Canarias respalda el plan de Sanidad para contener la COVID-19 con sus municipios lejos de los umbrales de riesgo extremo

Médicos de la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del Hospital Universitario de Canarias atienden a un paciente infectado por COVID-19

El Gobierno canario ha respaldado este miércoles en el Consejo Interterritorial de Sanidad la propuesta presentada por el Ministerio de Sanidad para contener la propagación del coronavirus a través de criterios homogéneos para todo el territorio nacional, un plan que se ha topado con la oposición de cinco comunidades autónomas, entre ellas Madrid y Catalunya. Los grandes municipios del Archipiélago se sitúan por ahora lejos de los umbrales de "riesgo extremo" fijados por el Ministerio de Sanidad para decretar las medidas restrictivas contempladas en la denominada “declaración de actuaciones coordinadas”, una orden que se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en los próximos días, según ha anunciado Salvador Illa.

Trujillo acusa a Madrid y otras autonomías lideradas por el PP de "contaminar" la cooperación entre comunidades

Trujillo acusa a Madrid y otras autonomías lideradas por el PP de "contaminar" la cooperación entre comunidades

El documento aprobado impone una serie de limitaciones en aquellas localidades con poblaciones que superen los 100.000 habitantes y que cumplan otros tres criterios: superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días, tener un índice de ocupación de pacientes con coronavirus en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de la comunidad autónoma por encima del 35%, y una tasa de positividad (porcentaje de casos confirmados sobre el total de pruebas PCR realizadas durante un periodo de dos semanas) mayor del 10%.

Según los últimos datos del Instituto Canario de Estadística (ISTAC), correspondientes a 2019, en el Archipiélago son cuatro los municipios que superan los 100.000 habitantes: Las Palmas de Gran Canaria (379.925), Santa Cruz de Tenerife (207.312), San Cristóbal de La Laguna (157.503) y Telde (102.647). De ellos, la capital grancanaria sigue siendo la que registra una mayor incidencia de la COVID-19, con 260 casos por 100.000 habitantes a 28 de septiembre, lo que la sitúa como una de las zonas con “alto riesgo de transmisión descontrolada”, según el documento aprobado por el Ministerio de Sanidad, que recomienda no “esperar” a llegar al umbral de 500, una situación “extrema” de “enorme gravedad de propagación de la enfermedad” y garantizar “un alto nivel de capacidad de detección” de la enfermedad y su control.

Sin embargo, la curva de incidencia acumulada en Las Palmas de Gran Canaria muestra una notable tendencia a la baja desde principios del mes de septiembre, dos semanas después de que se impusieran una serie de restricciones, entre ellas la prohibición del ocio nocturno, en las islas más castigadas durante esta segunda ola de la pandemia. La capital registró su pico de incidencia el 6 de septiembre, fecha en la que llegó a acumular 606 casos por 100.000 habitantes, un indicador que ahora habría obligado a restringir la entrada y salida del municipio (salvo por causas de fuerza mayor, como laborales, sanitarias, de cuidados o educativas), reducir a seis el número máximo de personas que se pueden reunir tanto en la vía pública como en espacios privados (una limitación que no se aplica a los convivientes), cerrar las zonas de columpios y toboganes en los parques infantiles, reducir los aforos en establecimientos o adelantar la hora de cierre en comercios, bares y restaurantes.

El pasado 15 de septiembre fue el último día en que se superó el umbral de los 500 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes en Las Palmas de Gran Canaria. Desde esa fecha, la tasa cayó hasta los 367 el 21 de septiembre y, posteriormente, hasta los 260 actuales. La media diaria de nuevos contagios en la última semana se sitúa en torno a los 66. Para llegar a los niveles fijados por Sanidad como límite para imponer las restricciones, la capital tendría que registrar alrededor de 135 cada día.

La evolución en Santa Cruz de Tenerife es opuesta. Este municipio ha experimentado en los últimos catorce días un incremento de la incidencia del coronavirus y ya ha superado los 200 casos por 100.000 habitantes. En concreto, 205, veinte más que hace una semana y 75 más que hace dos. La curva, en cualquier caso, tiende a estabilizarse en estas últimas fechas en la capital de la isla que sufrió con más virulencia el embate de la COVID-19 en la primera oleada y que sigue registrando, con 127 de un total de 233, el mayor número de fallecimientos por esta enfermedad en el Archipiélago.

Los otros dos mayores municipios de Canarias, La Laguna y Telde, se sitúan en unos marcadores aún más lejanos. La Ciudad de los Adelantados suma 141 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, con una ligera tendencia al alza en la curva, mientras que Telde acumula tan solo 30 tras experimentar una notable bajada desde el día 7, en el que superó los 100 casos.

En cuanto a otro de los criterios estipulados en esas directrices de criterios homogéneos para todas las comunidades autónomas, el índice de ocupación de las camas de UCI, en estos momentos permanecen ingresados en las unidades de críticos de los hospitales de las islas 63 pacientes con COVID-19, lo que representa el 15,6% de la capacidad asistencial que contabiliza el Ministerio de Sanidad para el Archipiélago, con un total de 402 plazas (todas con respirador). La Consejería de Sanidad eleva la cifra hasta los 477, ya que incluye 75 sin respirador. Si se toma como referencia solo los dos hospitales públicos de Gran Canaria, los más tensionados del Archipiélago tras el repunte del verano, la ocupación se sitúa en torno al 26% (37 de 140). Cabe recordar que a la hora de calcular estas dotaciones no se computan solo las camas habituales en las unidades de Medicina Intensiva, sino que también se tienen en cuenta todas aquellas plazas que se pueden habilitar como tal en otras áreas de los complejos, como quirófanos o zonas de reanimación y recuperación postanestésica.

Las Islas tampoco superan el tercer umbral fijado para imponer las restricciones en los municipios, la tasa de positividad. Según datos extraídos del portal COVID del Gobierno de Canarias, en el Archipiélago se han realizado en las últimas dos semanas en torno a las 57.300 pruebas PCR en las que se han detectado un total de 3.030 positivos, lo que implica que el índice se sitúa sobre el 5,3%, lejos aún del 10% establecido por Sanidad en ese documento.

La propuesta presentada por el Ministerio de Sanidad a las comunidades incluía once medidas restrictivas y dos recomendaciones generales: evitar los desplazamientos innecesarios y disponer de planes de actuación para los municipios de menos de 100.000 habitantes que cumplan los otros tres requisitos. Además, quedarán excluidos de estas limitaciones aquellas localidades en las que el 90% de los casos detectados están asociados a brotes no familiares “perfectamente identificados”. 

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2020 - 21:16 h

Descubre nuestras apps

stats