eldiario.es

9

Raúl Travé Molero

Licenciado en Periodismo por la UCM y Doctor en Antropología Social y Cultural por la UMH. He trabajado como técnico de educación para el desarrollo y he sido investigador en formación del Departamento de Ciencias Sociales y Humanas de la UMH.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

El Mar Menor, los culpables y el sentido común

Empresas que contaminan el mar con sus vertidos, políticos cómplices, vecinos que ven con claridad lo que sucede pero permanecen callados y dejan hacer. Esto ya ocurrió en la Región de Murcia entre 1957 y 1990; fue en la bahía de Portmán. Allí, el desastre medioambiental, se dice que el mayor del Mediterráneo, sigue sin encontrar remedio 29 años después.

En otro lugar quise encontrar una explicación a las actitudes de los vecinos de Portmán, primero ante los vertidos de residuos mineros que de forma evidente colmataban la bahía y después ante los posibles proyectos de regeneración ambiental y recuperación de la bahía.

Seguir leyendo »

La inmigración y el voto a la derecha en Torre Pacheco

A la mayoría de quienes somos de Torre Pacheco no nos sorprendió el resultado de las elecciones generales del pasado 26 de abril, lo cual no significa que comprendamos sus causas. Últimamente se ha escrito y hablado mucho sobre el municipio, pero me da la sensación de que seguimos arañando la superficie, sin una perspectiva más amplia en lo temporal y en lo social tanto nuestra compresión como nuestra capacidad de acción será más que limitada. Este texto es un primer intento de explicación desde las ciencias sociales.

Comencemos con el contexto. Por un lado, la animadversión al colectivo de migrantes es algo casi omnipresente en los espacios públicos del municipio, aunque por suerte la distancia entre prácticas y discursos todavía es considerable. Por el otro, la expresión política más consolidada en Torre Pacheco es una forma de cabreo antipolítico que, partiendo del "todos son iguales", sacraliza una cultura política incapaz de salir de simplificaciones muy útiles a las clases que más poder acumulan en el municipio -representadas en los partidos de la derecha-, veremos que estas dos cuestiones están estrechamente relacionadas.

Seguir leyendo »

La dudosa democracia de la Región de Murcia

Cuando se publique este artículo Pedro Antonio Sánchez ya habrá declarado ante el juez por el caso Auditorio, muy probablemente seguirá imputado y salvo milagro seguirá siendo presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Sin embargo, entre las peticiones de dimisión y el juego a dos bandas de Ciudadanos, que ladra pero no muerde, se ha ido disolviendo el escándalo de las presiones ejercidas sobre el fiscal superior de la Región de Murcia, Manuel López Bernal, a las que hay que sumar los asaltos a la casa del fiscal anticorrupción autonómico.

La denuncia de estos hechos me hizo recordar las veces que amigos de otras Comunidades me han preguntado por mi opinión sobre el secreto del éxito del PP en la Región de Murcia. Normalmente respondo con digresiones sobre redes clientelares y diferentes estrategias de manipulación ideológica relacionadas con el agua, la propiedad privada, las tradiciones... Pero habitualmente dejo fuera las maniobras de presión directa, muchas relacionadas con la provisión de empleos y la confección de esas redes clientelares, sin las que es imposible entender las más de dos décadas de control político casi absoluto del PP en Murcia y su relativa pérdida de poder municipal y autonómico en 2015.

Seguir leyendo »

"La poesía es una forma de recuperar el sentido y la dignidad de las cosas"

Adrián Bernal Herce (Alicante, 1983) llegó a la poesía en Tegucigalpa, donde trabajó para la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo como programador cultural del centro español entre 2011 y 2013. Allí publicó 29 días de abril y marzo (Dispara la palabra, 2012), un diario poético de la vida de la considerada como ciudad más peligrosa de América Latina. Antes había estudiado Publicidad y Antropología Social y había sido bajista y voz del grupo de ska-punk Sikiátrico. En el año 2014 ganó el prestigioso Certamen Internacional de Poesía Martín García Ramos con el libro Todas las ciudades del fuego (Difácil, 2015), un paseo por las ciudades que habitan en su memoria, unas ciudades arrasadas por el capitalismo y el olvido programado.

