eldiario.es

9

Joan Ramon Sanchis Palacio

Catedrático de Organización de Empresas. Director del Instituto de investigación en Economía Social, Cooperativismo y Emprendimiento de la Universitat de València. Autor del libro “La Banca Que Necesitamos” y de su blog labancaquenecesitamos.blogspot.com. Más información en www.facebook.com/labancaquenecesitamos

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

Reinventando la innovación en la empresa como base para el cambio del modelo productivo

Mucha literatura se ha publicado sobre el papel de la innovación en el desarrollo de las empresas y de la economía en general; casi toda ella en sentido positivo, como es lógico. Joseph H. Schumpeter (1883-1950), economista austríaco, en la formulación de su Teoría sobre el empresario innovador, define la innovación como el motor del cambio y del desarrollo económico, pero también hace referencia al concepto de “destrucción creativa” (concepto ideado por el sociólogo alemán Werner Sombart) como una forma de describir el proceso de transformación que va unido a las innovaciones, a través del cual para crear algo nuevo hay que destruir lo viejo. Las empresas que innovan lo hacen a costa de acabar con las empresas que no innovan. Sin embargo, la evidencia empírica ha demostrado que esto no es siempre así, pues junto a empresas y empresarios/emprendedores innovadores conviven empresas y empresarios conservadores e incluso empresarios especuladores. Estos últimos, los empresarios conservadores y especuladores también pueden tener éxito y son capaces de acumular suculentos beneficios económicos, a costa del fracaso de determinados empresarios innovadores.

Con el razonamiento anterior no pretendo poner en tela de juicio las bondades de la innovación. Yo también pienso, al igual que muchos otros colegas economistas, que la innovación es un motor de cambio de la economía, es una condición necesaria pero no suficiente, como solemos decir los economistas. Pero la innovación no es la panacea a todos los males de la economía y de las empresas, sobre todo si tenemos en cuenta que ésta ha de ir evolucionando también al ritmo que lo hacen las propias empresas y que lo hace el entorno. Así, la innovación tecnológica ya no es un factor clave de éxito para las empresas como lo fue en los años setenta y ochenta del Siglo XX. La innovación tecnológica es necesaria en las empresas para no quedar en una posición competitiva baja, pero ya no representa una fuente de ventaja competitiva como lo era antes porque el acceso a este tipo de innovación es relativamente fácil. Después de la innovación tecnológica, cobra relevancia la innovación de productos y de procesos y durante las últimas décadas han sido la innovación organizativa (cambios en la estructura organizativa y en los procedimientos) y más recientemente la innovación estratégica (cambios en el modelo de negocio de la empresa) las que se han convertido en los conceptos más modernos de la innovación. Sin duda alguna, la innovación hay que entenderla en un sentido amplio, y cuando una empresa se define como innovadora lo es porque los cambios los introduce desde las diferentes perspectivas y enfoques bajo una visión global e integrada de la organización.

Seguir leyendo »

Bosal Sagunto: la oportunidad casi perdida

El caso de Bosal-Sagunto va camino de convertirse en uno de los mayores fracasos de la política económica del Gobierno valenciano del cambio y de una oportunidad perdida para acometer estrategias de creación de empleo estable y de calidad, acorde con el cambio de modelo productivo que todos propugnan pero que nadie hace nada por hacerlo posible. Una parte importante de los trabajadores de Bosal se sienten engañados por un Plan social aprobado por la Generalitat Valenciana ante la situación de desempleo a la que se vieron abocados tras la decisión de la multinacional de cerrar la fábrica de Puerto de Sagunto y que les prometía la recolocación en otras empresas. Hasta la fecha, solamente una persona procedente de Bosal podría recolocarse en la factoría de acero galvanizado Galmed, una empresa perteneciente a la multinacional alemana ThyssenKrupp ubicada en la misma localidad, que ha decidido volver a abrir después de permanecer cerrada desde junio de 2013. El resto de trabajadores esperan ser recolocados, así como cobrar las indemnizaciones y las nóminas que les adeuda la multinacional belga desde que cerró la factoría en el 2014. Más de la mitad de la plantilla tiene más de 50 años, lo que hace bastante inviable la recolocación en el mercado de trabajo de la mayoría de estos trabajadores.

Se trata de una planta industrial dedicada a la fabricación de componentes de automoción, especialmente tubos de escape, que pertenece a una multinacional belga, la cual decidió iniciar un proceso de deslocalización productiva, trasladando la planta de Sagunto a Chequia, donde los salarios son más bajos. La consecuencia de esta decisión ha supuesto llevar al paro a 333 trabajadores, con grandes dificultades de reinsertarse en el mercado de trabajo, adeudándoles más de 15 millones de euros en indemnizaciones y salarios. Se trata sin duda de un abuso de poder por parte de empresas multinacionales, que después de recibir suculentas ayudas públicas y ventajas fiscales por ubicarse en territorio español, en este caso valenciano, en un momento determinado deciden abandonar el territorio y llevarse los puestos de trabajo a otro país donde los costes laborales son más bajos, y así incrementar su cuenta de resultados. Son sin duda decisiones económicas y políticas que habría que revisar con cierta premura. No podemos seguir financiando inversiones de multinacionales que acaban siendo contraproducentes y negativas a largo plazo para la economía y el empleo local.

Seguir leyendo »

El model de banca que volem: banca especulativa contra banca social

La crisi financera iniciada l’estiu del 2007 ha provocat nombrosos canvis en l’estructura del sistema bancari europeu, condicionats sobretot per les mesures que des de les diferents institucions públiques s’han pres arran de la caiguda de nombroses entitats financeres. Ha transcorregut ja quasi una dècada des que es va produir la caiguda de Lehman Brothers el setembre del 2008, per la qual cosa pot ser un bon moment per a fer balanç sobre el que s’ha fet i també sobre el que no s’ha fet, especialment en uns moments d’alta incertesa política a Espanya a causa de la celebració d’unes segones eleccions generals i si serà possible que alguns dels quatre partits polítics amb més pes en el Parlament formen govern. No s’ha dit res en el debat econòmic de les eleccions del 26J sobre el model de banca que necessitem. S’ha parlat del rescat bancari, de la caiguda de les caixes d’estalvis arran de l’esclat de la bambolla immobiliària, de la gestió privada d’un banc nacionalitzat com Bankia, però cap partit polític ha explicat quin és el model de sistema bancari que propugna.

Seguir leyendo »

El modelo de banca que queremos: banca especulativa versus banca social

La crisis financiera iniciada en el verano de 2007 ha provocado numerosos cambios en la estructura del sistema bancario europeo, condicionados sobre todo por las medidas que desde las diferentes instituciones públicas se han venido tomando a raiz de la caida de numerosas entidades financieras. Ha trascurrido ya casi una década desde que se produjera la caida de Lehman Brothers en septiembre de 2008, por lo que puede ser un buen momento para hacer balance sobre lo hecho y también sobre lo no hecho, especialmente en unos momentos de alta incertidumbre política en España debido a la celebración de unas segundas elecciones generales y a si será posible que algunos de los cuatro partidos políticos con mayor peso en el parlamento formen gobierno. Nada se ha dicho en el debate económico de las elecciones del 26J sobre el modelo de banca que necesitamos. Se ha hablado del rescate bancario, de la caída de las cajas de ahorros tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, de la gestión privada de un banco nacionalizado como Bankia, pero ningún partido político ha explicado cuál es el modelo de sistema bancario que propugna.

