Canarias dice que sólo recibirá "migajas" con el impuesto del petróleo

Plataformas petrolíferas en el Puerto de La Luz y de Las Palmas.

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

El Gobierno canario ha reiterado este viernes que las islas "no están en venta, ni siquiera en alquiler", en relación a los ingresos que podría recibir como contrapartida a los sondeos petrolíferos que se desarrollan en su entorno, en virtud de la reforma de la Ley de Hidrocarburos.

Industria crea un impuesto sobre la extracción de petróleo

Industria crea un impuesto sobre la extracción de petróleo

"Se equivocan los que crean que Canarias está en venta, no está ni siquiera en alquiler. El Gobierno canario no admite esa modificación porque no se puede vender el patrimonio natural de las islas", ha aseverado este viernes su portavoz, Martín Marrero, al ser preguntado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno por el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros.

Marrero ha calificado como "auténticas migajas" las cantidades "que se han pregonado últimamente" sobre los beneficios fiscales que reportarían a Canarias las prospecciones petrolíferas.

El portavoz del Ejecutivo ha dicho que los 300 millones de euros que, de acuerdo a algunas estimaciones, ingresaría la comunidad autónoma en 20 años a cuenta de la búsqueda de hidrocarburos cerca de las islas es una cifra "irrisoria" si se compara con el gasto turístico que se registra cada año en el archipiélago, que en 2014 superará los 13.000 millones de euros.

Eso en el plano económico, ha dicho Marrero, quien ha aseverado que lo que "no tiene precio" son los valores medioambientales marinos y terrestres del archipiélago, que, "a día de hoy, corren riesgo a consecuencia de esas prospecciones".

Sobre la vía jurídica que promueve el Ejecutivo canario contra las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno de España, Marrero ha asegurado que el último auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que desestimó la paralización cautelar de los sondeos, sólo ha "reafirmado" al gabinete que preside Paulino Rivero en su rechazo a esta actividad.

"Quienes piensen que por esto vamos a tirar la toalla, se equivocan. Esto es un punto y seguido en un relato bastante largo que ni siquiera está a la mitad de su desarrollo, aunque los mismos que quieren vender Canarias hayan intentado vender ese auto como una resolución definitiva e inapelable", ha referido Marrero.

El portavoz del Ejecutivo canario ha defendido que el fallo del TSJC es "ajustado a derecho, pero no al sentido común", y ha vaticinado que cuando el mismo tribunal se pronuncie sobre el fondo del asunto, es decir, sobre si la licencia dada a Repsol es correcta o no, los sondeos seguramente habrán concluido.

Martín Marrero ha recordado que en el fallo del TSJC hubo un voto particular "contundente" y favorable a la paralización cautelar de los sondeos que solicitaba el Ejecutivo canario, lo que, a su juicio, demuestra que este asunto no está nada claro jurídicamente, tal y como también quedó reflejado en el fallo del Supremo que validó el real decreto que reactivó los permisos concedidos a Repsol en 2001.

El portavoz del Gobierno canario ha agradecido a los senadores baleares del PP que hayan rechazado los sondeos petrolíferos en cualquier parte de España y ha instado a los populares canarios a que expliquen por qué, sin embargo, ellos "defienden el interés particular de Repsol".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats