La portada de mañana
Acceder
Euskadi precipita una nueva carrera electoral en primavera
Ábalos colocó a su asesor en el consejo de Puertos, que adjudicó el mayor pelotazo
Opinión - Cómo estar en política sin estar. Por Esther Palomera
Mojo con Morera

Multiplicar

0

Yolanda Díaz sigue en su proceso de escuchar para intentar Sumar y piensa seguir escuchando y hasta oyendo hasta después de las elecciones autonómicas de mayo próximo, largo me lo fiáis, y ahora parece que con las diferencias que van surgiendo entre la escuchante y Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Irene Montero, Ione Belarra, y en general la gran mayoría de Podemos, las aguas bajan turbias para la izquierda y no se sabe cómo va a terminar esto de Sumar, si será restando.

Tengo la ligera y pesada sensación que lo mejor que podría hacer la señora Días en vez de Sumar, Multiplicar, porque es evidente que no es lo mismo cuatro más dos son seis, pero cuatro por dos serían ocho, y es que el problema histórico de la izquierda es conformarse con chiringuitos pequeñitos con militantes que caben en un taxi y lo que tendrían que hacer por la Península es crear un enorme autobús y por aquí en Canarias sería ideal una metro guagua.

Si en España tal y cómo van los combates dialécticos se van a presentar por separados Podemos, Izquierda Unida, Sumar, Equo, Compromís, Verdes, y esperemos que gallegos de Galicia Común y catalanes de En Común estén junto a Podemos en las confluencias que en caso contrario sería un desastre histórico, el panorama no es muy halagüeño para la izquierda a la izquierda del PSOE, y algo similar parece que puede ocurrir en Canarias si Podemos, Si se puede, Izquierda Unida, Verdes, Reunir, el Drago, y hasta el Pino de Teror si hay algún canarión coñón que le piense hacer la competencia al Drago de Alberto Rodríguez, tendremos en este caso un potaje de jaramagos de gran dimensión.

A mi modesto entender le aconsejaría a Yolanda Diaz que en ves sólo de sumar, que multiplique y haga hasta una raíz cuadrada, que recurra a las variaciones, permutaciones y combinaciones, pero que al final sea la sólida vía de la unidad de la izquierda junto a las otras corrientes existentes por el momento, construir una amalgama potente que pueda gobernar junto al PSOE de Pedro Sánchez que parece presenta una fisonomía muy distinta al de Felipe González y al que pretendía poner en marcha Susana Díaz con la derecha socioliberal del partido. A ver que pasa en 2023.

Etiquetas
stats