Sin embargo, esto es clave para el futuro de la economía. El sistema bancario desempeña una función capital en el desarrollo económico y social de un Estado, por cuanto aporta una materia prima básica para acometer las inversiones que se necesitan para que se produzca actividad económica y se genere empleo: la financiación. Una financiación que se ha visto ampliamente mermada tras el estallido de la crisis, por las restricciones crediticias a las que se han abocado las entidades bancarias. A pesar de las medidas tomadas por el Banco Central Europeo BCE (bajada de los tipos de interés, inyecciones de capital, capitalización), los bancos han dejado de prestar dinero a la economía real, lastrando la capacidad de emprendimiento y, por ende, de crear nuevos puestos de trabajo. No se puede salir de la crisis sin un sistema bancario volcado en financiar a quienes producen y generan empleo: los emprendedores, autónomos, microempresas y PYMES.

Seguir leyendo »

Sin bancos no hay paraísos fiscales

Mucho se está hablando estos días sobre las sociedades opacas creadas por personajes políticos, empresarios y famosos del mundo de la cultura y el deporte con el fin de cometer fraude fiscal, evadir capitales y blanquear dinero. Sin embargo, muy poco o casi nada se está comentando sobre los bancos que están detrás o en medio de estas sociedades y los paraísos fiscales en los que operan. Sin la colaboración de los bancos, el fraude fiscal y la evasión y el blanqueo de dinero serían mucho más difíciles o prácticamente imposibles. La investigación realizada por los periodistas que han puesto al descubierto todos estos casos ha sido encomiable y muy probablemente exista un antes y un después del descubrimiento de los famosos “papeles de Panamá”. Se trata, sin duda, de un periodismo con mayúsculas.

Pero no se puede decir lo mismo de la manera con que se están dando a conocer los diferentes personajes que hay detrás de esta trama. En este caso estamos más bien ante un periodismo sensacionalista al que solo le interesa la carnaza y el morbo. Es curioso como ha pasado desapercibido que dentro del entramado de los “Papeles de Panamá” hay implicados tres bancos españoles: Santander, BBVA y Sabadell. Nadie habla de ello; solo se habla del “mejor futbolista del mundo” o del director de cine o del actor de moda. Sin embargo, lo realmente importante de todo esto no es la pura anécdota de quien o quienes han creado estas sociedades sino la trama a través de la cual se llevan a cabo estas prácticas. Si no se aprovecha toda la información obtenida y se plantean medidas para romper la “hoja de ruta” de las tramas de los paraísos fiscales, de nada o de muy poco habrá servido todo esto. Sí, se señalaran culpables y posiblemente, con mucha suerte, alguno de ellos vaya a la cárcel o se le sancione económicamente, pero los crímenes fiscales se seguiran cometiendo por otros.

Seguir leyendo »

Cóm canviar el model productiu valencià

Tothom coincideix en assenyalar que el model productiu valencià ha segut el causant de la crisi econòmica i que es fa necessari canviar-lo. Les principals conseqüències de la crisi, com ara la destrucció d'ocupació i d'empreses, s'han produït amb major intensitat al País Valencià, precisament per l'existència d'un model productiu basat en el major pes de sectors, com la construcció i el turisme de masses, orientats a la baixa qualitat i reduït valor afegit, a la precarització i temporalitat de l'ocupació i a una productivitat enfocada cap als salaris baixos.

Es clar que el Govern del PP, després de 20 anys, no tenia intenció de fer cap canvi. Però, està el nou Govern PSPV - Compromís en condicions i disposat a iniciar el canvi cap a un nou model productiu?. Les declaracions dels seus dirigents assenyalen que s'ha de reconduir l'economia cap els sectors industrials tradicionals, s'ha de retornar al camí de les inversions en innovacions mitjançant els instituts tecnològics i s'ha de potenciar l'agro-indústria valenciana, entre d'altres polítiques. Però, hi ha un pla estratègic clar sobre cóm s'ha de fer açò?. I, és suficient amb aquestes mesures que estan plantejant o calen altres mesures diferents?.

Seguir leyendo »

Qué va a pasar con el 10% del Sistema Bancario Español que no va a estar supervisado por el BCE

Desde el martes 4 de noviembre, el Banco Central Europeo BCE pasa a ocuparse de la supervisión y control de las 128 entidades bancarias de mayor tamaño de la Unión Europea UE, de las cuales 15 corresponden a España. Estos 14 bancos privados (algunos son el resultado de la transformación de cajas de ahorros) más una cooperativa de crédito (Cajamar) representan el 90% del conjunto del sistema bancario español y se trata de aquellas entidades que poseen unos activos totales superiores a los 30 mil millones de euros o un 20% del PIB del país de origen o que han recibido fondos procedentes del Mecanismo Europeo de Estabilidad MEDE. Todas estas entidades han de mantener un nivel de capitalización del 8% (o del 5,5% en el caso del escenario desfavorable, que es el que se aplica a España) y una calidad mínima de sus activos crediticios, lo que se demuestra con las pruebas de estrés (AQR) que la Unión Europea realiza periódicamente. ¿Significa esto que los bancos españoles están ya saneados y fuera de peligro?.

Si nos atenemos a las tasas de morosidad, la situación sigue siendo realmente preocupante, pues la tasa media para los bancos españoles continua por encima del 13% y en algunas de las entidades (Popular y Cajamar) están por encima del 14%. Además, los bancos españoles con menores tasas de morosidad, según el BCE van a tener que dotar provisiones hasta el año 2016 por un valor de 84.700 millones de euros, de los cuales 40.900 corresponderan al Grupo Santander y 18.800 al BBVA. Si consideramos la capacidad para conceder créditos bancarios podemos observar cómo también los datos son negativos, pues según el Fondo Monetario Internacional, el 40% y el 70% respectivamente de los activos bancarios de la UE y de la zona euro no son lo bastante fuertes para dar crédito en apoyo de la recuperación económica; y todo ello después de un rescate bancario europeo de más de 600.000 millones de euros (más de 40.000 en el caso de España). Y si tenemos en cuenta los niveles de rentabilidad de la banca, nos encontramos con que según la Autoridad Bancaria Europea EBA, casi el 40% de los bancos europeos han tenido en el 2013 una rentabilidad sobre los recursos propios (REA) inferior al 4%, porcentaje que se considera insuficiente para poder captar capital en los mercados con suficientes garantías.

Seguir leyendo »

La contrarreforma bancaria del Gobierno

Después de más de 6 años de crisis, un rescate bancario de 41.300 millones de euros y un saneamiento financiero que hasta la fecha ha costado casi 108.000 millones de euros, cabe preguntarse si estamos mejor o peor que al comienzo de la crisis. Una buena pregunta en la que seguramente no nos pondríamos de acuerdo con nuestros gobernantes. Lo cierto es que se ha producido una reestructuración salvaje del sistema bancario español que se ha traducido en el cierre de numerosas entidades y oficinas bancarias, en el despido de miles de trabajadores del sector y lo que es peor, en la desaparición de una parte importante de la banca socialmente responsable.

La crisis financiera de unas cuantas cajas de ahorros producida por la mala gestión del riesgo crediticio y por su utilización política en favor de unos pocos, que ya estaban perfectamente identificadas y saneadas con dinero público, ha sido la excusa perfecta para conseguir algo que hacía ya varias décadas que venían buscando. Por fin han conseguido hacer desaparecer las cajas de ahorros, incluidas las que eran rentables y solventes, salvo dos de reducido tamaño y que quedan aisladas en su entorno geográfico, entregando todo su negocio bancario, que no era poco, a la gran banca española. Con la desaparición de las cajas de ahorros, transformadas en fundaciones bancarias privadas, desaparece también la obra social; una obra social que en el año 2008 llegó a superar los 2.000 millones de euros y que desde que estalló la crisis ha ido perdiendo peso hasta bajar a los 600 millones del 2013. Esta cantidad puede parecer alta, pero es que se han perdido 1.400 millones durante el camino, y más que se van a seguir perdiendo durante los próximos años.