El pasado viernes, junto al poeta cartagenero Juan de Dios García, prologuista de Estaciones de invierno (Libros en su Tinta), dio un recital en la librería “la montaña mágica” allí pudimos comprobar que sus versos suenan a bebop, pero antes conversamos con él sobre su obra.

Seguir leyendo »

¿Es el PP indestructible?

En una secuencia mítica de Los Simpsons al señor Burns le explican tras su chequeo en la clínica Mayo que es el hombre más enfermo de los EEUU, pero que sus muchas enfermedades se bloquean entre ellas. Esto bien podría hacerlo indestructible, como piensa él, o hacer que las más ligera brisa pudiese matarle, como le advierte su doctor.

Seguir leyendo »

Complicidad político-empresarial: en Portmán contaminar salió gratis

Los vertidos a la bahía de Portmán cesaron el 30 de marzo de 1990 y en diciembre de 1991 los mineros, tras intensas protestas, firmaron sus despidos con Portmán Golf. Desde 1992 prácticamente no ha habido un año sin que se anunciase el comienzo inminente de las obras de regeneración de la bahía. Tras el espantoso ridículo hecho con la ‘desaparición’ del expediente de adjudicación en 2012 y la posterior apuesta por el aprovechamiento minero de los residuos por la empresa alemana Aria S.L., cuyo propietario acabó detenido por estafa en 2014, hemos vuelto a la casilla de salida y se han adjudicado las obras, no sin polémica, según el proyecto de 2012. Otros cuatro años perdidos, van veintiséis y mejor no hacerse ilusiones, la orden de inicio de las obras la tendrá que dar el nuevo gobierno aún por llegar y esto significará casi con total seguridad más dilaciones.

Lo ocurrido desde 1991 es indignante, pero no es nada comparado con el origen del problema. Éste tiende a olvidarse aunque supone un buen ejemplo de la complicidad entre poder económico y político y su continuidad desde el franquismo hasta nuestros días. En 1946 Peñarroya absorbió por completo a la que desde 1930 había sido su socia al 50%, la Sociedad Zapata-Portmán. Los caciques tradicionales, el mítico tío Lobo, su yerno Tomás Maestre y sus descendientes, eran sustituidos por una empresa transnacional de capital francés, propiedad para más señas de la muy poderosa e influyente familia Rothschild. Curiosamente, aunque la Ley de minas de 1944 exigía que al menos el 75% de la propiedad de las empresas mineras fuese española, el Consejo de Ministros decidió que se incumpliese su propia ley y permitió que Peñarroya explotase la Sierra Minera de Cartagena-La Unión prácticamente en régimen de monopolio y en condiciones neocoloniales.

Seguir leyendo »

Contra el ‘sentido común’: una estafa de la Seguridad Social

Los mitos, las historias que contamos y creemos de forma acrítica, esas que se convierten en fundamento del ‘sentido común’, son uno de los elementos más importantes en la construcción y reproducción de la hegemonía. Por eso cuando pensamos en fraude fiscal nos viene a la cabeza el fontanero que cobra sin factura y no Emilio Botín. Quizá uno de los mitos más populares y que refleja muy a las claras quién y cómo impone su visión sobre la realidad es el del trabajador que engaña a la Seguridad Social fingiendo una enfermedad o alargando la baja laboral de forma indefinida. Sin embargo no forma parte del imaginario colectivo la crueldad con que la burocracia puede llegar a tratar a los trabajadores enfermos. La historia que sigue es totalmente real y la cuento para llamar la atención sobre esa violencia y en la medida de mis escasas posibilidades ayudar a desmontar ese retrógrado ‘sentido común’.

C es una mujer muy cercana a mí, he ido conociendo su historia de primera mano y he visto cómo pasaba del sufrimiento físico, generado por una enfermedad profesional, al psicológico, infligido primero por la falta de recursos de la sanidad pública y después por la burocracia de la Seguridad Social.

Seguir leyendo »

Corrupción, capitalismo y acumulación por desposesión

El pasado sábado, mientras en Madrid se discutía un plan B para Europa, pude ver el documental de Albert Sanfeliu ‘Corrupción el organismo nocivo’. Fue en Torre Pacheco, uno de los municipios de la Región donde con más fuerza y tradición ha anidado ese “organismo”. La estructura del documental gira alrededor de los testimonios de siete personas que han luchado contra la corrupción pagando un alto precio personal por ello. Al final de la cinta los asistentes pudimos escuchar en directo a uno de los protagonistas, el interventor Fernando Urruticoechea, quien actualmente trabaja en otro de los epicentros nacionales de la corrupción, Orihuela.

‘Corrupción el organismo nocivo’ es una película cargada de emotividad, todos sus protagonistas son ciudadanos valientes y honestos que prefirieron ser castigados con el ostracismo y la persecución a ser cómplices de la corrupción que contemplaban a su alrededor. Un documental que pudo rodarse gracias a la economía colaborativa –451 personas la financiaron altruistamente– y que ahora se enfrenta a un mercado controlado por unas pocas distribuidoras, que no da espacio a un cine comprometido y potencialmente conflictivo. Por eso intenta hacerse hueco con proyecciones organizadas por colectivos sociales –en este caso IU- e instituciones educativas.

Seguir leyendo »

Venta de humo: el inacabado Museo Paleontológico de la Región de Murcia

Los años de optimismo y especulación neoliberal que precedieron a la larga crisis que vivimos se caracterizaron, en el plano de la obra pública, por la construcción de infraestructuras que tenían como objetivo aumentar el prestigio de sus promotores y llenar los bolsillos adecuados, sin que tuviese la más mínima importancia la utilidad o la rentabilidad de las mismas.

La Región de Murcia contó con grandes maestros en este dudoso arte: quedan como prueba un aeropuerto sin aviones e incluso sin inaugurar, y una de las mayores desalinizadoras del país, la de Escombreras, que no sólo no aporta agua sino que supone una pesadísima losa financiera.

Seguir leyendo »

España, Italia, la izquierda y el futuro

El domingo 20 de diciembre ejercí de apoderado durante la jornada electoral. Tengo que reconocer, con cierta vergüenza, que me faltó moral para terminar el recuento en una de las mesas electorales de Torre Pacheco. Aunque el PP se quedó muy lejos del 71,79% de los votos que obtuvo en 2011, su victoria fue arrolladora con un 45,14% de apoyo vecinal. Sin embargo, lo que hizo que me retirase cuando aún quedaba media urna por contabilizar no fue que la exalcaldesa del municipio, que también ejercía de apoderada, jalease cada uno de los votos del PP -“¡vamos, Mariano!”, “¡venga, este por Soraya!”-, que celebrase casi como propios los de C’s -“¡las derechas, bien, bien!”-, o que lamentase el significativo apoyo a Podemos (11,42%) -“¡cuánto loco hay en el pueblo, madre mía!”-; lo que me hizo levantarme de la silla e irme fue la casi total desaparición de IU-UP en una urna en la que mayoritariamente habían votado trabajadores pobres.

A pesar de todo, 333 personas (un 2,55%) votaron por la candidatura de Magdalena Martínez Bode en el municipio, pocos votos, pero que demuestran que el suelo electoral de IU es sólido incluso en un lugar tan conservador como Torre Pacheco, donde la organización y la movilización son escasas. Un suelo de gente fuertemente concienciada y con una idea muy clara de cómo es el país donde querrían vivir.

Seguir leyendo »