eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

George Monbiot

Es autor, entre otros best sellers, de los libros The age of consent: a manifesto for a new world order (La era del consenso: manifiesto para un nuevo orden mundial),  y Heat (Calor: cómo parar el calentamiento global). Es colaborador habitual de The Guardian.  

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 318

El capitalismo está destruyendo la Tierra: necesitamos un nuevo derecho humano para las generaciones futuras

Los jóvenes que han tomado las calles para protestar contra el cambio climático tienen razón: se les está robando el futuro. La economía es un sistema piramidal medioambiental que descarga sus responsabilidades sobre los jóvenes y sobre los que ni siquiera han nacido. El crecimiento económico depende del robo intergeneracional.

El capitalismo se basa en una gran premisa que apenas ha sido cuestionada: tienes derecho a una porción tan grande de los recursos del mundo como tu dinero pueda comprar. Puedes comprar tanta tierra, tanto espacio atmosférico, tantos minerales, tanta carne y pescado como te puedas permitir, sin importar que estés privando a un tercero. Si te lo puedes permitir, puede ser el dueño de cordilleras enteras y llanuras fértiles. Puedes quemar todo el combustible que quieras. Cada libra esterlina o dólar te garantiza un cierto derecho sobre las riquezas naturales del mundo.

Seguir leyendo »

Los coches nos están matando y hay que erradicarlos

La gota que colma el vaso: un minibús aparcado en la puerta del hospital y con el motor en marcha. El conductor jugaba con su móvil mientras el humo del tubo de escape se metía en el patio de entrada. Me acerqué a la ventanilla y le pedí que apagara el motor. De mala gana, me hizo caso. Fue en ese momento cuando me di cuenta de que llevaba un uniforme del Servicio Nacional de Salud. Entré al patio, caminé por un pasillo y llegué hasta la unidad de cáncer (esta vez no por el cáncer, sino para hablar de cirugía reconstructiva). Después de echar un vistazo en la gigantesca sala de espera, me pregunté cuántos de los allí sentados podían haber enfermado debido a la contaminación atmosférica. Pensé también en los pacientes de otras unidades, en niños con ataques de asma o en los que vienen por heridas de tráfico y por enfermedades provocadas tras una vida de inactividad, una vida en la que las ruedas han sustituido a las piernas. Me quedé impresionado por la cantidad de maneras en la que los coches nos han estropeado la vida.

Ya es ahora de abandonar este desastroso experimento y reconocer que esta tecnología del siglo XIX nos hace más daño que bien. Planeemos una salida. Fijémonos para los próximos diez años el objetivo de reducir en un 90% el uso de los automóviles.

Seguir leyendo »

La lucha de los jóvenes por el cambio climático puede ser decisiva, pero no sin nuestra ayuda

Es importante lograrlo. No solo porque las huelgas estudiantiles por el cambio climático y su expansión a una velocidad vertiginosa a lo largo y ancho del mundo sean nuestra mejor (y probablemente última) esperanza para evitar una catástrofe, sino también por el devastador impacto que podría tener sobre estos jóvenes, que a tan temprana edad verían como su campaña fracasa y sus esperanzas se desvanecen.

Si queremos contribuir al éxito de este movimiento, deberíamos preguntarnos por qué otros anteriores han fracasado. Deberíamos preguntarnos, por ejemplo, por qué el movimiento Ocupa Wall Street se disolvió mientras que las instituciones que criticaba se mantienen intactas a pesar de los esfuerzos y el sacrificio de muchos. También deberíamos cuestionarnos por qué el movimiento por la justicia global de finales de la década de los noventa y principios de este siglo no ha cambiado el mundo, pese a su magnitud y al valor y determinación de sus impulsores. Y cuestionar  por qué Podemos, el partido político español que subió como la espuma gracias al optimismo del movimiento de los indignados, ahora parece que se está desmoronando debido al cruce de recriminaciones entre sus líderes.

Seguir leyendo »

Peor que los residuos plásticos: la quema de neumáticos asfixia a India

Lo que vemos no es la economía. Lo que vemos es un pequeño fragmento de la vida económica que deberíamos ver: los productos y los servicios que compramos. El resto (las minas, las plantaciones, las fábricas y vertederos que hacen falta para vender y para desechar esos productos) lo mantenemos lo más lejos posible de nuestra mente. Si tenemos en cuenta la escala global de extracción y eliminación de residuos, es una hazaña de manejo de la percepción.

El entusiasmo reciente por la pornografía plástica –imágenes de desechos asquerosos siendo arrojados al mar– es un recordatorio inusual de que todavía vivimos en un mundo material. Sin embargo, no ha tenido ningún efecto significativo en las políticas gubernamentales. Cuando hace un año China prohibió la importación de desechos plásticos, se podría haber esperado que el Gobierno británico comenzara a invertir fuertemente en reducción de desechos y reciclaje interno. En lugar de eso, se limitó a buscar nuevos destinos para la basura. Entre los afortunados destinatarios están Malasia, Tailandia y Vietnam, pero ninguno de ellos tiene un sistema de eliminación de residuos adecuado. Mientras escribo, nuestros residuos plásticos flotan en sus mares. Esta práctica tiene un nombre: colonización residual.

Seguir leyendo »

La generación diésel

Imagina que pudieras comprar, en miles de tiendas de todo el país, bombonas llenas de gases tóxicos. Imagina que algunas de las personas que caminasen por la calle fueran echando este gas en la cara de los niños a su paso. Imagina que todo fuese una locura y que ningún niño pudiera dar ni un paso sin recibir una bombona de este gas en su cara. Imagina que, aunque es poco probable que una sola dosis cause un daño grave, la suma de muchas dosis dañasen sus corazones, pulmones y cerebros, afectando a su salud, a su inteligencia y a sus oportunidades en la vida.

Si esto sucediera, se trataría como una emergencia nacional. Se prohibiría de inmediato la venta de esas bombonas. Se movilizaría a la policía. Si las leyes existentes contra el envenenamiento de niños se considerasen insuficientes, se aprobarían sin dilación nuevas leyes en el Parlamento. No resulta difícil imaginar una respuesta así, ¿verdad? Sin embargo, este envenenamiento masivo se está produciendo y aquí no pasa nada.

Seguir leyendo »

El mundo académico y la publicidad controlan nuestra mente. ¿No lo sabías?

¿Hasta qué punto somos libres al tomar decisiones? Estamos convencidos de que nosotros mismos elegimos nuestro camino, pero, ¿es del todo cierto? Si tú o yo hubiésemos vivido hace 500 años, nuestra visión del mundo y nuestras decisiones habrían sido completamente diferentes. Nuestro entorno social moldea nuestra mente, especialmente los sistemas de creencias que establecen aquellos en situación de poder. En esa época eran los monarcas, los aristócratas y los teólogos; hoy son las corporaciones, los multimillonarios y los medios de comunicación.

Los seres humanos, mamíferos extremadamente sociales, somos esponjas éticas e intelectuales. Para bien o para mal, absorbemos de forma inconsciente las influencias que nos rodean. Es más, el mero hecho de que seamos capaces de formar nuestra mente es una idea que habría resultado imposible de creer para la sociedad de hace cinco siglos. Con esto no quiero sugerir que no tengamos la capacidad de formar un pensamiento independiente. No obstante, para ejercitarlo debemos nadar contra la corriente social que nos arrastra la mayoría del tiempo sin que nos demos cuenta, y tenemos que hacerlo a conciencia y con gran empeño.

Seguir leyendo »

Comida eléctrica: la nueva dieta de ciencia ficción que podría salvar el planeta

No son ellos, somos nosotros. El terrible ritmo de aniquilación biológica que se ha dado a conocer esta semana evidencia que el 60% de los vertebrados ha desaparecido de la Tierra desde 1970. La industria alimentaria es la gran impulsora de este exterminio. La agricultura y la pesca son las principales causas del colapso de los ecosistemas marinos y terrestres. El consumo masivo de carne, mayoritariamente por parte de los ricos, es la principal causa. Podemos mostrarnos horrorizados ante la tala de bosques, la desaparición de los humedales, la matanza de depredadores y la masacre de tiburones y tortugas por parte de las flotas pesqueras, pero lo cierto es que se hace en nuestro nombre.

Como evidencia un reportaje de The Guardian en Argentina, los inmensos bosques del Gran Chaco están llamados a desaparecer y a ser reemplazados por grandes extensiones donde se cultive soja, destinada en su gran mayoría a la alimentación animal especialmente para Europa. Tras la victoria electoral de Jair Bolsonaro en Brasil, lo más probable es que se acelere el proceso de deforestación de la Amazonia, impulsada por el lobby cárnico que le ayudó a ganar las elecciones. Los grandes bosques de Indonesia, como los que se encuentran en Papúa Occidental están siendo talados y quemados en beneficio del aceite de palma a una velocidad devastadora.

Seguir leyendo »

El culto a la personalidad empuja a los problemas reales al mundo de las sombras

¿A qué tipo de persona esperarías que los periódicos entrevisten más? Quizás a aquellos que más tienen que decir, o quizás a aquellos con experiencias más enriquecedoras y extravagantes. ¿Podrían ser filósofos, detectives, médicos de zonas de guerra, refugiados, científicos polares, niños de la calle, bomberos, paracaidistas, activistas, escritores o buzos? Pues no. Las personas más entrevistadas son los actores. No he llevado a cabo ningún estudio empírico, pero diría que entre un tercio y la mitad de las entrevistas principales de los periódicos se realizan a personas que trabajan interpretando a otros y que repiten palabras escritas por otros.

Este fenómeno es tan extraño que, si no hubiera ido sucediendo poco a poco, seguramente nos dejaría estupefactos. Pero creo que simboliza la forma en que funcionan los medios de comunicación. Es un problema mucho más profundo que el de las noticias falsas. Lo que nos ofrecen son noticias sobre un mundo falso.

Seguir leyendo »

La estafa de las revistas científicas se acerca a su fin

Nunca subestimen el poder de una persona decidida. Primero fue Edward Snowden, con el sistema de seguridad estatal; luego la periodista británica Carole Cadwalladr, con sus investigaciones sobre el Big Data y Facebook; y ahora Alexandra Elbakyan, la joven científica kazaja que ha puesto patas arriba a una industria devenida en multimillonaria gracias a las barreras de pago para el conocimiento.

Sci-Hub, el rastreador web que Elbakyan fundó en 2011 para publicar artículos de acceso restringido, ha hecho más que ningún gobierno para enfrentar una de las mayores estafas de la era moderna: la que convierte en beneficios privados las investigaciones públicas que nos pertenecen a todos.

Seguir leyendo »

Debemos luchar contra un acuerdo comercial con EEUU. Nuestras vidas dependen de ello

Parece un verdadero apocalipsis zombi. Bacterias que creíamos erradicadas han vuelto al ataque, sobreviviendo a todos nuestros intentos de matarlas. Han pasado los muros externos y han llegado a nuestras últimas líneas de defensa. La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas contra la salud humana.

Infecciones que alguna vez fueron fácilmente derrotadas ahora son una amenaza mortal. Los médicos advierten de que procedimientos de rutina como cesáreas, reemplazos de cadera y quimioterapia podrían convertirse en imposibles de realizar por el riesgo de exponer a los pacientes a una infección mortal. Solo en la Unión Europea, cada año mueren 25.000 personas a causa de las bacterias resistentes a los antibióticos.

Seguir leyendo »