Borrasca Hermine

Inundaciones y traslados: el impacto de la borrasca Hermine en los campamentos para migrantes de Canarias

Algunas de las 81 personas rescatadas de dos neumáticas en Lanzarote durante la borrasca Hermine

Natalia G. Vargas

Santa Cruz de Tenerife —

0

Dos pateras con un total de 81 personas a bordo sobrevivieron esta noche en la ruta canaria a las lluvias de la tormenta Hermine. Los migrantes, entre los que había cuatro menores, fueron trasladados al puerto de Arrecife. Allí tuvieron que permanecer durante horas, ante la imposibilidad de ser derivados al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Lanzarote. Las carpas de este recurso del Ministerio del Interior quedaron inundadas como consecuencia de la borrasca. ''De nuevo, la improvisación impide el trato digno a las personas migrantes'', ha criticado en un comunicado la Red ciudadana de solidaridad con las personas migrantes en Lanzarote.

El Consejo de Ministros desbloquea el campamento de atención temporal para migrantes de Lanzarote

El Consejo de Ministros desbloquea el campamento de atención temporal para migrantes de Lanzarote

La Delegación del Gobierno en Canarias ha explicado a esta redacción que todos los migrantes han sido derivados a Fuerteventura, mientras continúan los trabajos en el CATE de Arrecife ''para que esté operativo lo antes posible''.

Por su parte, la red de apoyo a migrantes de la isla lamenta que ''las alertas por mal tiempo'' no tengan las mismas consecuencias para todas las personas. ''Mientras las actividades al aire libre quedaban canceladas en el conjunto de las Islas Canarias, las personas llegadas a Lanzarote en las embarcaciones rescatadas la noche del 25 al 26 de septiembre tuvieron que pasar varias horas en el muelle de La Cebolla, a la intemperie''.

''Ni los avisos meteorológicos ni el sentido común bastaron para anticipar la inundación de las instalaciones del CATE tras más de 30 horas de precipitaciones casi ininterrumpidas. Máxime cuando el dispositivo se encuentra amurallado“, añade el comunicado.

Según los activistas, ha ''imperado la improvisación ante dos hechos que podrían haberse anticipado'' porque las instalaciones ''no cumplen con las condiciones mínimas para recibir personas''. En esta línea, la Red ha asegurado que en Lanzarote hay otras instalaciones que pueden ser utilizadas para acoger migrantes ''sin vulnerar la dignidad de las personas migrantes'' como polideportivos, centros socioculturales o plazas hoteleras.

En marzo de 2022, durante la borrasca Celia, el Partido Popular también denunció que el CATE se había convertido ''en una laguna de agua''.

La falta de acuerdo político mantuvo inutilizado el CATE durante meses. El Ayuntamiento de Arrecife rechazaba la apertura en su municipio de este espacio dedicado a la filiación de los migrantes. Para justificar su negativa, la corporación aseguraba que Interior no contaba con los permisos suficientes. El 1 de febrero de 2022, el Gobierno de España dejó de necesitar la aprobación de Arrecife para poner en funcionamiento el CATE. El Consejo de Ministros desbloqueó el establecimiento al declararlo de interés general.

El campamento policial abrió como alternativa a la nave industrial que cumplía esa función hasta entonces. El Defensor del Pueblo, después de una visita, ordenó su cierre al no cumplir con las condiciones mínimas de higiene y de habitabilidad.

Derivaciones en Tenerife

En Tenerife, los usuarios del campamento de Las Raíces, el recurso de acogida con mayor capacidad de Canarias, fueron derivados desde el sábado al campamento de Las Canteras, en la misma isla. ''Con motivo del temporal, pusimos en marcha desde el sábado una planificación para asegurar el bienestar de las personas acogidas'', han explicado a este periódico fuentes de Accem, la ONG contratada para gestionar este recurso.

De las 790 personas que había en el centro, 500 fueron trasladadas a Las Canteras en ocho guaguas y en compañía de un equipo de la organización. Los migrantes que se quedaron en Las Raíces fueron trasladadas todas a los edificios del recinto. ''Nadie ha dormido en carpas, en ninguno de los dos dispositivos'', han aclarado desde Accem. ''También nos coordinamos con las empresas con las que trabajamos para tener agua, catering, seguridad y limpieza en ambos dispositivos. No se han registrado daños en los recursos'', han apuntado estas fuentes.

En 2021, fueron varias las ocasiones en las que los temporales inundaron las carpas de este campamento con capacidad para 2.000 personas. El primer episodio tuvo lugar el mismo día de su apertura, el 5 de febrero del año pasado. Este centro, instalado de emergencia para hacer frente a la llegada de más de 23.000 personas en pateras y cayucos en los últimos meses de 2020, abrió sus puertas en plena alerta por nieve y en una jornada con fuertes lluvias.

En noviembre del año pasado, tres vídeos grabados por los usuarios de Las Raíces evidenciaron otra inundación en las carpas por el temporal. “Así nos hemos levantado. Mirad cómo estamos. Ayer no pudimos dormir. Llueve todo el día y tenemos problemas porque la lluvia entra en la tienda de campaña. La gente se ha tenido que cambiar de carpa. Verdaderamente no estamos bien aquí, estamos enormemente cansados”, se escuchaba en el vídeo en francés.

En cuanto al recurso de acogida que gestiona Accem en Lanzarote, la ONG explica que ''no son campamentos'' por lo que las 60 personas allí acogidas durmieron bajo techo sin que fuera necesaria ninguna planificación de emergencia para ellas.

En este momento, el avión Sasemar 103 está intentando encontrar a dos embarcaciones, según ha adelantado Efe. Una de ellas procede de Tan Tan y viaja con cuarenta personas a bordo. De la otra aún no hay datos.

Etiquetas
stats