La portada de mañana
Acceder
España se aferra a la tercera dosis para no aplicar nuevas limitaciones en Navidad
Cómo el sistema educativo falla a las clases bajas frente a las altas
Opinión - Cosas que aguantan, por Esther Palomera

Franquis se compromete a adquirir cerca de 200 viviendas prefabricadas para los afectados por el volcán y solicita suelo para su instalación

Un momento de la reunión.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado este lunes en Santa Cruz de La Palma que su departamento está gestionando la compra e instalación de en torno a 200 viviendas modulares prefabricadas que podrían empezar a instalarse en las próximas semanas para atender a las decenas de familias que se han quedado sin hogar por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. La instalación de estas viviendas provisionales está pendiente de la cesión del suelo necesario por parte de los ayuntamientos más afectados por las coladas de lava del volcán, un trámite que se pretende agilizar con la finalidad de seguir atendiendo la emergencia habitacional que padecen estas familias. 

Franquis realizó este anuncio en una nueva reunión de coordinación para hacer frente a la emergencia habitacional celebrada con el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y con los alcaldes de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez; Los Llanos de Aridane, Noelia García; y El Paso, Sergio Rodríguez, un encuentro en el que se ha planificado la disposición y distribución de esas viviendas, que serán entregadas con carácter provisional, cuando se obtenga el suelo por parte de los ayuntamientos. 

“Hemos planteado a los ayuntamientos y al Cabildo que el Gobierno de Canarias se compromete a la adquisición de en torno a 200 viviendas prefabricadas para instalarlas en las próximas semanas, pero para eso hace falta disponer del suelo necesario”, aseguró el consejero Franquis, “afortunadamente, los tres ayuntamientos nos han comunicado que sí existe la posibilidad de cedernos esos suelos, y le estoy muy agradecido. A partir de ahora entramos en la fase de analizar cada uno de los suelos que se han puesto a disposición del Gobierno inicialmente para ver si es viable esas 200 viviendas prefabricadas en los próximos meses. La Consejería, por nuestra parte, ya ha iniciado el trámite para iniciar la compra de esas viviendas, que tienen una tipología de vivienda de madera que pueden ser de dos o tres dormitorios, y que iremos instalando en los próximos meses al ritmo que vayamos obteniendo esos terrenos de los ayuntamientos”. 

Durante el encuentro, Franquis ha planteado a los regidores locales la propuesta de instalar cerca de 200 viviendas modulares provisionales repartidas en los mismos municipios en los que se produce esta emergencia habitacional, es decir, en Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte y en un suelo disponible en Breña Alta. Además, el consejero confirmó que de los suelos que se han estado evaluando, hay muchas posibilidades de instalar las primeras 30 viviendas modulares en un terreno que se ha comprometido a ceder el Ayuntamiento de El Paso. 

Para agilizar esta actuación el Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) ya se ha puesto en contacto con varias empresas especializadas en este tipo de construcciones. De estos contactos se ha concluido que existe la posibilidad de instalar casas modulares de madera y otras de paneles llamados tipo sándwich (de poliuretano). En ambos casos se está estudiando la opción de comprar las viviendas más grandes, con capacidad para tres dormitorios. Estas viviendas serían desmontadas cuando acabara la emergencia habitacional y trasladadas a otro lugar del Archipiélago donde fueran necesarias. 

Además de estas viviendas prefabricadas el ICAVI cuenta en el municipio de El Paso con 23 viviendas prefabricadas que se liberarán cuando se termine el traslado de las familias que están allí a las nuevas viviendas que se acaban de terminar. A estas se sumarán otras siete también propiedad del Instituto y repartidas por varios municipios de La Palma. 

El consejero Franquis añadió que a estas 200 viviendas se unirán el centenar que se está comprando a través de la empresa pública Visocan para hacer frente a la emergencia habitacional, lo que permitirá a la Consejería disponer de algo más de 300 casas a finales de año o principios del siguiente. El consejero describió que a las 18 primeras viviendas ya compradas por Visocan se sumarán el próximo mes otras 46 en el municipio de Tazacorte y 29 más en Los Llanos de Aridane. 

Por último. Sebastián Franquis anunció que se va a contratar a más trabajadoras sociales para destinarlas al equipo social que la Consejería ha desplegado ya en La Palma para entrevistar a las familias desalojadas y conocer sus necesidades. Se toma esta decisión para agilizar la baremación social a las familias afectadas que realizan estas trabajadoras y empezar a entregar las primeras 18 viviendas ya compradas a los damnificados, con toda probabilidad, a finales de la próxima semana. En este sentido, el consejero regional adelantó que el equipo social desplegado por la Consejería ha detectado ya a 154 familias desalojadas que han perdido su único hogar a causa de la erupción y por tanto, al carecer de un techo alternativo, serán atendidos de manera preferente a la hora de entregar las viviendas que compre el Gobierno para hacer frente a la emergencia habitacional que afecta a La Palma.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats