eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Cristina Mollà

Periodista. Especialista en comunicació política i electoral

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Primarias… y más allá

Hace unos años, cuando la deslegitimación de la representación institucional partidista iba en vertiginoso crecimiento, la opinión pública y algunos partidos empezaron a vislumbrar en el sistema de “primarias” una posibilidad de combatir esa desafección y encontrar una fórmula para acercar la decisión directa a la afiliación y, por ende, a la ciudadanía.

EEUU es el ejemplo paradigmático de este sistema de valoración de las personas que se quieren presentar a ocupar un cargo electo conocido como “primarias” y que se basa en la participación de todas aquellas personas que deciden inscribirse voluntariamente para formar parte de una lista electoral. Aquello que varía de un lugar a otro es el proceso para llevar a cabo este sistema.

Seguir leyendo »

Botànic: voluntad y vísceras

La política valenciana ha dado a luz un nuevo significado a palabras como “Botànic”. En 2015 se gestó, porque así lo decidieron miles de valencianos y valencianas, una nueva forma de gobernar nuestras instituciones. Una nueva forma que desterró las mayorías absolutas para dar paso al “mestizaje”, a la necesidad de hablar y llegar a acuerdos. Y así lo supieron entender las fuerzas políticas progresistas y firmaron un compromiso: Juntas sumamos. Y así fue como alumbraron este nuevo término para nombrar al gobierno de la Generalitat: el “Botànic”.

La criatura ya tiene 4 años. Un tiempo en el que el Gobierno del “Botànic” ha crecido sobre la voluntad de sumar y de dialogar. La voluntad de cooperación para dar una salida inclusiva a la crisis y dejar atrás una etapa desastrosa y vergonzosa para la Comunidad Valenciana. Con una sonrisa. Un gobierno amable y hecho de empatías. Poniendo cabeza y corazón en la gestión, pero huyendo de las vísceras.

Seguir leyendo »

La hora de la política

“Mama, ha arribat la guerra?”, con esta pregunta de mi hijo de 5 años cerré el domingo la jornada en València. Vaya con la preguntita! Y es que aunque parezca que no están atentos, lo están y mucho. Este domingo seguramente muchos niños y niñas verían las caras de preocupación en las comidas  familiares, los comentarios en la calle, incluso verían alguna imagen en televisión o escucharían algo en radio. Los niños y niñas de Cataluña, por desgracia, verían y vivirían otra cosa este domingo, que daría mucho más miedo. Por eso cuando por la noche salió Mariano Rajoy y dijo aquello de “hemos hecho lo que teníamos que hacer”, con la misma cara de póquer que cuando se fue a ver a Trump y le habló en “english”, pues parece una burla. Una cosa sí que ha conseguido, que no consiguió ni con su viaje a la Casa Blanca, colocar a España en la agenda internacional pero por la violencia y la incompetencia.

Tampoco este domingo tocaba mantener la equidistancia. Hablar todavía de bloques con la que estaba cayendo, en mi opinión, fue un error. Cómo poner racionalidad a las escenas de agresión de los antidisturbios contra la ciudadanía catalana que se manifestaba delante de colegios y de los ayuntamientos para ejercer su derecho de expresión y voto? Han tirado a Cataluña de España a porrazo limpio! Ante esto sólo cabía la denuncia colectiva de todas las fuerzas políticas en conjunto para parar la represión. Porque ayer estaban en peligro las personas a las que el Estado y sus políticos deben proteger.

Seguir leyendo »

Visibles

Me disculpan quienes piensan que estos días no se puede hablar de otra cosa que no sea Cataluña. Aunque como periodista sigo con apetito voraz estas noticias y como ciudadana considero que estamos ante una de las mayores crisis de nuestra democracia actual, me gusta tener cierta perspectiva para ver que aquí, en nuestro “petit gran país”, están pasando cosas muy importantes, históricas, de las que también tenemos que hablar. Acontecimientos que tratan de hacernos la vida más fácil, más feliz, más justa y libre. Hechos que no ocupan las portadas de los periódicos ni abren telediarios, equivocadamente a mi entender, pero que suponen un gran avance como sociedad y que surgen de un ejercicio que hace falta practicar más en estos tiempos: el DIÁLOGO. Y con todo ello me refiero al Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista.

Nacido del acuerdo entre 63 organizaciones, instituciones, universidades, partidos políticos, medios de comunicación, entidades cívicas, del ámbito de la justicia, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, este Pacto tiene un objetivo global: “poner de relieve la necesidad de que cualquier tipo de maltrato contra las mujeres sea considerado un conflicto público y social, superando el ámbito doméstico”. Una expresión que puede parecer grandilocuente si no fuera porque a continuación se exponen 293 medidas concretas. Y eso es lo relevante. Un salto cualitativo en las políticas públicas en materia de igualdad. Conseguir un compromiso unánime y una responsabilidad compartida. Y es que al lado de todas estas acciones se señala con nombre y apellidos quienes son los organismos, instituciones o entidades encargadas de llevarlas a cabo. De esta manera, cada ciudadana y ciudadano puede, en un ejercicio de rendición de cuentas, comprobar los cumplimientos. Ya no son palabras huecas sobre papel mojado, sino que se garantiza que la gestión del Pacto se pueda evaluar. Y esto es lo que refuerza la confianza ciudadana en la calidad democrática de gobiernos y sociedades como la valenciana. Así que es un orgullo vivir donde vivimos y tener un músculo institucional y cívico que, en este tema, sí nos representa a todas y a todos. Un gran reto a día de hoy teniendo en cuenta que el patio está cargado, entre otras cosas, de mucha testosterona. Así que, además, estamos ante un gran ejemplo de lo que es feminizar la política.

Seguir leyendo »