Seguir leyendo »

Por qué son necesarias las Cajas Rurales

Las cajas rurales o cooperativas de crédito dedicadas preferentemente a la financiación del mundo rural son entidades con más de cien años de antigüedad que nacieron directamente vinculadas a las necesidades de financiación de la agricultura. En la Comunidad Valenciana, estas entidades bancarias surgieron desde abajo hacia arriba (a diferencia de muchas otras comunidades autónomas), por la iniciativa de los propios pequeños y medianos agricultores agrupados en cooperativas agrarias. En algunos casos, estas entidades también se han dedicado a financiar las actividades productivas del tejido industrial y de servicios formado por micropymes, siempre desde un ámbito local y con un fuerte arraigo al territorio. Por este motivo, las cajas rurales han contribuido de manera activa y directa a desarrollar y consolidar una estructura productiva de pequeñas y medianas empresas, estructura que es clave para la generación de empleo estable y duradero.

Las cajas rurales han sido entidades especializadas en la financiación de la agricultura y de la pequeña y mediana empresa, junto con las cajas de ahorros y las secciones de crédito de las cooperativas. En la Comunidad Valenciana, han tenido una presencia significativa, tanto cualitativa como cuantitativamente, de manera que tradicionalmente han representado alrededor del 50% del total de cajas rurales existentes en todo el Estado español con más de 40 entidades y han llegado a conceder más de 500 millones de euros anuales en créditos a la agricultura valenciana de un total de poco más de 2.000 millones de euros con un peso porcentual ( de casi el 34%) muy similar al de las cajas de ahorros e incluso algo superior al de los bancos privados. Por tanto, no se trata de entidades marginales o con escaso peso ni de organizaciones testimoniales o fugaces, sino que son bancos con una enorme tradición histórica y un protagonismo determinante en la evolución de la economía productiva agraria e industrial de la Comunidad Valenciana.

Seguir leyendo »

En banca, lo pequeño también puede ser hermoso

Durante estos últimos días estamos asistiendo a la posible desaparición de una pequeña entidad bancaria, la Caja Rural de Mota del Cuervo, como consecuencia de la presión ejercida por parte del Banco de España. Mediante resolución del FROB, las autoridades financieras han decidido que la caja rural sea absorbida por Globalcaja (Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca), tras la realización de una inspección que ha descubierto problemas financieros en la entidad. Se trata de una pequeña entidad bancaria de ámbito local con un activo total de 94 millones de euros, unos depósitos de 78 millones y unos créditos también de 78 millones.

Lo grave del asunto es que la decisión tomada por el Banco de España se ha realizado desoyendo la decisión tomada por la asamblea de socios, en la que el 86% de los aproximadamente 3.000 socios que forman la entidad, decidieron democráticamente no aceptar la fusión propuesta por el consejo rector, al igual que hace un tiempo hicieron también ante la propuesta de ser absorbidos por la Caja Rural de Castilla-La Mancha. El peso de esta entidad dentro del conjunto del sistema bancario español es insignificante, por lo que no existe ningún peligro de que los posibles problemas de insolvencia puedan afectar al sistema. Resulta realmente sorprendente la contundencia y rapidez con que el Banco de España ha actuado en este caso, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de la misma entidad que permitió que una parte importante de los grandes bancos y cajas emitieran más de 26.000 millones de euros de participaciones preferentes durante más de 10 años, a sabiendas de que estaban engañando a los pequeños ahorradores; o que miraran hacia otro lado mientras determinadas cajas de ahorros participaban del festín de la burbuja inmobiliaria y que al final desembocó en un rescate bancario de más de 40.000 millones de euros, además de los miles de millones de euros adicionales destinados a su saneamiento.

Seguir leyendo »