Gran Canaria destina 200.000 euros a clases de refuerzo para el alumnado más vulnerable ante los efectos educativos de la COVID-19

Un aula vacía, en un centro escolar

El Cabildo de Gran Canaria destina 200.000 euros al refuerzo escolar del alumnado de Primaria y Secundaria más vulnerable ante los efectos educativos producido por la COVID-19, según ha indicado en una nota de prensa.Se trata de una subvención destinada a los ayuntamientos que se enmarca en las medidas habilitadas para minimizar el impacto social y económico de la pandemia en la isla.

Los centros educativos, en coordinación con los ayuntamientos, se encargarán de seleccionar al alumnado, pues el profesorado conoce las necesidades de atención especial, ya que en muchos casos derivan de una realidad económica familiar que les ha impedido el acceso a medios digitales y recursos educativos de pago para afrontar las consecuencias de la educación a distancia derivada de la suspensión de las clases, ha explicado la Corporación.

La cuantía aportada por el Cabildo, que puede ser complementada por cada ayuntamiento, permitirá contratar un servicio de apoyo escolar integrado por equipos de tres personas -una titulada en magisterio, una licenciada en ciencias y otra más en lengua-, para impartir clases a grupos de máximo 12 alumnos durante un trimestre completo en sesiones que podrán desarrollarse tanto en los propios centros educativos como en espacios que designen los municipios. 

Las bases de la convocatoria, abierta a todos los municipios hasta el 30 de septiembre, establecen como preferencia la atención al alumnado de quinto y sexto de Educación Primaria.

La subvención se puede utilizar hasta el 31 de mayo de 2021, con lo que la Institución insular otorga un amplio margen para organizar los grupos y adaptar contenidos para obtener el máximo beneficio de esta “medida fundamental para apoyar a la comunidad educativa y a las familias de Gran Canaria para paliar las consecuencias de esta crisis y que ningún alumno o alumna se quede atrás”, subrayó la consejera de Educación y Juventud del Cabildo, Olaia Morán.

El Cabildo destaca que la situación de emergencia sanitaria "complica aún más el complejo equilibrio de la comunidad educativa de Canarias en general y la de Gran Canaria en particular", lo que requiere de iniciativas públicas como la activada por la Institución insular "para ponerse al lado de las familias y el profesorado justo cuando las aulas retoman la actividad presencial en este curso que nace marcado por la COVID-19".

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 11:50 h

Descubre nuestras apps

stats