El Tenerife rescata en Málaga un punto merecido con otro gol en el último sexto

Bruno Wilson y Folch celebran el gol del Tenerife

Un gol de Folch en el minuto 83, cuando el Tenerife ya andaba desagallado buscando el empate, premió la voluntad y los méritos acumulados para no salir derrotado de La Rosaleda. El Málaga había aprovechado en la primera parte la única clara que tuvo —más pareció un autogol de Nono que un remate de Luis Muñoz— y se quedó en poco cuando quiso encontrar a Dani y en nada tras los cambios de Ramis, que dieron oro sentido a los blanquiazules.

El Tenerife llegará al clásico del próximo domingo sin bajas por tarjetas y un punto por encima de los amarillos, luego de un partido en el que el tanto de Folch —protestado por los locales como juego peligroso sobre Soriano— terminó por saber a poco visto el último sexto y sendas ocasiones previas al 1-1 del Tenerife, en su línea habitual de hacer frente a los partidos de menos a más.

A Ramis, no obstante, le salió lo demás a pedir de boca. Reservó a Aitor Sanz y Carlos Ruiz para protegerlos de la quinta tarjeta que le dejarían sin derbi y se les echó en falta lo justo. Dio la alternativa como titular a Sergio González y recuperó a Suso para un último cuarto de hora notable del que participó el capitán con un fútbol más directo que el de Nono. Visto el resultado y lo que se viene —tres partidos en diez días, dos lejos del Heliodoro—, el encuentro de este domingo solo tuvo dos manchas puntuales que pudieron cambiar su historia.    

La primera tan pronto como en el minuto 7, cuando un robo de Nono en la salida local acabó, tras combinarlo con Zarfino, en una buena arrancada del extremeño para ponerla en la boca del área a los pies de Fran Sol, que, entre forzado y resbalando, remató flácido ante Soriano.

La siguiente, en el 23, con la mejor elaboración del equipo de Pellicer, un trabajo coral —facilitado porque ningún blanquiazul anduvo duro en la pugna— con arranque en Mejías, balón de Jozabed a la espalda de Álex Muñoz para Alexander González y centro al área del venezolano, donde entre Luis Muñoz y Nono batieron a Dani.

Entre el gol de Fran Sol que pudo ser y la letalidad del Málaga en la primera buena que trenzó, realmente la única, cambió el guion. El Tenerife, como tantas veces este curso, se vio obligado a remontar con el sombrío pronóstico estadístico que le acompaña. Se aplicó a la labor el grupo de Ramis, en lo que el Málaga decidió prescindir de las salidas en velocidad por los flancos y se iba conformando, a poquitos, en pelear el balón en todas las disputas tratando de trabar cualquier posibilidad de juego elaborado.

La vuelta del entretiempo trajo otra fase de desconexión de los blanquiazules. A Sergio comenzó a hacérsele grande el partido y Folch, luego redimido con gol, se empachó de pases de seguridad y entregas erradas. El Tenerife tenía más posesión, pero perdido algo parecido al medio juego, cayó en la trampa del Málaga (ni un tiro entre los palos en la segunda mitad) para enredarse en veinte minutos decepcionantes, con el balón repetidamente por el aire sin que nadie la bajara al pie.

Debieron llegar los cambios de Ramis para que el partido tomara el sentido que buscaba el Tenerife. Primero, Shashoua por un Valera otra vez inadaptado al rol de titular. Luego un triple relevo en el que Suso se reclamó tras nueve citas en blanco. La electricidad del inglés y el sentido del juego, más directo, del capitán contribuyeron a dos avisos antes del 1-1: un cabezazo envenenado de Sol (m.74) y un tiro al palo largo de Shashoua (m.78) a los que respondió bien Soriano. De la segunda llegó el córner que acabó coronando Folch, metiendo el pie lo justo para superar al portero, cuando trataba de blocar el remate de Wilson, y terminar de rematar, caído y con suspense.

Con un cuarto de hora de crédito, hizo mucho el Málaga arrimado en su campo para no encajar más. Tuvo otra Folch para el 1-2, de nuevo rematando tras un saque de esquina (m.83) y quedó el regusto de un empate tan trabajado como corto visto el balance de cada uno.

(1) MÁLAGA CF: Soriano; González, Mejías, Juande, Matos; Jairo (Joaquín Muñoz, m.70), Escassi, Luis Muñoz (Cristian, m.86), Rahmani; Jozabed (Benkhemassa, m.70) y Caye Quintana (Scepovic, m.80).

(1) CD TENERIFE: Dani Hernández; Kakabadze, Sipcic, Bruno Wilson, Álex Muñoz; Nono (Suso, m.75), Folch, Sergio González (Alberto, m.75), Valera (Shashoua, m.64); Zarfino (Apeh, m.75) y Fran Sol (Joselu, m.88).

ÁRBITRO: Daniel Ocón Arraiz (Comité riojano). Amonestó a Joaquín Muñoz (m.72) y Dani Barrio (m.90+4).

GOLES: 1-0, Luis Muñoz (m.23). 1-1, Folch (m.78).

INCIDENCIAS: Partido de la 30ª jornada de LaLiga SmartBank 20-21, jugado a puerta cerrada en el estadio de La Rosaleda.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats