eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Francisco Saura Pérez

Licenciado en historia moderna y contemporánea, con minúscula (los tiempos que vivimos no dan para más), militante de CCOO, funcionario que cree en la res publica. Devoto de Bulgákov y Kadaré.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

José Antonio Pujante: in memoriam

Seguir leyendo »

El fiasco de la Agencia Regional del Clima y Medio Ambiente (ARCA)

Vayamos por orden. La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM) ha recibido con profundo malestar la decisión de Ciudadanos (Cs) de presentar una enmienda a la totalidad a la proposición de ley de creación de la Agencia Regional de Clima y Medio Ambiente (ARCA) por "razones medioambientales, jurídicas, económicas y de concepto". Por su parte, el Presidente de la Región de Murcia, López Miras, seguramente sin haber pedido asesoramiento al Consejero de Hacienda, Jefe de Personal de la Administración Pública Regional, apunta a la Dirección General de Medio Ambiente y el Mar Menor (donde) "seguimos teniendo un cuello de botella en una burocracia que les está amargando la vida a muchas personas que lo único que quieren hacer es crear empleo, oportunidades y puestos de trabajo", en una Región que, según el Secretario General del PP nacional, García Egea, puede liderar la IV Revolución Industrial.

En realidad son muchos conceptos, y muchos mensajes arteros, los que se declaman en unas pocas palabras. Es sabido que "burocracia" es un término con demasiada mala fama para pensar que el presidente murciano lo ha utilizado gratuitamente para crear opinión. Burocracia puede hacer referencia al conjunto de funcionarios de una Administración Pública, al conjunto de normas, papeles y trámites necesarios para gestionar una actividad administrativa o a la lentitud excesiva en la realización de estas gestiones. López Miras utiliza, claro está, esta última acepción, la que amarga, en su opinión, la vida a los emprendedores.

Seguir leyendo »

La Ley de Aceleración Empresarial y el ARCA: algunos apuntes al desprecio al bien común

Este es un artículo que tal vez no interese a mucha gente: habla de leyes, de agendas políticas, de destrucción de empleo, de crisis del modelo del Estado del Bienestar. Es una historia que recorre muchos años, distintos gobiernos de un mismo partido, épocas de crecimiento económico y de recesiones, de la década perdida. Es también de un artículo que habla de los sábados como días propicios para publicar leyes que cambiaron, y pueden cambiar, la realidad en la que vivimos, con quién nos relacionamos, cómo y dónde nos relacionamos, como debemos concebir y actuar sobre  el Medio Ambiente, sin duda uno de las grandes preocupaciones de una sociedad que sigue considerándolo como un bien común a preservar, y no una mercancía más sometidas a las leyes no tan ciegas del mercado.

Ayer, 10 de noviembre, sábado por supuesto, fue publicada la Ley 10/2018, de 9 de noviembre, de Aceleración de la Transformación del Modelo Económico Regional para la Generación de Empleo Estable de Calidad, conocida popularmente como Ley de Aceleración Empresarial, en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM). Es una ley que reúne todos los elementos que la hacen candidata a vencedora en el ranking de leyes diseñadas para el lucro personal a costa del interés general: elaborada en la oscuridad (hasta que no fue presentada por PP y Ciudadanos (Cs) en la Asamblea Regional nadie conoció un solo artículo de su contenido) durante muchos meses, prescindió, al tramitarse a iniciativa de los grupos parlamentarios y no del Gobierno Regional, de los informes del Consejo Económico y Social y del Consejo Jurídico de la Región Pública, prescindiendo además de cualquier información pública a través del Portal de la Transparencia; recibió un informe jurídico demoledor de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional sin que PP y Cs se inmutaran; concitó el rechazo de las organizaciones sindicales; los grupos parlamentarios socialista y de Podemos anunciaron recursos de inconstitucionalidad; se escribió en abundancia de una ley concebida como de “pseudoamnistía urbanística” de la que saldrían beneficiados determinados sectores económicos de una de las partes negociadoras de la futura ley, es decir, el lobby no influyendo sino redactándola directamente (algo similar a lo que ha ocurrido con el borrador de la Ley de Protección Integral de la Familia de la Región de Murcia). En definitiva, algo que no debiera suceder pero que es cada vez más corriente en nuestra Región.

