eldiario.es

9

BallenaBlanca BallenaBlanca

Un informe encargado por la Comisión Europea delimita por primera vez a qué se le puede llamar sostenible (y a qué no)

El gas quedaría fuera de las inversiones que pueden considerarse "ambientalmente sostenibles"

Nissan Leaf e+.

Nissan Leaf e+.

Los coches que queman algún tipo de combustible fósil –petróleo, pero también gas– no pueden denominarse 'sostenibles' ni 'verdes'. Esta una de las conclusiones, publicada esta semana, del grupo de expertos al que la Comisión Europea encargó un análisis de múltiples sectores de actividad para marcar una pauta de aquellas inversiones que pueden considerarse sostenibles.   

Es la primera vez que se hace un esfuerzo tan concreto y de estas dimensiones –significa cambiar todo el modelo económico actual– y tiene como objetivo involucrar al sector privado ante la emergencia climática para conseguir una economía neutra en carbono para 2050. A propuesta de la Comisión Europea, en diciembre de 2019 se aprobó la nueva ley que fija lo que puede definirse como "ambientalmente sostenible" en los mercados financieros y en la información no financiera de las grandes compañías.

Esta norma, toda una novedad para luchar contra el 'greenwashing', el blanqueo ecológico al que acostumbran muchas compañías, dejó a un grupo de expertos detallar las reglas para seleccionar qué es 'verde', apoyadas en criterios científicos.

El documento, de más 500 páginas, filtra aquellas actividades que contribuyen a reducir el impacto del cambio climático y cuáles no, también las que hacen posible adaptarse a ello, y las que no. Pero este es solo el primer paso, pues en los próximos meses se irán limitando más impactos ambientales: el agua y los recursos marinos, economía circular, prevención de la contaminación, protección de la biodiversidad y los ecosistemas. Ahora, la Comisión Europea tiene hasta finales de año para incluir estas recomendaciones en la regulación sobre inversiones sostenibles, adoptadas tal cual o revisadas.

Estos son algunos de los sectores en los que el grupo de expertos define qué es sostenible y qué no:

Solo son 'verdes' los coches de cero emisiones

Solo pueden considerarse 'verdes' aquellos turismos con cero emisiones directas (las que salen del tubo de escape), es decir, eléctricos y de hidrógeno. Los autos que emitan hasta 50 CO2/km podrán considerarse sostenibles únicamente hasta 2025. Los expertos consultados por Bruselas asumen que a medio plazo, la fuente de energía para los autos de cero emisiones será baja o neutra en carbono.

El gas queda excluido como energía de transición

La generación de electricidad y de calor son responsables de más de un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea. Por ello, "una reducción ambiciosa de emisiones en este sector resulta vital", analizan los especialistas. Según su recomendación, solo aquellas tecnologías que emitan por debajo de 100 CO2e/kWh pueden considerarse sostenibles para producir electricidad o para uso térmico. Este objetivo se reducirá cada cinco años, en línea con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

"El gas no cumple este límite ni para la generación de electricidad, ni térmico, ni de cogeneración", analizan estos especialistas. "La única opción de que el gas entrara en esta categoría es la captura y secuestro de carbono, pero es una tecnología muy cara. Realmente, queda fuera toda generación de electricidad que provenga de energías fósiles", analiza desde Bruselas Julia Linares, responsable de finanzas sostenibles de la organización WWF.

El impacto de la energía hidroeléctrica en la alteración de los ecosistemas

El criterio para seleccionar aquellas actividades que son sostenibles no solo tiene en cuenta su impacto directo en la generación de emisiones, sino también otros efectos paralelos. En el caso de la hidroeléctrica, se considera sostenible, pero debe compensar su impacto en la alteración de los ecosistemas.  

Incinerar residuos para producir electricidad

La norma europea aprobada en diciembre de 2019 fija que cualquier actividad que suponga un aumento de la incineración de residuos, incluida aquella para producir energía, no puede considerarse sostenible, "pues daña la economía circular". No obstante, los especialistas no se han puesto de acuerdo sobre el impacto de generar electricidad a partir de basura, por lo que esta actividad ha quedado fuera de este documento y las negociaciones seguirán más adelante.

Algunos especialistas consideran que los residuos que normalmente se queman podrían ser reciclados, lo cual desincentiva la reutilización y el reciclaje, que "tienen mayores beneficios para limitar el impacto del cambio climático". Otros, sin embargo, defienden que la incineración "tiene un papel en una economía circular, pues no todos los residuos pueden reutilizarse o reciclarse".

Para Janek Vahk, coordinador de Clima, Energía y Contaminación del Aire de la organización Zero Waste: "En cualquier caso, la recomendación es que, para minimizar la generación de residuos, debe eliminarse la incineración".


Esta sección en eldiario.es está realizada por Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico aquí.


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha