eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pablo Socorro

Historiador y activista. Portavoz de la plataforma Canarias Libre de CIE.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

El Cabildo de Gran Canaria dirá no a la vulneración de Derechos Humanos en la Frontera Sur

A petición de la plataforma Canarias Libre de CIE, este viernes se  discutirá el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco, bajo cuatro objetivos claros. En primer lugar, solicitar el cierre del CIE de Barranco Seco al Gobierno de España y la cesión de la infraestructura a las instituciones locales. En segundo lugar, apostar por medidas de acogida que no vulneren los derechos humanos de las personas que llegan en patera y cayuco a las Islas Canarias, en específico, incentivar la creación de dispositivos abiertos de primera acogida que oferte un asesoramiento integral (jurídico, psicosocial, laboral, entre otros) a las personas que llegan a costa. En tercer lugar, instar al Gobierno de Canarias a la creación de un Plan Estratégico de Acogida para personas migrantes en Canaria que permita realizar un seguimiento y donde exista una inversión real para el desarrollo libre de cada una de ellas. Y, por último, proponer la creación de un espacio museográfico en la Prisión Provincial de Las Palmas – actual CIE de Barranco Seco – con el fin de investigar y divulgar la Historia Reciente de Canarias, así como promover la reparación y dignificación de las víctimas de la represión franquista y de la Transición en Canarias.

Desde los movimientos sociales en defensa de los derechos humanos en Canarias, llevamos años denunciando la situación de extrema vulnerabilidad que pasan las personas que son internadas en el CIE de Barranco Seco. En su gran mayoría, las personas internadas en esta cárcel lo hacen tras un periplo de días, incluso semanas en alta mar, en patera o cayuco, en condiciones de máxima inseguridad y jugándose la vida, como se demostró el pasado lunes 15 de enero en el que murieron siete personas ahogadas. A su llegada a Canarias pasan, en menos de tres días por ser detenidos, encerrados en calabozos, juzgados e internados en el CIE, en la mayoría de los casos sin las correspondientes y necesaria información y asesoramiento jurídico y social para poder ser sujetos de lo que la lógica deportadora del control migratorio está haciendo con ellos. De pronto, se encuentran en el patio de un penal franquista sin entender muy bien qué les deparará el futuro. Justo cuando estaban a punto de rozar Europa, se les obliga a pasar unas semanas encerrados, con el único objeto de infligirles miedo, dado que su posible deportación no pasa por el internamiento en un CIE en la Frontera Sur – El CIE de Barranco Seco es el que menos deporta del Estado español, no llegando al 1% de las personas internadas anualmente – y destruyendo por completo los ánimos de los más esperanzados.

Seguir leyendo »

Las víctimas del control fronterizo en Canarias

El año 2018 se ha cobrado ya las primeras víctimas del sistema de control migratorio en la Frontera Sur. Siete personas murieron ahogadas este lunes cerca de Costa Teguise, cuando trataban de llegar en patera a la isla de Lanzarote. Por ahora, la Guardia Civil ha detenido a uno de los 20 supervivientes como presunto patrón de la embarcación bajo los delitos de “homicidio imprudente por los siete fallecidos y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros”. Probablemente, una vez hecha la correspondientes autopsias de los cuerpos, se cerrará el caso. Los 19 supervivientes, que actualmente se encuentran en comisaría a la espera de pasar a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Arrecife, serán en su mayoría trasladados al Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco, la antigua Prisión Provincial de Las Palmas durante la dictadura franquista.

Lo más probable es que no se abra ningún tipo de investigación más allá de la búsqueda de un culpable dentro de la patera. Culpable que no tendrá todas sus garantías jurídicas para defenderse de los cargos que se le imputan. Sin embargo, recordemos que una embarcación ha cruzado los 130 kilómetros que distan desde Tarfaya, en el continente africano hasta Playa Bastián, en Lanzarote, en un viaje de dos días sin ser detectada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Seguir leyendo »

Lugares de memoria: la antigua prisión provincial de Las Palmas

La que fuera la antigua Prisión Provincial de Las Palmas se ve hoy reconvertida en otro tipo de prisión, el CIE de Barranco Seco, en esta ocasión para personas migradas que, en su mayoría, acaban de llegar a las costas canarias después de recorrer los más de dos mil kilómetros que separan el archipiélago del continente africano. Sin embargo, a su llegada a las islas no son tratados como víctimas sino como números, siendo detenidos a la espera de que un juez dicte o no su internamiento. Ese máximo de 72 horas son encerrados en los calabozos de las comisarías, en varias ocasiones hacinados y en condiciones de insalubridad. Una vez dictado el internamiento, son trasladados al CIE Barranco Seco donde se les da muda de ropa limpia, empezando un periplo en el cual se encuentran incomunicados, sin garantías jurídicas, y donde las barreras lingüísticas y culturales se levantan como verdaderos muros de xenofobia. Las mismas celdas donde hace no mucho se cometían todo tipo de vulneraciones sistemáticas de Derechos Humanos, será durante unas semanas, un máximo de 60 días, el lugar en el que quedarán encarcelados, bajo el constante aullido de los perros de la Unidad de Guías Caninos de la CNP. No se trata de un secreto, sino de una realidad denunciada ampliamente por organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas.

La antigua Prisión Provincial de Las Palmas constituye uno de los espacios paradigmáticos de la represión y las torturas por el franquismo y los primeros años de la Transición sobre miles de presos, tanto políticos como comunes. Tomando como ejemplo la remodelación de antiguos penales y espacios de tortura que en diferentes lugares se han convertidos en Centros de Interpretación de la Memoria – como es el caso del centro O Vello Cárcere, en la ciudad de Lugo, o espacios para la investigación de los Derechos Humanos, como el referente Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires –; proponemos la creación de un Centro de Interpretación de la Memoria Histórica de Canarias y su puesta en uso social.

Seguir leyendo »