Dimite la consejera de Educación de Canarias tras el estallido de una crisis interna en pleno estado de alarma

La Consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, María José Guerra Palmero.

La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, María José Guerra, ha dimitido este lunes por la mañana tras el estallido de una crisis interna en su área en pleno estado de alarma. Su cese a voluntad propia se produce después de que lo hiciera este fin de semana una de las personas de máxima confianza de su equipo, el director general de Ordenación, Innovación y Calidad en Canarias, Gregorio Cabrera. Guerra llevaba todo el fin de semana en contacto con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y finalmente ha cesado después de que se incrementara la petición de que fuera destituida por parte de diversos colectivos.

María José Guerra, tras su dimisión: "Las tensiones no han sido el mejor caldo de cultivo para tomar decisiones en Educación"

María José Guerra, tras su dimisión: "Las tensiones no han sido el mejor caldo de cultivo para tomar decisiones en Educación"

El cargo de consejero de Educación será ocupado de forma provisional por José Antonio Valbuena, actual consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias. Se trata de la segunda consejería desmantelada en plena crisis del coronavirus en Canarias, la comunidad con menos fallecidos y contagiados en esta pandemia en relación a su volumen de habitantes ya que a finales de marzo fue destituida la entonces consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval.

Después de la dimisión del director general de Ordenación, Innovación y Calidad "y en vista de que ayer por la tarde había una especie de cascada pidiendo mi dimisión, pues lo que he hecho ha sido hablar con el presidente del Gobierno y pedir mi cese", ha asegurado María José Guerra en un vídeo difundido a los medios. La consejera además ha subrayado en Radio Club Tenerife que desconocía que Gregorio Cabrera iba a dejar su cargo, una petición que realizó por registro de entrada el sábado por la noche y que le llegó por un mensaje que la dejó "muy desconcertada". Tras este movimiento en la Consejería, la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Canarias, integrada en CEAPA (la asociación nacional) pidió rápidamente la cabeza de la consejera este domingo por la tarde. Un día antes, había pedido también su dimisión el sindicato CCOO.

Desde la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes habían explicado el pasado viernes que este lunes serían publicadas las instrucciones para afrontar el fin de curso escolar, un documento por el que la consejera había sido criticada por sus retrasos. "La orden estaba ya redactada y la iba a firmar", afirma Guerra en un vídeo difundido este lunes explicando los motivos de su dimisión. Y es que, "las tensiones desatadas en esta desescalada no han sido el mejor caldo de cultivo para que se pudieran tomar decisiones", insistió.

Era conocido que el alumnado de las etapas finales como cuarto de ESO, sexto de Primaria o segundo de Bachillerato podrán volver a las aulas para clases de refuerzo ese mes y que la vuelta del profesorado sería de carácter voluntario. Para ello, se estaba realizando una encuesta al profesorado de Canarias (una plantilla envejecida) para conocer quiénes estaban en disposición y en condiciones de regresar a las aulas.

La crisis en Educación era patente desde hacía meses pero se ha evidenciado durante el estado de alarma y especialmente cuando había que diseñar el plan de desescalada de los centros educativos. Los sindicatos se quejaron de que para la primera de las instrucciones de la consejera, a finales del mes de abril, no se había contado con la opinión de la comunidad educativa. La intención de Guerra siempre fue la de volver a las aulas de manera escalonada este fin de curso, pero para su diseño mantuvo varias reuniones con los miembros de sindicatos, padres y madres o directores y directoras. "Hemos tomado unas decisiones prudenciales, no se pueden abrir los centros educativos de golpe", insistió la ya exconsejera.

Sobre esta desescalada educativa habló este mismo domingo en su rueda de prensa el presidente de Canarias, que volvió a confirmar que, a pesar que desde este lunes se pueden reanudar clases en los centros educativos, al haber pasado toda Canarias a la fase dos del Plan de Desescalada, el alumnado volverá para esas clases de refuerzo a partir del 1 de junio, pero solo aquel que cambie de etapa educativa.

Para el presidente de Canarias, profesor de Secundaria de profesión, la Educación es uno de los pilares claves de su Gobierno y no se podía permitir flaquear en uno de los puntos que quería priorizar en este mandato. Cuando destituyó a la consejera de Sanidad aseguró que no le iba a "temblar el pulso" y, por entonces, ya eran evidentes las discrepancias en la Consejería de Educación. Torres además solicitó este domingo al presidente Pedro Sánchez que se celebre una reunión de presidentes autonómicos centrada en Educación, con el objetivo de que todas las comunidades unifiquen criterios de cara a la planificación del nuevo curso.

A lo largo de la mañana se han ido sumando muestras de apoyo por parte de políticos y de agradecimientos a la gestión de la consejera. A las palabras del presidente de Canarias en su cuenta de Twitter, se le sumó la del viceconsejero de Cultura, Juan Márquez: "Ha sido un honor trabajar a su lado y le deseo todo lo mejor".

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2020 - 10:54 h

Descubre nuestras apps

stats