer que unos animales se coman a otros si la ayuda financiera no llega. O de aplicarles "eutanasia" (que en el caso de los zoos no es tal, salvo en muy contadas ocasiones). Parece un mensaje de la mafia: "Si no me paga lo que le pido los mataremos a todos".

Decimos esto porque el lobby de la EAZA y la WAZA, representado esta vez por el zoológico de Neumünster, ha declarado, en boca de su directora, Verena Kaspari, que algunos animales de "su" zoo sobrevivirán porque les darán a otros como alimento, y que, textual, "hemos enumerado a los animales que vamos a sacrificar primero". Todo esto mientras el conjunto de zoos alemanes reclama al Gobierno un fondo de 100 millones de euros. Insostenibles en lo económico, insoportables en cinismo, al haber declarado tantas veces, demasiadas, que los únicos lugares donde los animales están seguros frente a los cazadores y otros peligros de la naturaleza son sus predios de cemento y piedras falsas, donde los animales enloquecen y se deprimen por el confinamiento (tal como pasa a muchos humanos en la actualidad, sería un buen momento para ejercitar nuestra capacidad de empatía).

Seguir leyendo »