Seguir leyendo »

Los misterios de España

España siempre fue un misterio. Así lo vimos mucha gente: nuestro país como misterio a descubrir. Luego está la otra percepción, la de la inmutabilidad de las tierras y pueblos que lo componen, la de "sin el PP, España no sería lo que ha sido cinco siglos". No sabemos lo que ha sido España en los últimos cinco siglos, tal vez lo sepa Pablo Casado, tal vez.... aunque sus declaraciones nos hace pensar lo contrario, que la España de la que habla no es de este mundo: es la de Torquemada, la de la Vulgata, los caminos intransitables y las yeguas en el Macizo Galaico. Una tierra unida únicamente por la religión, por el sermón del cura de la aldea, por la espada y por las fronteras cerradas a la diversidad.

España se nos presenta como un misterio plural y desconocido. Hay que estudiar todos sus rostros, que son muchos y a veces indescifrables, como debe ser, como esperamos que sea lo que desconocemos pero amamos porque forma parte de nosotros. Y así debe ser: tierras lejanas o al otro lado de las montañas. Llanuras, trigales, viñedos en otoño, hayedos, sol y lluvia, viento, sal, arena y susurro. Y sobre todo, gente que ama y es amada, que observa el horizonte, la línea oscura que separa las montañas y el cielo.

Seguir leyendo »

Un conflicto servido: el ARCA o la protección del medio ambiente como valor de mercado

Las trabajadoras y trabajadores de las Direcciones Generales del Medio Ambiente y Mar Menor y del Medio Natural están en pie de guerra. Después de tantos años de carencias para desarrollar su trabajo, que es, no lo olvidemos, la protección del medio ambiente en la Región de Murcia, han decidido iniciar movilizaciones contra la creación de la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (ARCA), que está siendo tramitada en la Asamblea Regional con el único apoyo, al parecer, del Grupo Parlamentario Popular.

El día 22 de octubre estaba prevista una concentración (1) a las puertas del centro de trabajo con un lema: 'ARCA =desprotección del Medio Ambiente. Por un Servicio Público profesional e independiente'. Lo que menos necesita ahora nuestra Región es la creación de un 'ente' público-privado congestionado por los mismos que contaminan, mantienen en la ilegalidad actividades dañinas para la naturaleza y conciben el Medio Ambiente como un negocio, como una oportunidad de enriquecimiento.

Seguir leyendo »

Acelerando la destrucción del Medio Ambiente en la Región de Murcia

Al parecer, todos, al menos todos los que creemos en el Imperio de la Ley, nos maravillamos de la valentía de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional de Murcia al contradecir reiteradamente los designios legislativos de una mayoría parlamentaria en inestable estabilidad. Las leyes no se elaboran en reuniones secretas durante meses, ocultas a la opinión pública, sin consultas a posibles afectados, evitando cualquier filtración. O al menos no se presentan de esa guisa ante la sede de la soberanía legislativa sin, al menos, permitir su estudio, análisis, enmienda, publicidad social, información pública, informes y contrainformes.

Una ley de tal transcendencia para la ciudadanía no huye de la luz porque es inconcebible que en una democracia se legisle contra la voluntad popular. No, si no se quiere que inmediatamente concite sospechas de intereses ocultos. Un parlamento y sus aledaños cabildeños no es una logia masónica (no calificamos esta institución secular), un parlamento es un lugar a donde se llevan las mejores iniciativas, legales o no, para la prosperidad y felicidad de la Nación (andamos decimonónicos en el lenguaje), y en donde todos sus miembros reflexionan para su mejora si esta fuera posible. Todo esto al menos en una democracia de calidad, en un ágora en la que los postulantes de una ley se dirigen a la ciudadanía y les explica públicamente sus intenciones y su preocupación por el bienestar general.

Seguir leyendo »