eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Elena Álvarez Mellado

Lingüista y grammar punki. Ha sido parte de Molino de Ideas, ha dirigido Proyecto Aracne para Fundéu y he escrito el libro Anatomía de la lengua.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1302

'Preveyó' y los cantos de sirena

El pasado día 4 de agosto, al ministro del Interior Grande-Marlaska se le escapaba un ‘preveyó’ (por ‘previó’) durante una entrevista a la Agencia EFE.

Seguir leyendo »

Más allá de la economía del lenguaje

Hace unos días, el presidente de la RAE Darío Villanueva decía lo siguiente al ser preguntado por el lenguaje inclusivo en una entrevista de El País: "Las lenguas se rigen por un principio de economía; el uso sistemático de los dobletes, como miembro y miembra, acaba destruyendo esa esencia económica".

"Las lenguas se rigen por un principio de economía; el uso sistemático de los dobletes, como miembro y miembra, acaba destruyendo esa esencia económica". Entrevista al director de la RAE https://t.co/oK9EnPOOt7

Seguir leyendo »

Las trabajadoras y la cooperación

Hace unas semanas, saltaba a los medios el caso de una empresa aceitera de Córdoba que se negaba a pagar atrasos a sus trabajadoras tras una subida salarial por convenio, alegando que el convenio colectivo "habla de trabajadores pero no de trabajadoras". Tras la denuncia de los sindicatos y el revuelo mediático generado, la empresa se ha comprometido a abonar los atrasos pendientes. El episodio, no obstante, ha suscitado cierta discordia en torno a la necesidad de usar el lenguaje inclusivo y ha dado pie a dos interpretaciones lingüísticas mutuamente excluyentes: por un lado, quienes creen ver en este caso la confirmación definitiva de que el desdoblamiento de género es imprescindible para evitar discriminaciones; por otro, quienes piensan que este caso demuestra que el lenguaje inclusivo es una frivolidad redundante porque en la práctica el masculino sigue siendo el genérico, y así lo entiende cualquier hablante.

Ambas explicaciones resultan un tanto insatisfactorias. Si defendemos que el desdoblamiento de género (“trabajadores y trabajadoras”) es imprescindible porque el término “trabajadores” no incluye a las trabajadoras, de alguna manera estamos dándole la razón a la empresa: indirectamente estamos dando a entender que la discriminación salarial fue lingüísticamente adecuada (aunque fuera éticamente reprobable) porque solo afectaba a los trabajadores varones. Por otro lado, negar todo posible valor al desdoblamiento de género a raíz de la evidente mala fe de una empresa parece excesivo. Entonces, ¿qué falla? La explicación de por qué la excusa de la empresa aceitera para no pagar a sus trabajadoras no es válida hay que buscarla en las máximas cooperativas de Grice.

Seguir leyendo »

El 'consejo de ministras' y el no de la RAE

Desde hace unos días tenemos en España un nuevo gobierno que, por primera vez en nuestra historia, está formado por más ministras que ministros. Lo inédito de la situación ha generado muchas dudas sobre si debemos referirnos al nuevo gobierno como ‘consejo de ministras’ en lugar de ‘consejo de ministros’, puesto que está integrado mayoritariamente por mujeres. La RAE, no obstante, ya ha salido a matizar que lo adecuado sigue siendo ‘consejo de ministros’, incluso para referirnos a un consejo mayoritariamente femenino, con el consiguiente revuelo tuitero.

Cuando la #RAE se pronuncia sobre el lenguaje inclusivo me los imagino un poco así👇 pic.twitter.com/vGhyaRW1jQ

Seguir leyendo »

James Rhodes, 'ancabuela' y la mirada extraterrestre

El pianista y escritor inglés James Rhodes se ha trasladado a Madrid y lleva unos meses aprendiendo español. En las últimas semanas le hemos visto por Twitter descubrir la merienda, confesar su adicción a las natillas industriales frustrarse con las palabras tritónicas o quedarse fascinado ante la palabra ‘rechoncho’. Las peripecias de James Rhodes sobre su vida en España y sus avances como estudiante de español son ya un género tuitero en sí mismo: pocas cosas tan enternecedoras como leerle proferir tacos de manera heterodoxa (‘coños completos’) o ver sus progresos en el vocabulario.

So the Spanish for potato is patata. And the Spanish for sweet potato is batata. This is so delightful. We really should change sweet potato to the more economical and charming ‘botato’.

Seguir leyendo »

'Aprovechategui' y el arte del insulto

La semana pasada, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy llamaba ‘aprovechategui’ a Albert Rivera en sede parlamentaria. En apenas unas horas, la palabra se hacía hueco en titulares, recomendaciones, tuits y  hasta en la crónica que publicó el New York Times sobre el asunto.

Rajoy ha llamado aprovechategui a Rivera. Es una voz alavesa que significa: Vividor y aprovechado. Otros sinónimos: afrentacasas, aguamansa,alicán, alipendi, arrapasarri, balarrasa, baldao, barrulas, chorroborro, desgarramantas, fanfarrias, guitarro, pierdecasas, robaperas

Seguir leyendo »

Palabras de ida y vuelta: 'sororidad'

El activismo feminista no deja de darnos alegrías lingüísticas. Aunque no es ni de lejos el meollo de esta lucha, la efervescencia feminista de los últimos tiempos está resultando apasionante desde las gafas de la lengua: préstamos nuevos ( ‘manspreading’, ‘mansplaining’), metáforas poderosas (‘brecha salarial’, ‘techo de cristal’), pronombres subversivos (‘elle’), neologismos arriesgados ( ‘portavozas’), experimentación morfológica ( ‘todas, todos, todes’). La jerga feminista es un safari lingüístico bullente de actividad en el que es imposible decidir dónde mirar porque todo es fascinante. No todas las propuestas que están surgiendo sobrevivirán a largo plazo: es posible que algunas arraiguen en la lengua; otras, sin embargo, se las llevará el viento y quedarán tan solo como un souvenir lingüístico de los tiempos que nos tocó vivir, sin que esto signifique que sean menos valiosas o resulten menos interesantes lingüísticamente.

‘Sororidad’ es una de esas propuestas léxicas nacidas al amor del activismo y a la que en los últimos tiempos hemos visto asomar la patita en tertulias, pancartas, titulares y redes sociales y que hace referencia a la relación de solidaridad y apoyo entre mujeres.

Seguir leyendo »

La RAE y el lujo de definir

Ayer mismo la agencia EFE publicaba que el director de la RAE, Darío Villanueva, se había reunido con Carlos Falcó, presidente de la asociación de las empresas e industrias del lujo en España (asociación que recibe el muy aristocrático nombre de 'Círculo Fortuny'). La noticia recoge que, como resultado de la reunión, el director de la RAE se ha comprometido a modificar la definición actual de la palabra 'lujo' en el diccionario académico a petición del propio Falcó. Resulta que al presidente del Círculo Fortuny (que es, además, marqués de Griñón) le desagrada la definición actual que aparece en el diccionario porque transmite la idea de que el lujo tiene que ver con "algo reservado a los ricos y que, de alguna manera, es ocioso y no sirve para nada" (sic). El marqués de Griñón tiene al parecer un talento natural para la lexicografía y tiene una idea muy clara (y en absoluto interesada) de con qué conceptos quiere que se asocie la palabra 'lujo': según el señor marqués, la definición debería aludir a "algo singular, donde participe la emoción", que "busque de alguna manera la cultura y que dé la sensación de que sea algo irrepetible" (de nuevo, sic). En su alegato a favor de la modificación de la definición de 'lujo', el señor marqués ahonda en cuál es su noción personal de lujo, ilustrándola con una anécdota personal (que no repetiré aquí por pudor).

Seguir leyendo »

‘Viejoven’, ‘juernes’, ‘trabacaciones’. La plaga de las palabras siamesas

Habitan entre nosotros y están por todas partes: en los anuncios de la tele, en la última canción de moda, en los titulares de las noticias, en el meme que te manda tu cuñado por WhatsApp. ‘Juernes’, ‘viejoven’, ‘trabacaciones’, ‘infoxicación’, ‘veroño’. Son blendings, palabras siamesas formadas a partir de la fusión de dos términos independientes. Probablemente, el fenómeno lingüístico más odioso de todos los tiempos y que no deja de crecer. Desde hace unos años, surgen blendings como champiñones y no hay mes en que no aterrice un nuevo producto o tendencia milenial con su blending colgado del brazo.

- Mamá, mañana es juernes y necesito unas trabacaciones. - Como sigas juntando palabras te vas a llevar una collejostia en toda la bocabeza.

Seguir leyendo »

Sobre las 'portavozas'

El 'portavoces y portavozas' que pronunció Irene Montero el martes pasado se ha convertido sin duda en el tema lingüístico de la semana. En los últimos días hemos asistido a una avalancha de declaraciones, polémicas, reivindicaciones y burlas en torno a la forma 'portavoza', además de al ya tradicional aluvión de preguntas que reciben los siempre sufridos servicios de consulta de la RAE y Fundéu cada vez que se monta una tangana lingüística:

—¿Tú a qué te dedicas? —Yo soy portavoza ¿y tú? —Yo soy pianisto y mi amigo astronauto. —Encantade. —Igualmenta. *Reunión bi-anunal de idiotos de culo.

Seguir leyendo »