La Federación de AMPAS de Gran Canaria afea las “contradicciones” de Educación al cambiar la fecha para volver a clase tras Navidad

Alumnado a las puertas de un colegio de Tenerife. EFE

La Federación de asociaciones de AMPAS de Gran Canaria, FAPA Galdós, ha reprochado este miércoles a Educación la “sensación de improvisación” con la que se quedan las familias con respecto al cambio de fecha para volver a clase tras las vacaciones de Navidad. Este martes, la Consejería anunció que retrasaría la vuelta a clases de alumnado y profesorado del 8 de enero (como estaba previsto inicialmente en el calendario escolar) al lunes 11. La comunicación que llegó a los centros, en un principio apuntaba a razones epidemiológicas, aunque más tarde se aseguró que se había decidido este cambio de día porque así lo habían solicitado algunos centros y para homogeneizar esta decisión que ya habían tomado otras comunidades autónomas.

La vuelta a clase tras las vacaciones de Navidad se retrasa en Canarias al 11 de enero

La vuelta a clase tras las vacaciones de Navidad se retrasa en Canarias al 11 de enero

Sergio de la Fe, portavoz de FAPA Galdós, afea las “contradicciones” con esta explicación en el último día de clases antes de las vacaciones de Navidad y señala que la Consejería ha tenido “falta de sensibilidad”. “Nos pasó con las pruebas PCR, que se informó horas antes” y ahora considera que vuelve a ocurrir, lo que asegura que no da tranquilidad a las familias. “La primera noticia que tuvimos sobre este cambio fue a las 15.00 de la tarde”, momento en el que asegura que las familias empezaron a preguntar ya que no disponían de una comunicación oficial, que llegó posteriormente. 

Así mismo, recuerda que el curso escolar se retrasó este año una semana por la adaptación de los centros a los protocolos anticovid. “¿Los alumnos y alumnas recuperarán esos días?”, ¿se prolongará el curso escolar?”, se cuestiona. Sergio de la Fe añade que los datos educativos de Canarias no son los mejores y que el alumnado y el profesorado ha pasado un trimestre muy difícil. “No olvidemos que los resultados no son precisamente los mejores del país, como para que además estemos retrayendo los días”, insiste. 

Sobre el hecho de que la Consejería pueda excusarse en los datos epidemiológicos para atrasar la fecha de vuelta a clases, recuerda que la incidencia ha sido muy baja en los centros educativos, “gracias al esfuerzo de las familias y de la comunidad educativa en general”, apunta. De hecho, los contagios en estos espacios han oscilado entre el 0,1% y el 0,4% del alumnado y profesorado. Además, aclara que el calendario académico fue refrendado por el Consejo Escolar en su momento y añade que, aunque haya familias a las que el cambio les viene bien hay otras a las que no, en especial en estos momentos en los que no se puede contar con los abuelos y en medio de esta situación de pandemia. 

En cuanto al balance de este primer trimestre, apunta que por un lado es positivo debido a esa baja incidencia del virus en las aulas, pero por otro lado añade que sí que a las familias les preocupa que persiste la “falta de recursos en algunos centros, descoordinación y falta de un plan telemático”, ya que hay alumnado que aún no ha podido acudir a las aulas por ser vulnerable al COVID. Por ello, de cara al segundo trimestre considera primordial que haya un plan más sólido para esas familias vulnerables al COVID y que se cuente más con las familias en la mesa de negociación. 

El portavoz de la federación Galdós también recuerda que existe incertidumbre de cara a la vuelta a clases ya que se esperan fechas de encuentros navideños en los que se apela a la responsabilidad individual, por lo que señala que la situación epidemiológica delicada que se vive en Tenerife se puede replicar en Gran Canaria. 

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats