Ruta migratoria canaria

Lanzarote y sus eternas dificultades para gestionar la llegada de pateras: aumentan los rescates pero los recursos se estancan

Imagen de archivo de un grupo de personas rescatadas en Lanzarote este fin de semana

Cinco días, 700 supervivientes y ocho muertes. La ruta migratoria hacia Canarias ha vivido en las últimas horas un nuevo pico de llegadas y también de fallecimientos. Una de las últimas víctimas ha sido un niño de tres años que llegó a Lanzarote el viernes en parada cardiorrespiratoria después de que su patera volcara en medio del mar. Lanzarote ha sido el destino de la mayoría de las personas rescatadas en el agua este fin de semana y, en los últimos meses, se ha posicionado como la segunda isla donde se contabilizan más llegadas, solo después de Gran Canaria. Aunque hace más de un año desde que el flujo hacia esta isla se intensificó, este repunte ha vuelto a dejar al límite los recursos de primera atención.

El Defensor del Pueblo pide el cierre inmediato de la nave para migrantes de Lanzarote por su insalubridad

El Defensor del Pueblo pide el cierre inmediato de la nave para migrantes de Lanzarote por su insalubridad

El viernes fueron localizadas 392 personas. Todas ellas, salvo las que requirieron ingreso hospitalario, pasaron la noche en el CATE (Centro de Atención Temporal de Extranjeros) de Arrecife, según informó Cruz Roja a este periódico, aunque la capacidad de este recurso no supera las 200 plazas. La saturación del recurso, situado frente a la comisaría de Policía Nacional de la capital lanzaroteña, ha empujado a las administraciones a derivar a las personas recién llegadas a otras islas.

La Delegación del Gobierno en Canarias no ha respondido sobre el número de personas que hay actualmente en el CATE de Arrecife. Sin embargo, ha asegurado a este periódico que “no está al máximo de ocupación”. “Se han producido traslados de migrantes a recursos del Ministerio de Inclusión en otras islas”, añaden desde la Delegación. Así, los perfiles más vulnerables han sido trasladados a centros de protección para recibir una asistencia especializada. Ante el cambio de rumbo de la ruta hacia Lanzarote en 2021, el Ministerio de Migraciones sí ha instalado en la isla un campamento gestionado por Accem.

La congestión de las carpas del CATE obligó el domingo a derivar a una Fuerteventura una embarcación localizada en alta mar. Ese día llegaron a la isla majorera 102 migrantes en dos barcazas. En la primera había 61 personas. Entre ellas, ocho bebés. En la segunda, 41 supervivientes. Este lunes, Salvamento también rescató a 44 personas cerca de Fuerteventura. En la patera había tres fallecidos.

La falta de recursos suficientes y dignos en Lanzarote no es un problema nuevo. Ya en noviembre de 2021 el Ministerio del Interior tuvo que cerrar una nave industrial habilitada como CATE por su “insalubridad”. El Defensor del Pueblo pidió al área de Fernando Grande-Marlaska que precintara “de inmediato” este recinto por “no cumplir las condiciones mínimas de habitabilidad y salubridad para garantizar la protección de la salud, higiene e intimidad de los detenidos, ni unos estándares dignos para llevar a cabo su detención durante 72 horas”. 

El Defensor del Pueblo sacó estas conclusiones después de una visita realizada sin previo aviso el 7 de noviembre a este establecimiento, situado junto a la depuradora de aguas residuales de Arrecife. Por esta nave precaria pasaron entre septiembre de 2021 hasta el 14 de enero de este año 385 mujeres y 294 menores. Según la información que dio la Dirección General de la Policía al Defensor del Pueblo, el máximo de personas hacinadas en esta instalación fue de 532 migrantes. 

Una vez cerrada esta nave, el Ministerio del Interior optó por instalar un CATE móvil formado por carpas y con capacidad para 200 personas. El presupuesto utilizado para crear este centro sale de una partida de 13,5 millones de euros que la Unión Europea dio a Interior para “reforzar la atención policial a los supervivientes de la ruta canaria”.

Lanzarote también era conocida como la isla donde más pateras llegaban a tierra por sus propios medios. Este peligroso récord suponía un riesgo para los migrantes ya que las embarcaciones, al no ser vistas por ningún radar, pasaban más tiempo a la deriva. En los últimos días, la mayoría de las barcazas han sido rescatadas por Salvamento Marítimo. En solo tres ocasiones, los supervivientes llegaron por sus propios medios.

Una de las pateras llegó con 36 personas a la playa de las Cocinitas, en Haría. Otra arribó a Los Cocoteros, en Costa Teguise. La tercera de ellas alcanzó la playa de El Reducto, en Arrecife.

Más de 20 muertes en cinco días

En solo cinco días se han contabilizado al menos 20 muertes entre la costa africana y Canarias. El domingo fueron localizados tres cadáveres en una embarcación en Fuerteventura. Ese mismo día, en el Hospital Insular Materno Infantil de Gran Canaria, falleció el menor rescatado de madrugada cerca de Lanzarote. Su neumática volcó y en el agua también perdió la vida una niña de siete años, tal y como contó su madre al llegar a tierra.

Este martes, al menos 18 personas murieron en el naufragio de la embarcación en la que intentaban llegar a Canarias. La portavoz del colectivo Caminando Fronteras, Helena Maleno, alertó de que la tragedia se produjo en la ciudad costera de Tarfaya, en el sur de Marruecos. Entre los migrantes muertos, había siete mujeres y un bebé. Según Maleno, los ocupantes de la patera vivieron ''ocho horas de agonía esperando un rescate''.

De este modo, en lo que va de año han muerto más de 820 personas en la ruta migratoria hacia las Islas. Según el último monitoreo del colectivo Caminando Fronteras, el 82% de los fallecimientos por vía marítima hacia España (978) se han producido en este trayecto.

''Señor presidente, estaría bien aprovechar su estancia en Lanzarote para conocer la realidad de las personas refugiadas africanas que han llegado en patera a la isla estos días'', exigió la activista Helena Maleno a Pedro Sánchez.

El presidente ha hecho este martes un paréntesis en sus vacaciones para visitar La Palma por décima vez desde que entró en erupción el volcán de Cumbre Vieja. Allí ha lamentado ''profundamente'' los últimos fallecimientos en aguas canarias y se ha solidarizado con las familias afectadas. ''Las tragedias en la inmigración se inician a miles de kilómetros de nuestras costas'', ha apuntado. Las razones son ''la falta de libertad, de oportunidades, la persecución o incluso por efecto del cambio climático. Por eso piden asilo''.

Por otra parte, Sánchez ha insistido en que ''hay que celebrar'' la ''senda descendente'' en la llegada de migrantes en comparación con el año pasado. Sin embargo, según las últimas cifras publicadas por el Ministerio del Interior, que corresponden con las llegadas entre el 1 de enero y el 30 de junio, las llegadas a Canarias han aumentado un 25% en 2022 respecto a 2021.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats