Gran Canaria amanece con más nieve y el Cabildo amplía el cierre de los accesos a la cumbre

Nieve en la cumbre de Gran Canaria

Europa Press

Las Palmas de Gran Canaria —

La cumbre de Gran Canaria amaneció este sábado aún más nevada tras una noche de nieve, lluvia y granizo, por lo que está cerrada por los cuatro puntos cardinales por la peligrosidad de la conducción.

Según informa el Cabildo, quien así lo decida puede entrar andando, aunque el día estará totalmente desapacible, lluvioso y ventoso, si bien las personas que suban sin esperar a la mejora de las condiciones del tiempo crearán atascos.

Además, dificultarán las labores del personal de Protección Civil, Guardia Civil, policías locales y del Cabildo, que insiste en apelar a la responsabilidad ciudadana para que desista de subir hasta que se despeje y se organice un circuito para acceder con seguridad.

Por su parte, el personal de Emergencias del Cabildo ha pasado la noche pendiente de la situación, así como los equipos de Carretera, que recorren la red viaria del centro en una constante lucha contra los cierres por desprendimientos, con algunas rocas caídas, y otras incidencias menores que si no son atendidas suman nuevas vías a las que ya están fuera de uso por las heladas.

La cumbre está cerrada por todas sus subidas: Cazadores, Las Rosas (con refuerzo en Las Lagunetas y Camaretas), el cruce de Ariñez, Cueva Corcho, el cruce de Fontanales, Pinos de Gáldar y el cruce de Juncalillo, además de las dos subidas desde Tejeda.

De todas formas, la prioridad del Cabildo en este momento es abrir paso a los vecinos afectados, ya que al cierre de la cumbre que no afecta a viviendas se suma otra franja que aísla población con distintas necesidades, como un vecino que ha sido dado de alta en el hospital, entre otros.

Estas vías vitales para los vecinos son la de Tejeda-Artenara, Tejeda-Tunte, Artenara-Valleseco, y Valleseco-San Mateo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats